// está leyendo...

América Latina

[Colombia] Notas de Anncol

Los perjúmenes y relojes de las FARC-EP

Ya suena a disco rayado las inverosímiles afirmaciones de la inteligencia militar y policial colombianas sobre los envíos de droga, relojes de marca, lociones o perfumes, mototriciclos, primos enanos, harenes, carros lujosos, cuentas en Suiza, uranio empobrecido, minas de oro, etc., que le atribuyen a las FARC-EP y que El Espectador, El Tiempo, Caracol, Semana y RCN publican obedientemente y sin quitar una coma. Ya de esos cuentos no comen ni en los Estados Unidos (donde los tildan de “incapaces”) y Europa adonde se supone van estas ficticias creaciones propias para guiones de películas de Steven Spielberg o George Lucas. Si por mentiras fuera, ya el establecimiento colombiano habría ganado con creces la guerra civil que desangra a Colombia desde hace más de medio siglo. Pero resulta que la guerra tiene una cruda y dolorosa realidad que no se puede ocultar y que si se hace, más temprano que tarde asoma; verbigracia: las ejecuciones extrajudiciales (los falsos positivos), el asesinato, tortura y descuartizamiento de menores campesinos y las masacres de la población civil en connivencia con el paramilitarismo, la “desmovilización” de los paras, para citar apenas unas cuatro.

El 8 de enero pasado, El Espectador publicaba: “De universitaria a terrorista” y se despachaba con este cuento: “John 40 la comisionó para que le comprara costosos productos que debía enviarle a su campamento en el sur del país. Claudia le narró a la Fiscalía que del discurso revolucionario aquel se fue hartando cuando descubrió que entre los encargos que debía enviarle a 40 estaban lujosos relojes de más de $10 millones, lociones, ropa de marca y catálogos de costosas joyas. El 28 de marzo de 2008 fue capturada en Bogotá. Desde entonces se ha dedicado a dictar clases en prisión y a confesar sus pasos buscando recibir los beneficios de Justicia y Paz”.

La estructura, contenido y gramática del escrito no deja dudas sobre de dónde provino y quién lo hizo, así aparezca tímidamente con la “autoría” de “Redacción Judicial”. Vergüenza ajena se siente al ver el grado de postración en que ha quedado el oficio de periodista en Colombia y el triste desempeño de un ejército indigno, sin honor y decoro militar que terminó delinquiendo y matando cuando en realidad fue creado para defender la soberanía del país, la vida, honra y bienes de los ciudadanos.

El caso del general Carlos Suárez Bustamente ilustra el grado de putrefacción dentro del Ejército de Colombia. El criminal Juan Manuel Santos, involucrado en los “falsos positivos” hasta el cuello, frenó su ascenso a Comandante de las Fuerzas Militares, cobrándole así al general Suárez su digno rechazo y petición de judialización de los militares comprometidos con los crímenes de lesa humanidad.

Corpus Briceño

Constrasta el silencio de la Iglesia Católica Bendice Armas de Colombia con el afán del Vaticano por “mediar” en Venezuela y Cuba en favor de “cambios” en el interior de las dos revoluciones para dicha de las oligarquías vendepatrias que perdieron el poder. Y digo que contrasta porque es claro que la Bendice Armas de Colombia está contenta con el régimen del criminal Santos, como lo estuvo con Varito, como lo ha estado desde el Frente Nacional y de ahí para atrás. Pero no por ello extraña. Esa ha sido y será siempre su doble moral, su doble juego. Hablando de paz, pero bendiciendo las armas para la guerra. Hablando de la vida, pero festejando al unísono la muerte de Reyes. Hablando de libertad y poniéndole palitos a la rueda de las liberaciones de las FARC-EP.

Tengo entendido que la humilde familia de Jorge Briceño es católica. Y que como católica quiere darle cristiana sepultura. El miedo del establecimiento es que la FARC-EP se lo roben. ¿Para qué? Ah, yo no sé. Tal vez para recomponerlo y salir con él sentado en su mototriciclo como El CID y el primo enano sosteniéndolo de atrás para asustar a las tropas del corrupto y criminal gobierno. ¿O para ritos satánicos? Pues con tantas vainas que le inventan a la guerrilla, nada raro que los amanuenses de El Espectador, El Tiempo, Caracol, RCN, Semana…etc… Ahí les dejo la idea.

