// está leyendo...

Crítica

[Chile] De empresario a mitómano

Quiero que me disculpen, pero esta vez voy a empezar por el revés y lo quiero expresar con fuerza. Señor Piñera, los derechos humanos ¿qué significado tienen para usted? ¿Es una burbuja de cristal como las que vemos a menudo para fin de año, en navidad, uno la mueve y nieva? Al visitar a un asesino (Santos), a un ladrón (García), mirando esa oscura alianza contra los pueblos de gobiernos populares de izquierda de América Morena, cuya alianza busca desestabilizarlos no importando que Santos sea un asesino, un narcotraficante, responsable político de la fosa común más grande encontrada en América Morena como también de los falsos positivos. Que se tenga memoria oral y escrita. Usted, señor Piñera, al alinearse a Obama-CIA es cómplice que los derechos humanos son pisoteados todos los días en Colombia por la oligarquía. Son cientos de miles los estudiantes, trabajadores, campesinos, dueñas de casa, jóvenes y niños masacrados, asesinados, torturados salvajemente hasta la muerte. Los hijos de los guerrilleros son mutilados, violados y dejados votados como perros en algún basurero desangrándose hasta la muerte. Usted es responsable frente a eso, si guarda silencio, de los símbolos criminales del narco terrorismo de la oligarquía Colombiana, de Uribe y Santos, es un silencio cómplice.

Es cierto, se terminó el show exitosamente al cumplirse la misión de revertir los malos resultados en los estudios de opinión pública, pero el cálculo político del señor Piñera y de su administración (alianza) llámese: Senadores, Diputados, Ministros, Subsecretarios, Intendentes, Gobernadores, Alcaldes y Concejales, más la mafia neoliberal capitalista de la Concertación, administradora de la institucionalidad pinochetista, realizaron un cálculo erróneo y apresurado. Pensaron que tenían el sartén por el mango después del resultado del salvamento de los 33 mineros, más su viaje a Europa donde estuvo mostrando el escrito de los mineros, alusivos a que estaban vivos los 33, e ilesos. Fue tanto su mediocridad, su hipocresía, su descaro que hasta su propia señora ante las cámaras de televisión le pidió que no mostrara más el papelito, por que el “presidente” no tiene otra obra que mostrar a nivel internacional de Chile.

Lo que no sabía la señora de Piñera era que lo único que podía mostrar el “Presidente” de Chile era ese papelito, pues en materia de reconstrucción, trabajo, salud, educación, cultura, lisa y llanamente era un fiasco, un fracaso, una mentira más. En el aspecto económico, es el alza en el cobre y que se trabaje un día más en el mes para incidir positivamente en el IMACEC -eso es todo el holgorio y nada más. Pero lo que resulta interesante es la lógica mercantil de estos señores. Parece que estar en el poder por 200 años no le ha servido de nada y no entienden, o bien confunden las decisiones políticas-económicas con las personales y eso es grave. Esto los lleva a errar una y otra vez, ya que cuando me jacto en el extranjero de que “esta es la nueva forma de funcionar en términos éticos y eficientes”, haciendo alusión al salvamento, estoy engañando a los europeos “ingenuos”, estoy engañando a los chilenos. Pues no, nosotros estamos curtidos con tanta mentira. En la semana murieron dos obreros más, después que los explosivos explotaran anticipadamente. Lo grave de esto, es que los explosivos quedaban debajo de las camas de los obreros. ¿De qué ética y eficiencia estamos hablando señor Piñera? Mientras el dueño, un mexicano, se echó a volar del país como un vulgar ladrón con ropaje de empresario desde el mismo lugar del accidente donde estaba herido por la explosión un obrero el cual perdió un ojo.

Bueno, se preguntarán ustedes para dónde voy, y a lo que voy es que la máquina política publicitaria esta vez no salvará al señor Piñera, como es el caso de los teléfonos intervenidos para dejar mal a Evelyn Mattey, hace una década atrás aproximadamente (déjala como cabra chica, no más), cuando usted fue “honorable” e impulsó a través de un proyecto de ley para trasformar los club deportivos en sociedades anónimas y usted, señor Piñera, al otro día de promulgarse la ley fue el primero en comprarse Colo-Colo, hoy Blanco y Negro. La situación del cataclismo, donde no venía el Presidente a solucionar problemas a nuestra zona sino que venía a tomar tesito, mirando el partido de la selección, mientras cientos de miles de jefas de hogar, abuelos, madres, etc., estaban desesperados, de brazos cruzados sin ningún porvenir por delante.

