// está leyendo...

Entrevistas

Frente contra la guerra imperialista y las intervenciones

…publicado en Rizospastis, 30 abril de 2011

Entrevista con Elisseos Vagenas, miembro del CC y responsable de la Sección de Relaciones Internacionales del CC del KKE, sobre los desarrollos en Siria y en la región en general

Conversamos con Elisseos Vagenas, miembro del CC del KKE y responsable de la Sección de Relaciones Internacionales, sobre los rápidos acontecimientos en Siria y en la región en general y las evaluaciones del Partido.

- Recientemente, el 20 de marzo, el CC del KKE publicó la Resolución sobre los desarrollos en nuestra región. Sin embargo, los acontecimientos se desarrollan rápidamente. ¿Qué ha cambiado en estas semanas?

- ¡Claro que se desarrollan rápidamente! No obstante, siguen siendo válidas las conclusiones básicas del CC del KKE: En nuestra región (Balcanes, Mediterráneo Oriental, Oriente Medio, Norte de África, Cáucaso) se desarrollan acontecimientos graves y peligrosos que se caracterizan por la intensidad de los conflictos entre las potencias imperialistas en una región que tiene grandes recursos energéticos y sirve como “paso” de materias primas de Asia Central, el Mar Caspio, el Oriente Medio, tanto hacia el Occidente como hacia las potencias rápidamente emergentes de Asia (China, India etc). Poderosos monopolios, uniones imperialistas y potencias imperialistas emergentes se enredan en una “maraña” de contradicciones. En el marco del sistema imperialista, las burguesías de la región están buscando “ejes” de alianzas, proceden en alianzas y compromisos de modo que se beneficien de los conflictos por los recursos naturales y la participación en los mercados.

Al mismo tiempo vemos que en este conflicto se utilizan la ONU, la OTAN, cuerpos policiales y militares de la UE, bases militares y flotas navales, mientras se utiliza todo tipo de pretextos.

Desde el momento que se publicó la Resolución del CC de nuestro Partido han tomado lugar varios acontecimientos entre los cuales destacan la intervención imperialista abierta en Libia, por decisión del Consejo de Seguridad de la ONU, la intervención militar imperialista abierta de las fuerzas de la ONU y de Francia en Costa de Marfil, así como los acontecimientos sangrientos en Yemen y Siria. Los acontecimientos se desarrollan rápidamente, en relación con distintos aspectos, en uno u otro país o región. Sin embrago, no dejan de plantear de modo constante e insistente la cuestión de la relación entre el capitalismo, la crisis y la guerra. Es decir, lo que hemos anotado teóricamente y base a la experiencia histórica se ha confirmado por los acontecimientos recientes.

- Los medios de comunicación griegos e internacionales presentan los acontecimientos en Siria como otro “levantamiento” popular, con demandas democráticas, ahogado en sangre por las autoridades. ¿Qué postura mantiene el KKE ante estas movilizaciones, sobre todo tomando en cuenta la solidaridad que expresó con las movilizaciones en Egipto y Túnez?

- Seguimos con gran atención los desarrollos en la región y no de una sola fuente. El KKE está acostumbrado a posicionarse de modo responsable y con gran atención, a informar a los trabajadores en nuestro país sobre los desarrollos a nivel nacional e internacional.

Examinamos las movilizaciones, en las que participan fuerzas populares, de los objetivos que plantean las fuerzas sociales y políticas que operan en el interior del país, así como las fuerzas externas implicadas en esta movilización. Esto no se deja siempre claro por las consignas que se utilizan. Cabe recordar que en el pasado reciente hemos tenido experiencias de grandes manifestaciones populares y obreras que en nombre de la “democracia” y de la “libertad” estaban en dirección reaccionaria y contrarrevolucionaria, por ejemplo en Polonia durante el período de la llamada “Solidaridad”.

Más aún hoy, puesto que existen varios datos que hablan de una gran distorsión de los hechos por los medios de comunicación burgueses internacionales, orquestada por el famoso “Al Jazeera”, cuya sede está en Qatar, y se está convirtiendo en “caballo de Troya” electrónico de la burguesía de aquella región, que apoya la modernización burguesa a nivel político y económico en los países del Norte de África y del Oriente Medio y al mismo tiempo los planes imperialistas para el llamado “Gran Oriente Medio”.

- ¿Qué es este plan? ¿Qué objetivos sirve?

- Como se ha señalado en la Resolución del CC, los objetivos principales de los imperialistas, y no los pretextos (sobre la “democracia” y la “no proliferación de las armas nucleares”), que se promueven a través de este proyecto son:

La modernización burguesa de los regímenes en la región, tanto de la base económica como de la superestructura jurídica-política para garantizar, en la medida de lo posible, una base estable para la ampliación de los grupos monopólicos en los mercados de la región y el fortalecimiento de su papel a nivel internacional.

El acceso garantizado a las fuentes de energía de la región y a los nuevos yacimientos en el Mediterráneo Oriental.

El control de una gran región que constituye un “paso” de comercio y transportes.

