// está leyendo...

Entrevistas

James Petras/Libia: “mucha gente de la izquierda primero los más idiotas, apoyan lo que llaman "los rebeldes", que son nada más que los peones del imperialismo”

Chury: Oyentes, nosotros estamos iniciando nuestro trabajo en materia de análisis de las noticias internacionales y por lo tanto como hoy es lunes, estamos en contacto allí en Estados Unidos con James Petras.

Petras bienvenido, buen día, ¿cómo estás?

Petras: Estamos muy bien Chury. ¿Cómo van ustedes?

Chury: Bastante bien, soportando un poco de frío pero es lógico; estamos en invierno.

Petras: El reverso de aquí

Chury: Naturalmente. ¿Cómo van esos trabajos y esos análisis Petras?

Petras: Tengo varios trabajos, algunas observaciones sobre las elecciones de la actualidad tanto en Turquía como en Perú y alguna cosa sobre lo que está pasando en Libia.

Podríamos empezar tal vez con Turquía.

Chury: Muy bien.

Petras: El éxito del partido Justicia y desarrollo es contundente. Ganaron con más del 59% de la votación. Y es algo que debemos analizar porque tiene componentes de lo que estamos encontrando en varios países en América Latina como en Argentina, Uruguay y Brasil particularmente. Este partido ha tenido gran éxito porque combina varias cosas: un crecimiento bastante dinámico de 8% en los últimos años; tiene una estabilidad social política; han desarrollado una política de apertura económica y una independencia política relativa en relación con Palestina por ejemplo, y crítica a la masacre de Israel, poniendo distancia con Israel. Han criticado las guerras en el Medio Oriente y contra Afganistán, sin tomar posiciones muy avanzadas pero por lo menos asumiendo una posición de independencia frente a Europa y Estados Unidos y buscando alguna forma de mediación en relación con Libia e Irán.

Esta combinación de crecimiento interno y autonomía externa a partir de una promoción de exportaciones, me parece una fórmula de las nuevas burguesías que uno puede tildar de algo nacionalista pero siempre dentro del marco de la OTAN, de la que Turquía sigue siendo miembro, y sin ninguna ruptura con el imperialismo europeo y norteamericano, pero con mayor grado de autonomía de acción. Eso ha tenido un enorme impacto positivo en sectores conservadores en el país, más o menos islámicos, pero también la burguesía provincial y la burguesía que ha tenido un crecimiento mayor a partir de estímulos gubernamentales en construcción, en contratos y en subvenciones. Ahora, junto con eso -porque muchos progresistas incluso izquierdistas- han saludado al Partido Justicia y desarrollo como un desarrollo muy positivo, pero en las prácticas internas, las desigualdades han crecido, los salarios de los trabajadores no han avanzado en relación con los ingresos de las clases dominantes y un gran sector del campo, de pequeños agricultores, tampoco se han beneficiado de esta política. Entonces es un desarrollo dinámico pero que profundiza las desigualdades y la concentración del ingreso. Por esta razón yo personalmente no lo considero un proceso progresista. Es una política externa que uno puede en algunos contextos apoyar, por ejemplo la mediación con Irán, el esfuerzo de criticar la agresión de Israel, etc.

Pero el conjunto de esta política, no favorece el desarrollo de las clases populares, particularmente la clase obrera y pequeños agricultores. Pero como la izquierda siempre mira a partir de la óptica externa, el hecho de que Erdogan, el primer Ministro, ha criticado a Israel, por esto sectores de izquierda siempre favorecen la visión de lo que haga un gobierno en la política externa. Si coinciden tildan al gobierno como algo de progresismo. Pero mis amigos y compañeros en Turquía que trabajan en los barrios populares en los sectores de trabajadores sindicales, no apoyan este proceso. Dicen que están marginados porque el gobierno a partir de programas de clientelismo, ha ganado espacios desplazando a la izquierda e incorporando sectores pobres en este desarrollo capitalista.

Desde el ángulo de ellos, es un gobierno que está creando mayores obstáculos a la organización clasista. Eso para la primera observación. Podríamos ver éxitos de estos gobiernos del centro. Digo centro porque tampoco puedo decir centro izquierda. Uno puede llamarlo centro izquierda pero sin un contenido de programas de avanzada socialmente.