¿Usted sabe cuántos chilenos están sin casa hoy?, mientras usted se mofaba de los pobladores utilizando el mundial de Fútbol, el cataclismo había derrumbado 215 mil casas. Si han ayudado a alguien en la séptima región son escasas excepciones y que solo apuntan a ayudar a los empresarios; y a nivel nacional no hay reconstrucción, sólo hay casas en proceso de construcción y su número apenas llega a 1947 casas a la fecha (http://www.reconstruye.org/2010/08/…); y sólo son 15 las casas entregadas, o sea a penas un 0,1%. Ahora son 280 UF, lo que entregó el Estado vía gobierno por subsidios habitacionales. ¿A qué casa podría acceder una persona mayor de 50 años con una suma cercana a los 7 millones, si los bancos no les dan créditos a los adultos mayores, porque pueden morir antes de pagar la deuda? Una casa sólida en Talca cuesta por sobre los 22 millones 800 mil pesos, en consecuencia, con esa suma exigua (7 millones), qué les queda por comprar ¿una casa de madera que a los 3 o 5 años las termitas la tendrán en el suelo? Eso es una burla señor Piñera, hay que entregar subsidios por sobre los 15 millones a esas personas; más sin son personas mayores que habitaban los cascos históricos urbanos de la zona central.

Siguiendo en esta línea, el caso de su hermano con la alcoholemia mula (falsa), la entrega de la “reconstrucción” a inmobiliarias que sus dueños son sus ministros, amigos que cooperaron con dinero a su campaña presidenciable. Ahora, si es mentira su intervención en el fútbol, ¿por qué no se revisa los celulares del señor Lavín, del señor Gabriel Ruiz-Tagle y su teléfono celular para verificar las llamadas donde llamaron previo a la “elección”? ¿Por qué no revisamos el celular de su suegro, el empresario Hernán Levy Arensburgy, para ser más honestos y claros, señor Piñera? El que nada hace nada teme, o como diría el nuevo amigo gringo de su ministro del interior Hinzpeter: “tolerancia cero a la delincuencia”, que dicho sea de paso, en 1989 conoció a Sebastián Piñera cuando fue jefe de campaña de Evelyn Matthei, quien disputaba un escaño en la Cámara Baja, pero en el llamado caso "Piñeragate" defendió al empresario (Piñera) y contrincante de Evelyn en el conflicto, siendo jefe de campaña de Mattey. Qué interesante, como tiran el color verde.

Ahora el ministro de minería, Lorenz Gordon, tratando de arreglarla la saca peor al recordar la denuncia de Pía Guzmán acusando a honorables miembros de la UDI y la DC de pedofilia, denuncia que se tildó como el caso Spiniak. Después cuando se vino toda la reacción en contra de Pía Guzmán, que le costó la salida de la política nacional, un honorable sale en su defensa, ¿sabían ustedes quien fue ese señor? El mismísimo Piñera. Por eso el ministro de economía debe ser más claro al hablar del caso Spiniak y no solo recordar, que algunos “honorables” tuvieron que pedir disculpas por infamias, y el “honorable” de Piñera no las dio.