¿Por qué la Iglesia Católica no abre su bocota para “mediar” por la entrega del cuerpo del “Mono”? (Sí, ya sé que porque está siempre al lado del establecimiento y con los poderosos). Y si la desconfianza es tal, ¿por qué no nombrar como custodios de la tumba a Rubiano y Llano Escobar, así como hizo Pilatos con la tumba de Jesús?

Si México tiene a Cantinflas, nosotros a Angelino

Uno esperaba de Angelino Garzón un análisis serio de las palabras de Alfonso Cano. O Angelino no vio ni escuchó lo que Cano dijo o no lo entendió. Al parecer ocurrió lo segundo. Pues salir a decir la “angelinada” que fueron “bravuconadas”, no se compadece con la puerta que las FARC-EP abrieron cuando expresaron su interés en la devolución de las tierras a los campesinos y la ley de víctimas. Un vicepresidente serio, con interés en los derechos humanos, hubiese pedido a su contradictor político y militar que nombraran una comisión para que, juntos, aportaran ideas y evaluaran el proceso. Ese hubiese sido un gran primer paso. Pero no. Pudo más la ignorancia y ceguera de nuestro Angelino para que saliera con semejante angelinada.

“Comprado” Coronell

Dicen que si uno no puede con el enemigo se une a él o lo compra. La llegada de Daniel Coronell a Univisión es una forma de silenciarlo comprándolo. Coronell se había convertido en un personaje incómodo para los corruptos en Colombia y tenía al rojo vivo a Varito. Cada columna en Semana o emisión de su noticiero, Noticias UNO, eran cargas de profundidad contra “el Señor de las Sombras”, como Fernando Garavito y Joseph Contreras llamaron a Uribe en su fabulosa “Biografía no autorizada” (la que fue prohibida vender en tiendas y librerías de Colombia).

Univisión es una cadena de la extrema derecha internacional al servicio del fanático exilio anticubano de Miami. No es precisamente periodismo lo que se ve y oye a través de sus programas de Radio y Televisión. El denominador común es atacar todo lo que huela a democracia y libertad que no se ajuste a sus mentes cerradas ultraconservadoras. Si usted detesta a Chávez, Evo, Correa, Cristina y a Fidel, usted es bienvenido a esa “cosa nostra”, si no, de patitas en la calle lo ponen en cuestión de días. (Que lo diga el periodista Edmundo García que lo vivió en carne propia).

A Coronell lo admiro, aunque tengo profundas diferencias con él y la forma como reporta sobre la Revolución Cubana y Bolivariana, pero es un gran periodista y un buen colombiano. Lamento mucho saber que Coronell mordió el anzuelo. El no podrá cambiar el medio sino que el medio lo podrá cambiar a él. Ojalá esto no ocurra y lo tengamos de regreso bien pronto.

Carlos Gaviria para reivindicar al POLO

El problema del POLO es estructural. Uno no puede ser opción de poder si se junta con los mismos que han vivido y abusado de la teta pública y con quienes no saben que es acostarse con hambre y son colombianos porque nada más así reza en su cédula. Al POLO siempre le faltó pueblo y estar con el pueblo. Por eso se reventó por dentro. (R.I.P.)

El hecho que existieran dentro de sus cuadros, valiosos representantes de la izquierda, no lo hace un partido o movimiento o alianza de izquierda. Y uno no puede juntar tomates con limones para hacer limonada. Si el POLO era una “coalición con un acuerdo programático”, como muchos me querían hacer ver, pues este “acuerdo programático” estaba pegado con babas, como muchas veces les respondí. Y ahí están los resultados.

Yo no sé qué va a pasar con el POLO ni me interesa puesto que, repito, su falla es estructural y no veo, al corto plazo, ninguna solución. Pero sí considero que un primer paso para reivindicarse con el pueblo sería postular para la Alcaldía de Bogotá al maestro Carlos Gaviria Díaz. El profesor Gaviria es una carta que aglutina y no divide. Sus capacidad intelectual y su transparencia lo hacen el candidato idóneo. Si de verdad el POLO quiere revivir, ahí está la carta para jugar. De lo contrario, habrá que dedicarle un responso.


http://anncol.eu/noticias-del-mundo…

Ver en línea : Notas de Anncol