// está leyendo...

Joyitas en la red

Artículo del Consejo Editorial de Rizospastis sobre las movilizaciones de los “indignados” en Grecia, publicado el 5 de junio

¿Fuera partidos y sindicatos o con el KKE y el movimento con orientación de clase?

El pasado viernes los blogs que están guiando al movimiento de los ciudadanos “indignados” publicó una declaración de los ciudadanos “indignados” en la Plaza Syntagma que llamaba a las fuerzas de izquierda a abandonar las plazas. Así, los dirigentes “anónimos” del “movimiento de las plazas”, los “no partidistas”, “espontáneos”, “no politizados” ciudadanos parecen estar politizados y se declaran a sí mismos como “anti-izquierda”.

Quizás ésta sea la razón por la que se esconden detrás de su anonimato. Hasta este momento declaraban que su enemigo era la política que traía pobreza y paro, mientras su consigna era librarse del memorándum y de los políticos que lo aplican. Este elemento, junto al hecho de que organizan movilizaciones, ya expresa una posición política.

Ahora están mostrando un aspecto más de su posición política y de su práctica, atribuyendo a todos los partidos en general – incluyendo al KKE - la política bárbara que lleva al pueblo y a la juventud a la indigencia. Por supuesto, no demuestran quién se beneficia de esta política; no muestran quiénes son los verdaderos enemigos: los monopolios, los capitalistas.

Están en contra del movimiento sindical con orientación de clase en base al argumento de que los sindicatos deben abandonar las plazas. Pero el movimiento sindical no es homogéneo. ¿Existe alguna relación entre el gobierno y el sindicalismo amarillo que ayudó a la adopción de las bárbaras medidas y el PAME, que ha organizado huelgas y masivas manifestaciones contra las mismas junto con el PASEVE, el PASY, la OGE y el MAS?

La autodefinición de “no partidista” que han usado hasta ahora, que ha sido exaltada por los grupos mediáticos de los capitalistas, así como su lógica relativa al tema de la democracia, demuestran ser nada más que hipocresía. De la misma manera, su supuesta intención de unir al pueblo, incluso sobre la base del vago contenido contra el memorándum del “movimiento de las plazas” desde posiciones como “fuera la izquierda”, “partidos fuera”, “sindicatos fuera” es divisionista, a la vez que ellos no son tan democráticos o, para ser más exactos, son antidemocráticos.

Evitar la expresión política e ideológica del pueblo trabajador, que tiene el derecho de tener su propio punto de vista y expresarlo abierta y públicamente en general y en particular en el seno del movimiento, donde se despliega la lucha política e ideológica, no solo está en contra de la democracia, especialmente en el seno del movimiento, sino que también la amordaza.

Al mismo tiempo, y mientras ellos se oponen al memorándum y a las horribles medidas, no dicen ni una sola palabra contra el gobierno, la UE y las fuerzas políticas que están de acuerdo con esta política. Solo hablan en general sobre los políticos que la aplican con argumentos vagos, igualando al KKE con estos partidos.

Evitar la expresión política e ideológica del pueblo trabajador, que tiene el derecho de tener su propio punto de vista y expresarlo abierta y públicamente en general y en particular en el seno del movimiento, donde se despliega la lucha política e ideológica, no solo está en contra de la democracia, especialmente en el seno del movimiento, sino que también la amordaza.

Es más, todo movimiento, incluso los espontáneos, pero aún más el movimiento en las plazas, tiene un objetivo, independientemente de que se esté de acuerdo o no. pero esta acción revela que los dirigentes de los movimientos de las plazas tienen un punto de vista: o vienes a la plaza con nuestras posiciones político-ideológicas abandonando las tuyas propias o no vengas, quédate lejos de las plazas.

Parece que se trata de una táctica bien elaborada para marcar líneas divisorias entre las fuerzas populares que están organizadas en sindicatos y partidos, que no ocultan su ideología, su política e incluso su identidad de partido, y quienes van a las plazas, que son también gente normal, la mayoría de los cuales creyeron a los partidos burgueses que han traicionado sus esperanzas de una vida mejor, que están desencantados con la política burguesa y buscan una salida.

