// está leyendo...

Joyitas en la red

Entrevista con el filósofo mexicano Fernando Buen Abad Domínguez

Fernando Buen Abad: “El Problema Mediático Latinoamericano es un problema de Seguridad Nacional”

Durante el Encuentro de Intelectuales frente a la Crisis del Capitalismo realizado en Caracas y organizado por el Ministerio del Poder Popular para la Cultura de Venezuela, conversamos con el filósofo mexicano Fernando Buen Abad Domínguez, sobre el problema mediático en el continente. La cafetería del CELARG (Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos) fue testigo del diálogo.

- ¿Cuál ha sido la importancia de este Encuentro de Intelectuales frente a la Crisis del Capitalismo -en la lucha antihegemónica contra el Neoliberalismo-, paralelo al que organizaron Mario Vargas Llosa y sus amigos?

- La importancia es de primer orden. En primer lugar porque no hay Foros iguales en ningún lado, porque aquí se da la oportunidad de que nos reunamos algunos de los que nos definimos como intelectuales de izquierda en América Latina, críticos del capitalismo y que queremos abonarle al deceso definitivo del capitalismo. Aquí hay un espacio para escuchar, aprender y acompañar al proceso revolucionario de Venezuela. Y para darnos a la tarea importante de desmenuzar esta crisis, de entender de que clase de crisis estamos hablando, de cuales son sus orígenes, los alcances y los efectos más perniciosos. Avanzando nosotros y derrotando al capitalismo. Este es un debate que tiene que darse con mucha profundidad. Es importante que se de en paralelo a la discusión que están sosteniendo los intelectuales burgueses, que están reunidos en el hotel Caracas Palace para hacer todo lo contrario, es decir, enmascarar y esconder el desastre que ha producido el Neoliberalismo y para vestirlo con palabrería seudo culta, tergiversando los términos históricos de las luchas de los pueblos, de las emancipaciones más queridas por la humanidad. Nosotros estamos en la obligación de oponernos a esta degradación de los conceptos sociales más importantes, pero también al papel que están cumpliendo estos llamados intelectuales en términos de justificar canalladas como golpes de Estado, magnicidios y eso no se puede tolerar. Aunque algunos de ellos no se atrevan a decirlo -que quieren un golpe de Estado en Venezuela y un desenlace necrofílico- lo tienen en la punta de la lengua y con toda frecuencia se atreven a aludirlo directa o indirectamente. Nuestra tarea es desmontarlo, hacerlo visible y demostrar al servicio de quienes están estos intelectuales burgueses.

- En este Encuentro de Intelectuales tú lanzaste una propuesta interesante. Así como el ALBA o la UNASUR sirven para la integración económica, cultural, también se deben plantear estrategias entre los Estados y los pueblos para hacerle frente a la dominación cultural-mediática…

- Soy de los que está impulsando desde hace tiempo la necesidad de una Cumbre Latinoamericana de presidentes para discutir sobre comunicación. Pero no una Cumbre solamente para que se reúnan y se digan declaraciones bonitas, sino una Cumbre de combate, impulsada por los movimientos sociales, los medios alternativos y comunitarios, una Cumbre que tenga como característica fijar programas completos para plazos concretos en los que se diga como intervenir en América Latina, para exigir a estas empresas para que cumplan con su responsabilidad social y como exigirles que respeten las leyes, las democracias.

Sería una reunión de los presidentes de UNASUR, ALBA, para que se discuta sobre la comunicación. Mientras no tengamos estrategias en términos internacionales en lo mediático como en la economía, el escenario hegemónico neoliberal será permanente. Hace falta convenios jurídicos para que se cumplan las responsabilidades y tener un referendo nacional sobre este tema. Convocatoria a una escuela de comunicadores y críticos de la comunicación a nivel continental por parte de los presidentes. Tarea continental para el desbloqueo comunicacional.

No se puede seguir tolerando que un grupo de empresarios mafiosos se dediquen a insultar la voluntad democrática de los pueblos de América Latina. Y todos los medios de comunicación alternativos, comunitarios, los sistemas de comunicación gubernamental, tienen que unirse en una cruzada que sirva para hacer respetar la decisión de los pueblos y junto con eso romper con los bloqueos mediáticos. ¿Con que derecho estos tipos violan el derecho a la información de la humanidad? El problema mediático latinoamericano es un problema de seguridad nacional. Porque corporaciones golpistas como Prisa (España), Televisa (México), Globovisión (Venezuela), Caracol (Colombia) están haciendo su trabajo, los reúnen para que digan: hay que reproducir los golpes de Estado. Faltándoles el respeto a todos los gobiernos progresistas, democráticos y revolucionarios de América Latina.

Entonces, eso tiene que ser discutido en una plataforma continental. El problema de los medios de comunicación, la agresión mediática oligarca en Venezuela no puede ser una discusión local, tiene que ser una discusión de nuestra América y para eso tiene que darse una Cumbre de presidentes. Porque la agresión está siendo orquestada por empresas multinacionales, que están pretendiendo descarrilar los procesos democráticos, revolucionarios de los pueblos para continuar con su vieja manía perversa de explotación, saqueo de riquezas, reprimir las conciencias y usurpar los estados de ánimo. Eso no se puede seguir tolerando, tiene que haber un llamado a toda las redes de medios de comunicación alternativos, comunitarios para trabajar en un acuerdo político con una misma dirección y tomando en cuenta estos frentes.

- El manejo de la gripe porcina por parte de los medios de desinformación y del gobierno mexicano. Esto de meter a la gente en sus casas justo cuando hay una crisis económica mundial, el desempleo se multiplica… ¿Cuál es tu análisis de este terror mediático experimentado en México?

- Estas dictaduras neoliberales que tenemos como la de Felipe Calderón en México ha sembrado el terror con la influenza, mientras el Congreso sacó leyes para que el Ejército ingrese a las casas sin autorización judicial, es decir de manera ilegal. El uso que se ha hecho de la alianza entre las empresas de comunicación privadas en México con el gobierno espurio de Calderón, es una alianza que tiene como características: la desmovilización y las cortinas de humo por todos lados. México vive un proceso electoral en estos próximos meses en donde el partido de gobierno -seguramente- va a tener un retroceso significativo en muchos municipios y estados. Lo más claro es que ellos quieren tirar una cortina de humo que desmovilice a la población, porque -por ejemplo- están prohibidas las reuniones públicas, de diez o veinte personas en un espacio cerrado con el pretexto del virus, porque han paralizado las ciudades sembrando el terror, el pánico en el que la gente no se saluda de manos, no se da besos, no se habla, se usan máscaras para cubrir la boca. Hay digamos una serie de símbolos, estrategias y tácticas -propiamente dicho- de guerra ideológica, para alejar el interés de las personas del problema político que estamos viviendo, distraernos del recuerdo imborrable -y aún así en riesgo- del fraude electoral que acabamos de pasar, distraernos de eso con este modelo de teoría del shock mediático que aparentemente está teniendo resultados hasta hoy, pero que no va a poder desterrar el malestar generalizado frente a la crisis, al fraude y frente al proceso acelerado de explotación y de violencia en México. Donde en particular, también se ha usado está cortina de humo para esconder como las ciudades se han militarizado -el Ejército desfila en batallones por las calles- totalmente y como estamos viviendo ya un sistema de represión cada vez más impune, de modo que ahí se evidencia la alianza entre medios de comunicación oligarcas con estados espurios.

Desde Caracas, Venezuela

http://mariategui.blogspot.com/2009…