// está leyendo...

Análisis de interés

[China-Brasil] Relaciones de trascendencia global

China y Brasil deben optimizar la estructura de la inversión y promover la diversidad del comercio y de los intercambios bilaterales.

Desde el establecimiento de la asociación estratégica bilateral en 1993, especialmente desde el comienzo del nuevo siglo, los lazos entre China y Brasil se han desarrollado rápidamente, con intercambios frecuentes en diversos niveles y la maduración de diversos mecanismos de diálogo. Ambos países también han hecho nuevos progresos en el impulso a la cooperación económica y comercial bilateral y han mantenido continuamente comunicaciones y coordinación fluidas en una variedad de temas globales.

Brasil está desempeñando un papel de pionero en el desarrollo del subcontinente sudamericano, al igual que China y la India en Asia.

La crisis financiera internacional ha impulsado la cooperación económica y comercial entre China y Brasil, y ha acentuado sus intereses estratégicos comunes en la promoción de la cooperación multilateral. Los dos países han compartido posturas en variados temas internacionales, que abarcan desde la Ronda de Doha - la actual ronda de negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC) – a la reforma del sistema financiero internacional, al cambio climático y los esfuerzos para conseguir una mejor gobernanza global.

Por su parte, China ha sido el mayor socio comercial de Brasil desde 2009. Es también el principal receptor de exportaciones brasileñas y segunda mayor fuente de importaciones para Brasil. Estadísticas de las aduanas de China indican que Brasil fue el noveno socio comercial de China en 2010 y que los volúmenes de intercambio bilateral ascendieron a $62.550 millones, para un aumento del 47,5 por ciento con respecto al año anterior. Los volúmenes comerciales con Brasil abarcan 34,18 por ciento del valor comercial de China con todos los países sudamericanos.

China y Brasil también han mantenido comunicaciones activas y fluidas dentro de algunos organismos multilaterales globales y regionales, como por ejemplo Naciones Unidas, la OMC, el G20 y los BRICS.

Pero a pesar del acelerado desarrollo de lazos entre China y Brasil, hay también algunos factores negativos. En Brasil, todavía hay personas preocupadas por la “competencia que plantea China” y algunos incluso se pliegan al temor a “la amenaza de China”. Afirman estas personas que las exportaciones de productos primarios en primer lugar, sin valor añadido, propiciará su dependencia de China. También se quejan de la tasa de cambio del yuan, por la competencia que encaran los productos de Brasil frente a los de China en mercados de ultramar, afirmando que, en consecuencia, Brasil se expone a un proceso de desindustrialización. Al mismo tiempo, la inversión creciente de China en Brasil en estos últimos años ha generado preocupación.

El 12mo Plan Quinquenal (2011-2015) de China y la celebración de la Copa Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 en Brasil ofrecen un potencial enorme para el desarrollo de lazos bilaterales. La estrategia de “salida a ultramar” de las empresas en ambos países, su diligencia en promover el aumento estructural industrial y su esfuerzo por desarrollar algunas nuevas industrias, también proporcionarán más oportunidades económicas y comerciales para la cooperación bilateral.

Por tanto, se impone que ambos países refuercen su cooperación tecnológica en áreas de alto potencial, como agricultura, nuevas energías, biología, tecnología aeroespacial, fabricación de equipos y otros sectores de alta tecnología, de modo de que se incremente la calidad de la cooperación económica bilateral y se promueva el crecimiento económico de ambas partes.

A la par, se deben fortalecer los intercambios culturales, para así consolidar la base social de una relación más estrecha entre China y Brasil.


http://spanish.peopledaily.com.cn/3…

Ver en línea : Relaciones de trascendencia global