// está leyendo...

América Latina

La Revolución la hace el corazón de los pueblos

"El pueblo es superior a sus dirigentes" (Jorge Eliécer Gaitán)

Lo que más me llena de esperanza en la República Bolivariana de Venezuela es su gente pensante, propositiva, cuestionadora, partícipe en los foros públicos y en la WEB, en los programas de opinión de radio y prensa comunitarios. Son estos herman@s quienes informan más veraz y desapasionadamente al resto del mundo sobre el curso de la amada Revolución Bolivariana. Ya no consulto las páginas oficiales de la República Bolivariana, sino que privilegio las cartas y escritos publicados en Aporrea.org, en la Agencia Bolivariana de Prensa, en el Correo del Orinoco, y en otros medios alternativos no dependientes del gobierno central. La riqueza de expresión, los manejos idiomáticos, la gracia, el humor, la forma directa de reflejar los acontecimientos, el testimonio fresco de primera mano, la franqueza-lealtad y gallardía para hablarle al Comandante Chávez, son entre otras virtudes, las que me han ayudado a comprender un poco más el proceso histórico de la patria llanera.

Pero, con un poco de decepción, también he comprendido que toda esta veta de sabiduría en el pueblo sencillo e inteligente venezolano, no es ni valorada ni aprovechada por el alto gobierno. Leo Aporrea desde que empezó hace 9 años, y he visto demasiados episodios en que el pueblo propone soluciones certeras a muchos problemas de índole social, laboral, de tierras, de delincuencia, de negritudes, de indígenas, de víveres, de vivienda, de energía, de agua, de transgénicos, de hidrocarburos, de ecología, de política exterior, de arte, etc. Sin embargo, estas sugerencias valiosas no son tenidas en cuenta por los dirigentes…¿las leerán siquiera?

La verdadera democracia la están haciendo los medios alternativos de comunicación, allí se expresa el pensamiento más genuino y sentido del pueblo; allí está la voz del corazón, del amor, de la solidaridad, es decir, de la nueva y auténtica revolución que se debe emprender. Este pueblo expresivo es la VANGUARDIA de la revolución, es la emergencia del corazón, de la ternura, de la mano extendida al hermano bolivariano suramericano, es el camino que aún no se toma en nuestro continente para convertirlo en un hogar sin fronteras y fraterno.

El presidente Chávez posee un estilo para gobernar, propio de un guerrero convencido de su indudable capacidad de estadista, es su esencia personal, eso no tiene discusión. Derrama carisma y entusiasmo por su proyecto a tal punto de querer hacerlo todo, apenas mediado por órdenes que da a sus subalternos. Sin embargo, parece no leer a su pueblo. Por eso, de manera humilde y respetuosa, me permito hacerle unas constructivas recomendaciones a nuestro indiscutible líder de la Patria Grande:

1. Leer y escuchar a su pueblo estudioso-pensante, genuina vanguardia del proyecto de Bolívar y de los ancestros indígenas.

2. No reducir su contacto con el pueblo a la atención a prosaicas demandas de obras de ladrillo y cemento.

3. No estimular el culto a la personalidad.

4. Esforzarse para reducir los trazos de excesivo mando sobre sus subalternos, quienes muchas veces parecen agentes decorativos a su lado.

5. Fortalecer los medios alternativos de comunicación. Mantener contacto con sus directores, sus periodistas y colaboradores, para conocer lo que está pensando el cerebro colectivo que está atento a los aciertos y desaciertos de la revolución.

PACTO CON GOBIERNO COLOMBIANO

En su afán de quitarse de encima una estigmatización (que nunca cesará), el presidente venezolano ha pactado cumplir unas reglas jurídicas burguesas, unas doctrinas imperiales y una aceptación acrítica de obsoletas fronteras físicas. Todo esto ha confundido a sus seguidores en el extranjero pues la Revolución Bolivariana se ha convertido en nuestra faro en medio de tanto atropello que sufrimos, en especial en Colombia. En Colombia votaron -en las presidenciales- 9 millones de personas por el ministro de los escabrosos falsos positivos (crímenes de lesa humanidad) porque vieron en Santos la continuación de la política de Seguridad Democrática (cárcel y muerte a inconformes y luchadores populares para que los ricos vivan tranquilos). Pues esos 9 millones también votaron contra la Revolución Bolivariana. Es la masa que apoya una posible agresión a Venezuela, son los cerebros que lavan día tras día los noticieros de RCN, Caracol, El Tiempo, El Espectador, NTN24. Los envenenados que desean el fracaso de la Revolución Bolivariana que amamos tanto, los que sí la amamos.

