// Archivos del autor/a

Robert Fisk

Robert Fisk ha escrito 4 entradas por Stolpkin.net

[Medio Oriente] Ecos de la visita de Ahmadinejad

Por: Robert Fisk

Mientras Occidente reaccionaba con predecible horror a la visita del presidente iraní Mahmud Ahmadinejad a Líbano –Barack Obama la llamó provocadora”, en tanto que Israel afirmó que su vecino del norte es hoy “un bastión del terrorismo regional”–, poco reparó en que los iraníes firmaron un paquete de cuantiosos acuerdos de energía, exploración petrolera y económicos con Líbano. Se incluyó una carta de crédito por 471 millones de dólares para comenzar a financiar nuevos proyectos, entre los cuales tal vez estarían dos nuevas estaciones eléctricas y un nuevo enlace de electricidad entre las dos naciones a través de Turquía.

En la superficie, es fácil ver en esto otro intento iraní por dominar Líbano mediante el petróleo y la electricidad, y en la aceptación libanesa un signo de sumisión. Se cree que Líbano contiene considerables reservas de petróleo frente a la ciudad norteña de Trípoli, las cuales Irán sugirió que podría explorar, y probablemente existan otros campos más al sur, cerca de Israel. Sin duda los libaneses, que en algunas regiones sufren cortes eléctricos de ocho horas al día, están dispuestos a asignar más de mil 500 millones de dólares al proyecto eléctrico, junto con 2 mil 300 millones más del sector privado y otros 940 millones de naciones donadoras, sobre todo occidentales.

Israel se introdujo a EU sin ser visto

Por: Robert Fisk

La muerte de cinco soldados israelíes al estrellarse un helicóptero en Rumania apenas y llegó a ser un titular. Esto ocurrió durante ejercicios conjuntos de las fuentes israelíes y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Bueno, eso está bien. Ahora imagínense la muerte de cinco combatientes de Hamas al estrellarse un helicóptero en Rumania; todavía estaríamos investigando esto como un extraordinario fenómeno. Nótese que no comparo a Israel con Hamas. Israel es un país que justificadamente asesinó a más de mil 300 palestinos (300 de ellos niños) hace 19 meses, mientras los violentos y sedientos de sangre terroristas de Hamas mataron a 13 israelíes (tres de ellos soldados que en realidad se dispararon uno a otro por error).

Pero existe un paralelismo. El juez Richard Goldstone, eminente juez sudafricano, decidió que la investigación que realizó para la Organización de Naciones Unidas que contiene en 575 páginas el baño de sangre de Gaza, asegura que ambas partes cometieron crímenes de guerra. Desde luego, estadunidenses defensores de Israel lo llamaron “malvado” y siete estados de la unión rechazaron su reporte. Por lo tanto, nos asalta la pregunta: ¿Qué hace la OTAN practicando sus juegos bélicos con un ejército acusado de crímenes de guerra?

Lenguaje bélico, la nueva propaganda

Por: Robert Fisk

¿Sabéis que es lo último en semántica? El periodismo e Israel vuelven a estar enamorados. Es terror islámico, terror turco, terror de Hamás, terror de Yihad Islámico, terror de Hizbulá, terror activista, guerra contra el terror, terror palestino, terror musulmán, terror iraní, terror sirio, terror antisemita… Pero soy injusto con los israelíes. Su léxico, y el de la Casa Blanca –casi siempre– y el de nuestros periodistas, es el mismo. Sí, seamos justos con los israelíes. Su léxico es:

Terror, terror, terror, terror, terror, terror, terror, terror, terror, terror, terror, terror, terror, terror, terror, terror, terror, terror, terror, terror.

Nuestros políticos son demasiado endebles, demasiado cobardes para tomar decisiones que salven vidas

¿Ha perdido Israel su dominio en Medio Oriente? ¿Será posible que la guerra de Gaza de 2008-09 (mil 300 muertos), la guerra de Líbano en 2006 (mil 6 muertos) y todas las demás guerras, y ahora la matanza de ayer, signifiquen que el mundo ya no lo aceptará?

No contengan el aliento.

Basta leer la timorata declaración de la Casa Blanca: el gobierno de Obama trabaja para entender las circunstancias que rodean a la tragedia. Ni una sola palabra de condena. Eso es todo. Diecinueve muertos. Apenas una estadística más que añadir a la cuenta de Medio Oriente.