La segunda observación tiene que ver con el proceso en Perú. El señor Humala anunció ayer que está considerando indultar a Fujimori, pero no a Abimael Guzmán. Fujimori es un asesino, condenado ya por masacres, desapariciones y muchos muertos. Abimael Guzmán era el máximo dirigente de Sendero Luminoso que cometieron algunas atrocidades también en su lucha contra Fujimori y anteriormente con Alan García y otros más. Pero de hecho, que Humala elige indulto para Fujimori y no Guzmán, significa que Humala quiere ganar el apoyo de la derecha dura y marginar a las minorías apoyantes de Guzmán en los sectores populares.

Yo creo que es otra indicación de que Humala no es un progresista como muchos izquierdistas en América Latina y en América del Norte y Europa lo consideran.

Humala ha hecho un giro de 180 grados incluso en la entrevista dice: no quiero ideologizar bloques regionales. ¿Qué significa eso? Si lo leemos bien significa que él no es partidario del ALBA; no es partidario de subirse con las fuerzas de centro izquierda en América Latina. El tiene interés en UNASUR, que combina Colombia, los gobiernos neoliberales, los gobiernos de centro izquierda y la izquierda. Es decir: Humala va a seguir la política de Alan García en grandes líneas. No va a tomar ninguna medida que abra otro frente de apoyo para alguna política de socializar empresas. Lo máximo que pide Humala en este momento, es subir los impuestos sobre la gran minería extranjera, a los niveles que cobra Europa: Inglaterra y otros países.

Ahora Perú cobra sólo un 30% que es menor que la norma en el mundo. Y simplemente Humala quiere alcanzar el nivel de los otros países capitalistas que no son tan corruptos y vendidos como Alan García.

Esta medida entonces simplemente dice que Humala va a ser un capitalista normal y que las proyecciones de los publicistas de izquierda que Humala representa otra victoria para la izquierda me parece una exageración. Humala es un político en la línea de Bachelet, en la línea de Rousseff, en la línea de Tabaté Vázquez, no más ni menos.

Y pensar que en Perú el nivel de pobreza y la marginalidad de los indígenas es peor que en otras partes de América Latina. Pero otra vez la gente quiere vivir de sus fantasías, en vez de analizar a fondo por ejemplo, los principales asesores de Humala son todos neoliberales, algunos vienen del equipo de Toledo, eran funcionarios del banco Mundial; un candidato fracasado y rechazado.

Vamos a ver en el próximo tiempo cómo va a cambiar el proceso en la aplicación de las políticas pero más que nada, los nombramientos de los principales funcionarios económicos, del Ministerio de economía, del Banco Central, etcétera.

Chury: Quiere decir Petras que si trazamos una línea por el Pacífico, en realidad esa línea conformada por Chile, Colombia y Perú no va a variar en mucho en el enfoque que podemos hacer en lo social, en lo político y en lo ideológico.

Petras: Sí, exactamente.

Otra cosa que debemos analizar es el anuncio hoy día en el New York Times de que Estados Unidos está financiando oposiciones supuestamente contra las tiranías, a partir de fondos para Internet y otras tecnologías para estimular oposiciones.

Uno analiza qué tipo de oposición está financiando. Dicen ellos que están financiando oposiciones contra tiranías. Pero en el caso concreto de Afganistán, está financiando a los verdugos de la ocupación imperialista, y son los tiranos los que reciben el financiamiento. Pero va más allá porque en países como Siria ahora y como Egipto, en Bahréim, los Estados Unidos utiliza su financiamiento para crear alternativas pro imperialistas a gobiernos que ellos creen que están temblando. Hacen una doble política: siguen apoyando al gobierno actual, pero mantienen un apoyo entre la oposición por el caso de que caiga el gobierno actual. Es decir, están jugando a dos puntas. Una es infiltrando las movilizaciones populares utilizando esos fondos para ganar espacios y del otro lado tratando de ver hasta cuándo el gobierno represor puede mantenerse.

Entonces cuando los diarios anuncian que Estados Unidos está tomando posición contra tiranías, no son oposiciones en las que uno pueda confiar para realizar las reivindicaciones populares. Es tratar de hacer un recambio político bajo la fachada de movimientos pro democráticos. Y eso hay que anotarlo porque en el mundo actual, en el mundo árabe hay enormes movilizaciones pero sin una dirección antiimperialista clara.