De una educación pública deficiente a una mercantil

Como muchos saben que la educación es el reflejo de la sociedad en que se vive, la nuestra no está exenta de baches, perdón “eventos”. Como diría la neoliberal de derecha, DC Jimena Rincón, esta desgracia parte con la municipalización o privatización de la educación. Esto, sin ninguna duda, fue el primer paso serio de mercantilizarla. Estudia quien paga -paso realizado por Pinochet, elaborado y desarrollado por el hermano del Presidente-. Lo otro es sólo parafernalia comunicacional que pretendía frenar el paro de los profesores, con el discurso de Piñera, administrador del Estado neoliberal; o cuando se habla de 20 mil millones de pesos para la educación y no se dice de dónde va a salir dicho dinero. Eso es solo show mediático o intento de manipular la contingencia política. Ahora esos 20 mil millones van a ir a parar a los colegios subvencionados y privados, como a los dueños de los colegios (sostenedores de la Alianza y la Concertación), o para ellos mismos. Es por eso que se están cerrando los colegios en las comunas más pobres; es por eso que están quedando cesantes profesores y paradocentes, cada vez que se cierra un colegio; es por eso que se reduce las horas en Ciencias sociales, historia y en tecnológica, ¿se querrá con ello que los adolescentes busquen pega en Calle 7 o Yingo? Si los alumnos generalmente pasaban de 40 o 45 alumnos por sala, ahora cuántos quedarán por sala cuando el ideal son 25 alumnos por sala para que la enseñanza entregada por un profesor sea de excelencia. Los que tienen mala conducta, a dónde va a ir a parar ¿a una colegio para pobres, a una cárcel juvenil en Pisagua? Los alumnos y alumnas de los colegios cerrados ¿a qué comuna o a qué distancia tendrán que desplazarse para ir a clases? Paralelo a esto, se revolucionará el trasporte de los adolescentes y serán trasportados por flotas exclusivas para ellos, al más estilo gringolandia, como les gusta tanto a ustedes (los neoliberales). Ahora, como desean tanto ser países “desarrollados”, la alimentación de los niños y adolescentes que están en pre escolar, básica y secundaria estarán más provistas de frutas, más verduras, pescado y leche para todos los días como quería Salvador Allende, porque así como la naturaleza dicta no existe otra forma de tener niños inteligentes y para que ello ocurra deben alimentarse con excelencia; se terminará con el uso de los uniformes en las diferentes instituciones mediocres de educación; y se podrá ir con el pelo largo, no como “pendencieros” con el pelo corto, como si la inteligencia, el aprendizaje dependiera de ello, de andar con el pelo corto.

Al dar oídos al eterno candidato (Lavín) por los medios masivos de desinformación y al escucharlo hablar de colegios de “excelencia” tipo Instituto Nacional, uno mira al Instituto y ve una suerte de lucha de clases para ingresar a él: los pitutos, la casta política parasitaria que se rodea del Instituto, y uno tiende a mover la cabeza de un lado para otro. Pero “del Instituto han salido presidentes, honorables, médicos, académicos, etc”, dirá un defensor del proyecto aliancista neoliberal. ¿Y de qué sirvió eso? ¿Para qué le sirvió al pueblo y a la patria esto? Pues para nada, son solo instituciones de clase. ¿De qué sirvió que Ricardo Lagos saliera del Instituto? Pues de nada, es un pequeño burgués de pacotilla. Esto sólo es un vulgar negocio con la educación que solo apunta a enterrar la educación pública de excelencia por el mercantilismo. Y pido que alguien me contradiga en esto por favor. La lógica de excelencia del Instituto razona de la siguiente forma: elijo a los mejores, y el resto, el sobrante, los porros, los mediocres y los disléxicos ¿a dónde los meto? ¿Por qué ahora Piñera (alianza) está cerrando los colegios para pobres? Irán directo a los regimientos, a engrosar las fuerzas militarizadas especiales de carabineros, harán los trabajos sucios, pésimos y mal pagados, o se integrarán al mercado de la droga y serán dependientes de ella hasta su muerte; las mujeres engrosarán los “cafés con piernas”, se integrarán a los prostíbulos, serán damas de compañía o serán las mujeres que limpiarán las casas, le harán la comida, y educarán los hijos de los ricos. Esta es la mano de obra barata que la oligarquía y los convertidos al capitalismo neoliberal de la Concertación estaban esperando.

¿Qué es lo que persigue Piñera (alianza) con todo esto? Que solo se equipara a lo realizado por la dictadura político-empresarial y militar que asesinó a un sector importante, cerca del 80% de los dirigentes de la clase obrera chilena entre jóvenes, campesinos, obreros e intelectuales. Esto obedece a una cuestión de la clase oligárquica contra la clase obrera. Cuando se habla de “excelencia” solo se trata de desclasar a los hijos de los obreros; cuando se habla de calidad es trasformar a los hijos de los obreros en arribistas, escaladores. En fin, es tratar de construir una mentalidad de consumidores, trepadores, competidores y miserables egoístas, el fin mismo de la sociedad capitalista neoliberal, o sea personas enajenadas, vendidas, alienadas.

Revisado y corregido por: Stolpkin.net


http://hijosdelarebeldia.blogspot.com/