// está leyendo...

Para tener en cuenta

Ecuador: Dialéctica entre la izquierda revolucionaria y la izquierda burocrática

El informe de 2010, con 649 páginas, de Human Rights Watch (HWR)[1] - Observatorio de los Derechos Humanos-, asociación que se etiqueta de Organización No Gubernamental (ONG) pero que a la vez es financiada por transnacionales de los Estados Unidos como Winston o Ford que definen su dirección ideológica sesgada, concluye que países progresistas como Venezuela, Cuba, Bolivia o Ecuador –justamente los integrantes de la Alianza Bolivariana por los Pueblos de Nuestra América (ALBA) - cada vez limitan más la libertad de expresión y se encaminan a un modelo totalitario de represión social. En cambio, otros países de América Latina, según HRW, como México o Colombia, lugares donde son asesinatos más periodistas, la causa principal de las violaciones del Derechos Humanos no son las acciones directas del estado sino la actuación del narcotráfico o de los grupos armados irregulares. Hugo Chávez desde que llegó como Presidente al gobierno venezolano en febrero de 1999 ha convocado 12 comicios, entre ellos, el referéndum constitucional de 1999, el referéndum revocatorio de 2004, y dos elecciones populares sobre enmiendas a la Carta Magna en 2007 y 2009. En Bolivia, con la victoria electoral de Evo Morales en 2005, se ha efectuado un referéndum revocatorio en 2008, el constitucional en 2009, y por primera vez en la historia del país las elecciones autonómicas departamentales el pasado mes de abril, entre otros. Incluso, en la “dictadura” de Cuba, en 1991 se aprobó por elección popular reformas constitucionales donde el pueblo decidía soberanamente continuar con el modelo socialista todo y la caída del Muro de Berlín. En el caso de Ecuador, con el Presidente Rafael Correa, se aprobó en septiembre de 2008 una nueva Constitución por decisión democrática popular con el 63,93% de respaldo. Según HWR, incoherentemente, los gobiernos de estos 4 países progresistas cada vez son menos democráticos cuando escuchan y cumplen las decisiones de sus pueblos, y contradictoriamente, Colombia, principal socio comercial y armamentístico de los Estados Unidos en Sudamérica, es un modelo democrático donde su reforma constitucional de 1991 y la posibilidad de ser reelegido Álvaro Uribe como Presidente al 2006 por enmienda constitucional solamente fueron por decisión del Congreso y no del pueblo. Parece que HWR interpreta mal las enseñanzas de la doctrina marxista, o las quieren interpretar así por el guión de los Estados Unidos y las transnacionales, modificando el concepto socialista “dictadura del proletariado” a “dictadura sobre el pueblo”.

Acelerar la Revolución Ciudadana

“Como la oposición es tan mediocre se ha enfocado en acusarme de buscar la reelección indefinida y tratar de ser dictador vitalicio"[2], dijo Rafael Correa en Nueva York en la Asamblea General de la ONU. Después del intento de golpe de estado que sufrió Correa el pasado 30 de septiembre por parte de un sector de la oposición, de policías y de ciertas injerencias de los Estados Unidos, el Presidente prometió profundizar la Revolución Ciudadana en beneficio de los sectores desfavorecidos, indígenas y campesinos, que gracias a su resistencia con grandes movilizaciones sociales el golpe de estado fracasó. El 15 de octubre más de 60 mil personas se manifestaron en Quito para reafirmar su compromiso con el Presidente, y Correa se ha visto obligado a cumplir sus promesas populares de acelerar la Revolución. El Presidente ha propuesto un referéndum sobre modificaciones constitucionales para mejorar el sistema de justicia de Ecuador, dado que según él “no se puede hacer una Revolución dejando incólumes estructuras podridas”[3], en referencia al modelo estatal existente. Correa ha propuesto a la Corte Constitucional una consulta popular de 10 preguntas para el segundo trimestre. Si la Corte la aprueba Correa firmará un decreto para convocar el referéndum, y el Consejo Nacional Electoral tendrá la obligación de realizarlo en 60 días. De las 10 preguntas, 5 serán de aprobación de cambios constitucionales y las otras 5 de consulta popular para conocer la opinión pública sobre nuevos proyectos de ley. Entre las enmiendas constitucionales se encuentra; suprimir el actual Consejo de la Judicatura, crear un nuevo Consejo para administrar el sistema judicial, normalizar los plazos de prisión preventiva eliminando el tiempo actual de 6 meses dado que ha dejado en libertad a muchos delincuentes, aplicarse medidas sustitutivas en la prisión en caso de delitos menores, y prohibir que los banqueros o propietarios de medios de comunicación tengan negocios diferentes a los suyos en el campo financieros y de la información. Sobre las consultas se propone saber qué opina la población sobre; la eliminación de casinos y otras salas de juego de dinero, los espectáculos donde se torturan y se matan animales, como la corrida de toros o la pelea de gallos, regular los contenidos de los medios de comunicación sobre violencia, explícitamente sexuales o discriminaciones sociales mediante una ley de comunicación que fue presentada por el gobierno pero no fue ratificada por la Asamblea Legislativa. Y por último, dos preguntas se referirán a considerar como delito el enriquecimiento privado no justificado y la no afiliación de los empresarios a sus trabajadores al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