Y entre este gran complejo de activistas, también los Estados Unidos está tratando de influir para que tomen una dirección favorable a los intereses imperiales y no siempre se quedan con la policía secreta, por lo menos no completamente, y los ejércitos represores.

Ahora, el tercer punto, y quiero enfatizar, por el momento es la lucha heroica del gobierno de Gadaffi frente a una ofensiva aérea salvaje, contra todas las fuerzas imperialistas de Europa y Estados Unidos que controlan el cielo y están tirando bombas en todas partes, destruyendo las líneas de comunicación, las autopistas, los puertos, saboteando la producción de petróleo, etc. Frente a más de 40 países que están atacando, Libia sigue en pie de lucha. Mucha gente de la izquierda primero los más idiotas, apoyan lo que llaman "los rebeldes", que son nada más que los peones del imperialismo. Consultan con el imperialismo y dependen completamente en las armas y dinero de las fuerzas imperialistas. Incluso son ellos los que están presionando por mayor destrucción aérea. Y segundo, tratan de dividir a la oposición entre los imperialistas y los rebeldes como si no tuvieran un vínculo orgánico entre los dos.

Y mientras tanto, el único defensor de la independencia es el gobierno de Gadaffi. Con todos sus defectos, está haciendo una defensa de la soberanía tremendamente heroica. ¿Cuántos gobiernos pueden durar frente a más de 10 mil ataques de aviones? ¡¡10 mil ataques de todas las fuerzas aéreas de Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Italia, España, etc.!! Y con Rusia cruzando los brazos y diciendo ah, nosotros no queríamos ataques agresivos, queríamos ataques defensivos. Frente al total aislamiento de Libia, siguen luchando y siguen resistiendo. Para mí es increíble el alcance de esta lucha antiimperialista. Yo en el comienzo antes del bombardeo decía bueno, es una lucha interna, los rebeldes no son rebeldes, son reaccionarios, pero ahora con el cambio profundo de la guerra, es una guerra euroamericana imperialista contra un pueblo, un gobierno antiimperialista que está resistiendo hasta las últimas consecuencias. Eso ha dicho Gadaffi, que no se va, no va a aceptar un asilo, abandonar su país a manos de los imperialistas y sus verdugos.

Chury: Esta modalidad que han usado con Gadaffi, ¿puede ser una modalidad trasladada a otros lugares también por la OTAN? Nosotros estamos acostumbrados a los genocidios de la OTAN, la OTAN es un aparato genocida. ¿Están probando un nuevo sistema?

Petras: Sí, yo creo que la OTAN muestra su agresividad y su política de genocidio y las fuerzas destructivas. Pero eso debemos entender que es de hace tiempo, cuando atacaron Yugoslavia, cuando atacan en otras partes. Pero normalmente bajo estos ataques, como Milosevic en Yugoslavia, se entregó. Cuando hay presiones imperialistas normalmente los gobiernos nacionalistas o lo que sean, renuncias y van al exilio.

Pero Gadaffi no. Gadaffi ha dicho que no se va y va a seguir resistiendo. Y no se puede entender la resistencia si no hay la convicción del pueblo que está respaldando y sufriendo estos ataques constantes cada noche. Caen bombas en Trípoli y centros poblados. En muchos países este tipo de ataques nocturnos, ataques con helicópteros armados, doblegan a la población. El ejército abandona la lucha y los líderes buscan un lugar de refugio. Pero no, en Libia cada día siguen a pesar de la tremenda correlación de fuerzas en contra y uno tiene que reconocer eso que es algo destacado en este momento de la historia.

Chury: Petras, estupendo análisis este. Particularmente me afilio totalmente a este análisis final hecho respecto a Libia, también a la impresión que tienes de Perú que no es otra que la que nosotros sospechábamos.

Te agradezco muchísimo este análisis y te invito para encontrarnos el próximo lunes.

Petras: Muchas gracias Chury y le mando saludos a los oyentes.


http://www.radio36.com.uy/entrevist…

Ver en línea : PETRAS/LIBIA: “MUCHA GENTE DE LA IZQUIERDA PRIMERO LOS MÁS IDIOTAS, APOYAN LO QUE LLAMAN "LOS REBELDES", QUE SON NADA MÁS QUE LOS PEONES DEL IMPERIALISMO.