// Archivos del autor/a

Dax Toscano Segovia

Diógenes Alejandro Xenos Toscano

Profesor

Dax Toscano Segovia ha escrito 5 entradas por Stolpkin.net

Comandante Alfonso Cano: la construcción de la Nueva Colombia no se detendrá

Por: Dax Toscano

Nos han propinado un duro golpe. Para la oligarquía colombiana y el imperialismo, se trata de una contundente victoria militar.

Ellos miden sus éxitos así. Son sus trofeos de guerra y las y los revolucionarios muertos, sus presas que deben ser exhibidas sin ningún reparo. De verdad, son morbosos, cínicos, asquerosos. Sus sonrisas macabras, de muñecos pervertidos, que se regocijan con la sangre del pueblo, atestigua la calaña humana que tienen.

Para nosotros, más allá de tratarse de un golpe y un revés militar muy duro, constituye, ante todo, un momento doloroso por la pérdida de un camarada, un hermano, un amigo, un conductor revolucionario. Realmente será muy difícil asimilar la realidad de no poder contar con tu presencia física, con tus ideas Comandante Alfonso Cano.

La “insurrección popular” de la Policía ecuatoriana

Por: Dax Toscano Segovia

¿Levantamiento popular? ¿Intentona golpista? ¿Autogolpe? ¿Show mediático? ¿Qué aconteció el 30 de septiembre de 2010 en Ecuador?

Los pronunciamientos han sido diversos y desde distintas posiciones, si bien muchas de ellas coinciden.

Lucio y Gilmar Gutiérrez, dirigentes de Sociedad Patriótica, han señalado que la responsabilidad de los hechos la tiene Correa por su actitud prepotente y autoritaria. De igual manera han expresado que en el pueblo hay descontento frente a la situación generada por sus políticas. Ellos, sin embargo, al igual que sus partidarios, han deslindado responsabilidades frente a lo sucedido. No obstante, la presencia de Fidel Araujo (militante de la agrupación política de Gutiérrez y asesor del ex-presidente) en el Regimiento Quito No. 1, así como las declaraciones del propio Lucio y de su abogado Pablo Guerrero, quienes manifestaron que se debía disolver la Asamblea Nacional y que Correa debía renunciar, ponen en evidencia las verdaderas intenciones políticas de estos personajes.

Por su parte, el Partido Marxista-Leninista (PCMLE-estalinista), así como las organizaciones vinculadas a esta agrupación (MPD, FEUE), han expresado que lo que sucedió aquel día en el país fue una “insurrección popular” liderada por policías y un sector minoritario del ejército y la aviación ante las políticas de corte neoliberal llevadas adelante por el régimen de Correa, que ha conculcado sus legítimos derechos. Dirigentes del MPD, como Luis Villacís, expresaron públicamente su apoyo a la acción de los policías.

El Movimiento Pachakutik también se pronunció en defensa de la protesta policial.

Comandante Jorge Briceño: ¡No has muerto, estás en medio de la pólvora, de pie!

Por: Dax Toscano

Las bestias de Sodoma y Gomorra se revuelcan de felicidad en los charcos de sangre generados por los bombardeos criminales perpetrados contra la insurgencia fariana. Los golpes han sido duros para las y los combatientes de las FARC-EP. El asesinato de los comandantes Domingo Biojó y Jorge Briceño, así como posiblemente de Lucero Palmera, compañera de Simón Trinidad, y de alrededor de 60 guerrilleros, enluta a las fuerzas revolucionarias no sólo en Colombia, sino en América Latina y en otros lugares del mundo en los que se lucha contra el imperialismo, las burguesías y las oligarquías vende patrias.

Las y los cretinos periodistas al servicio de falsimedia no disimulan su felicidad. No satisfechos con la desaparición física de las y los combatientes de las FARC-EP, pretenden enlodar su imagen lanzando todo tipo de infamias, calumnias y falsedades sobre quienes han entregado su vida por la causa de la liberación del pueblo oprimido y explotado de Colombia.

La guerra psicológica llevada a cabo por el imperialismo, las oligarquías y su industria mediática para generar una imagen negativa de la insurgencia revolucionaria colombiana es permanente. A través de una poderosa campaña propagandística centrada en la mentira y en la generación del miedo entre la población, se ha desprestigiado a las FARC-EP, organización revolucionaria que hoy es presentada como un cartel de la droga, como una agrupación terrorista, sin ideales políticos.

Tierra Vasca, Libertad y Socialismo: Entrevista con el colectivo Boltxe

Por: Dax Toscano

Cuando las industrias mediáticas hacen referencia al conflicto vasco, aplican los mismos mecanismos para alienar y confundir a las personas que cuando hablan de la lucha que lleva adelante el pueblo colombiano y la insurgencia revolucionaria en ese país. La descontextualización de los hechos, la falsificación de la realidad, la estigmatización de luchadoras y luchadores sociales son las bases sobre las cuales falsimedia cocina las noticias e informaciones sobre lo que sucede en Euskal Herria.

Para los cretinos mediáticos las palabras libertad, independencia no son importantes para comprender las razones por las cuales lucha la mayoría del pueblo vasco. En América Latina, la mentalidad colonial de los papagayos del periodismo, les conduce a la defensa acérrima de la que consideran es su “Madre Patria”.

La opresión del régimen obsoleto de la monarquía española, disfrazado de democrático, contra las y los luchadores vascos es ocultada. Los malos, en definitiva, siempre serán los débiles. Los terroristas serán los oprimidos. Los otros, los que tienen el poder, que como mecanismos democráticos utilizan la tortura, el asesinato, el encarcelamiento sin causas justificadas o por causas injustificables, los que prohíben el accionar político a las organizaciones políticas de la izquierda vasca, son los buenos. Una vez más la historia se escribe al revés: las víctimas son victimarios y los victimarios son víctimas.

Medios y revolución en América Latina

El primer elemento que debe tomarse en cuenta cuando se hace referencia a los denominados “medios de comunicación” es que, bajo la sociedad capitalista, estos han sido constituidos como verdaderas industrias que no sólo tienen como finalidad obtener ganancias económicas para sus dueños, sino también beneficios políticos-ideológicos.