Los gritos de la oposición política contra el proyecto de consulta popular no ha sido noticia, dado que en los modelos de democracia latinoamericana todo lo que hace un gobierno de izquierdas es propio “de autoritarismo” o se dirige al “comunismo del terror”. La derecha peca de poco democrática. La noticia ha sido el nacimiento de varios tránsfugas de la formación de Correa, Alianza País, para posesionarse contra el proyecto de referéndum y consulta, como lo ha hizo oficialmente la parlamentaria Betty Amores en una rueda de prensa, escuchada por Virgilio Hernández y Paola Pabón, dos parlamentarios más de Alianza País. Según Amores, las preguntas del referéndum violan 8 principios Fundamentals de la Constitución y 37 normas del Código Orgánico de la Función Judicial, proponiendo indirectamente la parlamentaria la defensa del estatismo de la Constitución actual y reciente.

En todos los procesos revolucionarios, ya sean por victorias armadas o victorias electorales, existen enemigos internos que quieren mantener sus privilegios burocráticos, paralizando los cambios políticos que afectan sus beneficios de clase social. Correa afirmó que “toda revolución tiene sus traidores”[4] y el caso de Amores será uno de más que traicionarán por que no apoyarán conocer la opinión del pueblo y las demandas de acelerar la Revolución Ciudadana. Cincuenta diferentes organizaciones sociales y campesinas, lideradas por la Coordinadora de Movimientos Sociales, autoconvocaron una gran marcha colectiva nacional en defensa de que la Corte Constitucional apruebe el referéndum que propuso Correa por el derecho del pueblo a pronunciarse en las urnas, dejando a un plan individual de cada manifestante su decisión de votar con un SÍ o uno NO. En el “totalitarismo” de Correa, según Human Right Watch, contradictoriamente el pueblo se manifiesta con total libertad para apoyar la propuesta del Presidente de que la voz colectiva sea escuchada y decida el futuro del país. Como cualquier proceso revolucionario, superada la fase de contradicción entre la izquierda progresista victoriosa a favor de los desfavorecidos y la derecha conservadora derrotada a favor de los privilegiados – en Ecuador esta etapa se superó después del golpe de estado - la dialéctica principal se modifica y empieza el conflicto entre la nueva burocracia de “la izquierda” que quiere estatitzar el proceso de cambio y los movimientos sociales que quieren profundizar la Revolución Ciudadana junto con Rafael Correa. Antes la izquierda luchaba por el poder desde la oposición, hoy tiene la posibilidad de luchar por el poder desde el gobierno.

[1] http://www.hrw.org/en/news/2011/01/…

[2] http://www.adnmundo.com/contenidos/…

[3] http://andes.info.ec/politica/%E2%8…

[4] www.eluniverso.com/…/betty…


http://www.kaosenlared.net/noticia/…

Ver en línea : Ecuador: Dialéctica entre la izquierda revolucionaria y la izquierda burocrática