Está claro que cada potencia imperialista tiene también objetivos individuales. Sin duda, los esfuerzos de los EE.UU. encuentran y seguirán encontrando la oposición de las potencias antagónicas (sobre todo de países principales de la UE, de China, de Rusia) dado que ponen en peligro sus planes de penetración en la región, a fin de sacar beneficios para sus monopolios. En el marco de estos antagonismos se debe examinar la promovida partición de Sudán, así como la intervención extranjera en la Costa de Marfil, la intervención militar imperialista en Libia y el plan de su posible partición.

Estos desarrollos pueden llevar a un escenario generalizado de desestabilización de una gran región que creará problemas de suministro de energía a la UE –que está en competencia con EE.UU.-, así como la penetración de capitales y mercancías chinas en la UE y África.

El imperialismo, como fase superior del capitalismo, se hace cada vez más peligroso en condiciones de crisis capitalista. Además, puede utilizar las condiciones para mitigar las consecuencias de la crisis capitalista mundial y utilizar capitales para la realización de conflictos de guerra en la región.

Los desarrollos en Siria están vinculados con estos planes. Esto queda claro también por las declaraciones y posiciones de oficiales de las potencias imperialistas, de los EE.UU y de la UE, así como por la implicación de potencias regionales como Turquía e Irán.

- O sea ¿los acontecimientos en Siria están fabricados por fuerzas exteriores? ¿Son un “instrumento” para el derrocamiento del gobierno y del Presidente Assad?

- Por supuesto los acontecimientos que se desarrollan en Siria tienen sus raíces en el interior del país, en los problemas económicos, sociales y políticos que sufren la clase obrera y los demás sectores populares. Estos problemas se están agudizando durante los últimos años debido a la política de privatizaciones, de recorte de los derechos de los obreros y del pueblo y de sus ingresos que se promueven a favor de la burguesía nacional. El KKE apoya las movilizaciones populares que pretenden resolver los problemas populares, apoya el derecho de los pueblos a luchar, como lo ha demostrado el largo curso de nuestro partido. En este sentido, nuestro Partido trata de estudiar a fondo los desarrollos complejos como lo son los de hoy.

Por lo tanto, hay que señalar que hoy en día muchos elementos señalan que pretenden hacer una intervención imperialista en los asuntos internos de Siria desde el extranjero, así como de manipulación de los trabajadores en los demás países con información falsa sobre los acontecimientos en Siria. Por ejemplo, muchos de los supuestos “videos-documentos” que nos muestran se han rodado en otros países y en situaciones distintas. Esta línea de manipulación de la opinión pública ha llevado últimamente incluso a dimisiones de periodistas del “Al Jazeera”.

Cada día salen a la luz datos que revelan intervenciones de países vecinos (Arabia Saudita, Turquía), datos que revelan el esfuerzo de agudización y explotación de conflictos religiosos, datos que hablan de grupos que se arman y de fuerzas que se entrenan en el extranjero. Hay que tomarlo todo esto en cuenta.

Es obvio que los EE.UU., la UE e Israel se interesan para la desestabilización y el debilitamiento de un régimen burgués que hace alusiones antiimperialistas y es aliado de fuerzas antiimperialistas en Palestina, en Líbano etc. No hay que olvidar que hoy en día territorios de Siria están bajo ocupación extranjera (israelí)! El debilitamiento de este régimen o incluso su derrocamiento puede abrir el apetito para planes imperialistas de ataque contra Irán, utilizando como pretexto el programa nuclear. Además, puede llevar de nuevo a la desintegración de países en la región y a un domino de desestabilización y de matanzas que va a traer nuevas guerras imperialistas e intervenciones.

- En el pasado, la Unión Soviética mantenía relaciones estrechas con Siria y con el partido gubernamental Baaz. ¿Qué piensa de esta postura y cómo afecta este hecho la postura actual del KKE hacia Siria?

- Después de la II Guerra Mundial gracias al renombre de la URSS, debido a su contribución en la Victoria Antifascista, a la supremacía del socialismo en la reconstrucción del país, la formación de repúblicas democráticas en Europa del Este, el derrumbe del colonialismo, se llevaron a cabo procesos positivos en la correlación de fuerzas a nivel mundial. Por supuesto, el sistema imperialista internacional siguió siendo poderoso a pesar del fortalecimiento indudable de las fuerzas del socialismo. Justo después del fin de la guerra, el imperialismo bajo la hegemonía de los EE.UU., comenzó la “guerra fría” y elaboró una estrategia a fin de socavar el sistema socialista y el esfuerzo de reagrupar sus fuerzas. Así pues, se desarrolló un antagonismo entre los dos sistemas a nivel mundial.

En aquel período en una serie de países como Siria la cuestión de la independencia nacional y de la agrupación en torno a este objetivo fueron los temas principales. Indudablemente, para los países colonizados la conquista de la independencia nacional fue una condición básica para superar el atraso en todos los ámbitos de la vida social. La URSS y los demás estados socialistas elaboraron una política de cooperación económica y de otra forma y de apoyo a los nuevos regímenes, entre otros de Siria, para que no se incorporasen en el mercado capitalista internacional, en las uniones imperialistas, y para fortalecer las fuerzas en los frentes gubernamentales que se posicionaban a favor de la orientación socialista.