Desde el primer momento en que este tipo de movilizaciones aparecieron, planteamos la pregunta: ¿quién se esconde tras los blogs e internet? ¿Por qué no aparecen? ¿Qué significa su anonimato? ¿No debería este hecho preocupar a quienes se reúnen en las plazas? Porque deberían saber qué fuerzas les invitan y organizan estas actividades. Por los blogs no son suficiente, ni todo empieza espontáneamente desde un blog, incluso aunque contribuyan a las movilizaciones igual que lo hace la enorme promoción en los medios.

Después de todo, ¿a quién sirve la lógica “fuera partidos y sindicatos”? En este punto no repetiremos que los de los blogs están preparando un partido con el nombre de “Democracia Inmediata”, como se dijo en TV. Pero también hay una verdad que no quieren que salga a la luz, que tratan de ocultar igual que hacen en ocasiones los medios burgueses: principalmente que no todos los partidos son lo mismo, que el denominado movimiento no partidista de las plazas es una entidad política que, aunque dice ser no partidista, tiene una posición política contra los otros partidos, independientemente de lo que diga de sí mismo.

Desde el primer momento en que este tipo de movilizaciones aparecieron, planteamos la pregunta: ¿quién se esconde tras los blogs e internet? ¿Por qué no aparecen? ¿Qué significa su anonimato? ¿No debería este hecho preocupar a quienes se reúnen en las plazas? Porque deberían saber qué fuerzas les invitan y organizan estas actividades. Por los blogs no son suficiente, ni todo empieza espontáneamente desde un blog, incluso aunque contribuyan a las movilizaciones igual que lo hace la enorme promoción en los medios.

Pero parece que el anonimato ayuda a quienes están detrás de los blogs y no sólo a ellos. Después de todo, la experiencia del movimiento popular muestra que también hay fuerzas organizadas que aparecen como fuerzas del “movimiento” y se oponen - sin importar si lo hacen intencionadamente o no – al movimiento popular organizado, mientras que cuando están en acción ocultan sus caras con capuchas.

Ahora el movimiento de quienes no tienen nombre ha emergido. La gente que se oculta tiene un objetivo específico, que también tratan de ocultar. Se presentan a sí mismos como dirigentes pro-pueblo pero no señalan al verdadero oponente del pueblo.

Quienes cubren sus caras con capuchas se oponen a los mecanismos represivos estatales, las ventanas de las tiendas y los bancos; consideran que esos son sus oponentes y no los monopolios. Su actividad fomenta la tendencia a que el movimiento pierda su carácter organizado, impide la participación de la gente y no cultiva una conciencia rebelde.

Los procedimientos de la democracia directa supuestamente expresan participación desde abajo en la actividad antimemorándum. Pero ¿qué fuerza política impondrá su voluntad para que el memorándum sea abandonado? Para ellos, están en contra de los políticos y los partidos políticos. Así que ¿quién lo hará? Otros políticos, y quizás otras fuerzas organizadas con la línea política expresada en las plazas, que no están en contra de los monopolios y los capitalistas. Así que estamos hablando de otro sistema burgués reformado. ¿Será éste su objetivo?

“Fuera partidos” es una posición conservadora. Los partidos políticos son organizaciones que con su línea política e ideología, expresan intereses específicos. Nuestra sociedad se divide en clases y capas sociales. La clase burguesa, por un lado, la dominante, tiene el poder, que gestionan algunos de sus partidos en el gobierno, y por otra parte la clase obrera. Hay capas intermedias que se diferencian económicamente, así como socialmente. Las capas intermedias, que están en una posición económica más baja, son aliados objetivos de los trabajadores y oponentes de los monopolios. Su posición de “fuera partidos” iguala al KKE con los partidos burgueses. Oculta al verdadero oponente del pueblo, los monopolios, que son quienes tienen el poder.