- 1. Marco jurídico. Los revolucionarios saben que el mundo está diseñado a la medida de los poderosos: leyes para favorecerlos, comercio "libre" sólo para ellos, desplazamiento "libre" para ellos, movimiento financiero "libre" para ellos, poder político para ellos. Las leyes burguesas son antipopulares, antidemocráticas, excluyentes, elitistas. Pactar con estas leyes, endurecidas más por un régimen criminal y cruel como el colombiano, no es de revolucionarios. Es fruto del desespero, del acorralamiento, de la supervivencia. No son razonables otras causales, porque no queremos imaginarnos una Revolución Bolivariana rendida, anquilosada y ecléctica, estancada a mitad de camino, conformada con un populismo moderado de centro izquierda.

- 2. Política imperial. La política antiterrorista es la guerra "legal" del rico contra el pobre. Lo que llaman "terrorismo" es en esencia el derecho "ilegal" de los pueblos sometidos del mundo de luchar contra la infamia del rico cruel y voraz. Por ende, la justicia internacional se ensaña contra el derecho a la sublevación de los oprimidos, y se hace la ciega ante los crímenes de lesa humanidad de los poderosos. La Corte Penal Internacional (CPI) es aplicada apenas a Milosevic, a Mladic, a Hussein, a Gadaffi; pero, quizás jamás llamarán a juicio a criminales de guerra (desde sus escritorios) como los Bush, Tony Blair, Aznar, Sarkozy, Cameron, Obama, Uribe Vélez. La CPI, la ONU, herramientas jurídicas, son instrumentos del imperio que roba los recursos naturales de las comunidades en vías de desarrollo.

Al presidente Chávez quisieran ponerle una circular roja. Esto ha estado en las mentes de Bush hijo, de Uribe Velez (clon de Bush) y de otros dirigentes procapitalistas. No han podido, pero lo seguirán intentando. En operación conjunta, los gobiernos colombiano, el norteamericano y el alemán, activaron intempestivamente una circular roja contra el periodista alternativo (no terrorista) Joaquín Pérez Becerra, en pleno vuelo de Frankurt hacia Maiquetía. Fue un acto vil y despreciable de los poderosos que temen la denuncia, la verdad, el desnudamiento de su accionar violatorio de todo el orden y el Derecho Internacional, contra un inerme ciudadano sueco que renunció a su origen colombiano para librarse del exterminio al que sometieron a la Unión Patriótica. A Pérez Becerra lo llaman terrorista porque devela la verdad, denuncia con coraje las canalladas de los amos del mundo. El gobierno colombiano le puso circular roja al profesor Miguel Angel Beltrán (secuestrado en México) y un año y medio después de encalabozado, se comprueba que todas las imputaciones se basaban en espúrias pruebas jurídicas. ¿Ocurrirá así con Pérez Becerra? También, Rosalba Gaviria, una sindicalista acusada de "rebelión", acaba de salir libre de una cárcel de mujeres en Armenia, después de 2 años y 2 meses de calabozo. Con montajes judiciales falsos hay miles de presos políticos en Colombia, una sociedad amedrentada, una burguesía envalentonada.

- 3. Aceptación acrítica de la división física. América Latina es una sola Patria, un territorio común, con similares costumbres, religiones, pasiones, necesidades. Fueron las burguesías parasitarias y expoliadoras (herederas de los colonizadores españoles) las que trazaron arbitrarias fronteras a nuestros países; todas las fronteras son ilegítimas, el ser humano es Uno solo. Bolívar tenía claro esto y se opuso a los designios santanderistas; murió tal vez de pena moral al ver dividida la Gran Colombia. ¿Por qué ahora se refuerzan las fronteras contra los hijos de una misma Patria Grande Bolivariana? ¿No es esto ir en contravía del libre tránsito (que pregona hasta la misma globalización), ¿ir en contra de la libertad humana, en contra de la ternura de los pueblos? ¿No es esto lo que quieren los egoístas, codiciosos, avasalladores señores del mundo?

CONCLUSION

El pueblo venezolano que se expresa en los foros públicos y en la WEB, es la VANGUARDIA DE LA REVOLUCION que claman los olvidados. En este segmento sabio de la sociedad radican los fundamentos y el corazón esquivo del rumbo que algún día debe tomar la Revolución Bolivariana. Su gran número de exponentes ha señalado una senda revolucionaria que va más allá de una revolución político social que se ha quedado a medio camino. En esta vanguardia, a la que poco se lee y escucha, están los nutrientes de un mundo nuevo, está la transformacion radical del estado de cosas, para que otro mundo mejor sea posible a lo ancho y a lo largo, en el medio y en el subfondo. Como lo manifestó el inagotable Fidel: "¿Quien ha dicho que el marxismo consiste en no tener alma?, fue precisamente el amor a la humanidad, el deseo de combatir la infelicidad, la que hizo surgir de la mente de Carlos Marx, el marxismo"


http://www.aporrea.org/actualidad/a…

Ver en línea : La Revolución la hace el corazón de los pueblos