Este esfuerzo de la Unión Soviética para desarrollar relaciones económicas e incluso alianzas con algunos países capitalistas en contra de potencias imperialistas más poderosas fue legítimo y comprensible puesto que debilitaba el frente único de los imperialistas, les distraía fuerzas, aunque fuese temporalmente, utilizaba las contradicciones en el campo imperialista. El problema es que cuando esta opción coyuntural (estatal) de la URSS, que se manifestaba a nivel económico, diplomático etc. con ciertos países llegó a considerarse como un principio, se teorizaba y se hablaba de la llamada “vía no capitalista de desarrollo” en aquellos países, que aumentaba la confusión en el movimiento revolucionario internacional. Como se demostró en la práctica un “tercer camino hacia el socialismo” ¡no existe!

Es claro que nuestro Partido está tratando de sacar conclusiones de la historia del movimiento comunista internacional. Así, la postura actual del KKE, por ejemplo, contra la guerra imperialista en Libia no significa en ningún caso aceptación del régimen de Gaddafi con lo que no tiene ninguna relación. Nuestra oposición a la posible intervención imperialista en Siria o el posible ataque imperialista contra Irán tampoco significa que renunciamos a la postura crítica que mantiene nuestro Partido hacia los regímenes burgueses de estos países.

Con esta orientación, los comunistas hemos concentrado nuestra atención en lo principal, que en este momento es la guerra imperialista y las intervenciones en la región, incluso con la participación de nuestro país.

- ¿En qué medida se afecta la postura del KKE por el hecho que los partidos comunistas sirios participan en el “Frente Patriótico” del partido gubernamental Baaz?

- El KKE toma en cuenta las posiciones y las evaluaciones de los partidos comunistas en los demás países. Apreciamos la postura antiimperialista firme de los comunistas en Siria así como su contribución en el esfuerzo de reagrupar el movimiento comunista internacional. Recientemente y poco antes de que se estallaron estos sucesos, el camarada Amar Bagdash, SG del CC del PC Sirio, había visitado nuestro país por invitación de KKE. Entonces tuvimos la oportunidad de intercambiar evaluaciones sobre los desarrollos en nuestra región. Conocemos y apreciamos la acción de los comunistas en Siria contra el deterioro de las relaciones laborales, la “liberalización” de los despidos, por el establecimiento del derecho a la huelga, contra los planes de privatización de la tierra y contra la ley para la privatización de las instituciones de utilidad pública, y en general contra la integración de Siria en los organismos imperialistas. Por supuesto tomamos en consideración sus posiciones, sin embargo, el KKE siempre trata de elaborar su propia evaluación sobre los hechos, teniendo en cuenta su propia experiencia y evaluaciones.

Nosotros, por ejemplo, con la experiencia de nuestro partido y del movimiento comunista internacional hemos evaluado que es un error dividir a la burguesía en “compradora” y “patriótica” e buscar formar alianzas con la segunda. Además, hemos aclarado que el poder estará en manos de la burguesía o en manos de la clase obrera. ¡No puede existir un poder intermedio!

Así en la base del análisis clasista y sin idealizaciones, acercamos al régimen burgués de Baaz (“Partido Socialista Árabe”) de Siria que por sus propias razones ha estado en un duro y largo conflicto armado con el estado imperialista de Israel, y en consecuencia con los EE.UU., así como con otros designios imperialistas en la región.

Pedimos la retirada inmediata de Israel por los territorios sirios y los demás territorios árabes que ha ocupado el ejército israelí con el pleno apoyo de los EE.UU. y de otras potencias imperialistas. Además, apoyamos plenamente el derecho de cada pueblo, y por supuesto del pueblo sirio, de determinar su propio futuro sin intervenciones imperialistas extranjeras, sean de carácter claramente militar o de carácter de manipulación ideológica y política.

- ¿Cuál es la propuesta del KKE al pueblo griego y a los pueblos en la región?

- El KKE se dirige a la clase obrera y a los pueblos de la región y subraya que sus intereses se identifican con la lucha antiimperialista antimonopolista conjunta por la desvinculación de las organizaciones imperialistas, la abolición de las bases militares extranjeras y las armas nucleares, el retorno de fuerzas militares de las misiones imperialistas y la integración de esta lucha en la lucha por el poder.

En esta base los pueblos pueden vivir en paz, creativamente y utilizar los recursos naturales que serán propiedad popular para su propio beneficio, para satisfacer sus propias necesidades.

Condenamos las guerras imperialistas, injustas y luchamos por el desligamiento de nuestro país de estas. Sin embargo, sabemos que las guerras -que son la continuación de la política por otros medios violentos- son inevitables mientras la sociedad esté dividida en clases, mientras exista la explotación del hombre por el hombre, mientras prevalezca el imperialismo.

La sustitución de la guerra por la paz a favor de los pueblos no se puede lograr sin la sustitución del capitalismo por el socialismo porque la paz imperialista prepara las nuevas guerras imperialistas.


http://es.kke.gr/news/news2011/2011…

Ver en línea : Frente contra la guerra imperialista y las intervenciones