Evidentemente, la posición específica “fuera partidos” hace que algunas personas de algunos partidos aparezcan como defensores de la línea de su partido por la mañana, halagan a quienes expresan una “posición no partidista” a pesar del hecho de que esa misma gente son cuadros dirgientes de partidos, y por la noche van a las plazas como “gente sin partido”. Esto es hipocresía a gran escala, si no directamente fraude. La gente normal, la gente joven, participa en las plazas para expresar su indignación, descontento e ira contra el gobierno, la UE y la Troika. Pero no entienden o no aceptan la línea política partidaria del derrocamiento del sistema. Este pueblo trabajador no debe ser atrapado en la red que el sistema está preparando por medio de los denominados “no partidistas” y espontáneos. El conflicto con los monopolios no es incoloro. Tiene que haber un plan, una estrategia, ideales, contribución y sacrificios. Esto significa aliarse con el KKE y las fuerzas radicales de orientación clasista; las nuevas fuerzas, que se están empezando a movilizar al superar su inercia y tolerancia, deben dar este paso adelante.

“Fuera partidos” es una posición conservadora. Los partidos políticos son organizaciones que con su línea política e ideología, expresan intereses específicos. Nuestra sociedad se divide en clases y capas sociales. La clase burguesa, por un lado, la dominante, tiene el poder, que gestionan algunos de sus partidos en el gobierno, y por otra parte la clase obrera. Hay capas intermedias que se diferencian económicamente, así como socialmente. Las capas intermedias, que están en una posición económica más baja, son aliados objetivos de los trabajadores y oponentes de los monopolios. Su posición de “fuera partidos” iguala al KKE con los partidos burgueses. Oculta al verdadero oponente del pueblo, los monopolios, que son quienes tienen el poder.

Un trabajador se autoengaña si cree que las movilizaciones en las plazas son suficientes para liberarle de los antiguos y nuevos problemas que se le han puesto sobre la mesa sin que haya un movimiento que esté enraizado y comience en las fábricas e industrias, en todos los centros de trabajo, contra la clase capitalista. Cuando el movimiento no es fuerte en las fábricas, todas las movilizaciones que se hagan carecen de bases sólidas. El verdadero escenario de la lucha de clases es el centro de trabajo, la empresa. Ahí es donde los trabajadores están en lucha diaria y sin cuartel contra los grandes empresarios – lucha que surge de sus relaciones de clase, las relaciones de explotación, porque la riqueza y los beneficios de los capitalistas se producen por el trabajo de los obreros. Algunos dicen que también en las plazas, y esto es necesario, pero primariamente en el lugar donde los oponentes de clase entran en conflicto. Ahí está el verdadero núcleo de la lucha política con orientación de clase.

El trabajador se autoengraña si cree que las movilizaciones populares deben alejarse de todos los partidos o estar en contra de ellos. Tal movimiento está condenado a ser sometido a la línea política de los capitalistas, a contribuir a la perpetuación de la explotación.

El trabajador se autoengaña si cree que el sistema político burgués puede funcionar en interés del pueblo. El sistema político burgués no puede ser corregido, sólo derrocado.

El trabajador se engaña a sí mismo si promueve la demanda de librarnos del memorándum, sin acompañarla de la demanda de salida de la UE y el derrocamiento del estado de los monopolios en Grecia.

El pueblo necesita al movimiento que le dé una perspectiva clara. Esto significa una lucha organizada aliada al KKE, una lucha por medio de los movimientos con orientación de clase del PAME, PASY, PASEVE, OGE y MAS. Únicamente estas fuerzas se pueden oponer a la estrategia de los monopolios y sus servidores con la estrategia a favor de los intereses populares. Sin tal estrategia, la gente no hallará una salida.

Consejo editorial de Rizospastis

(Original publicado en Rizospastis, el 5 de junio de 2011)


http://es.kke.gr/news/news2011/2011…

Ver en línea : Artículo del Consejo Editorial de Rizospastis sobre las movilizaciones de los “indignados” en Grecia, publicado el 5 de junio