// está leyendo...

Notas Periodísticas Dstcdas

Merkel da por fracasado el modelo multicultural de Alemania

La canciller, Angela Merkel, ha entrado el pasado fin de semana al trapo en el debate sobre la integración que vive el país en las últimas semanas al exigir a los inmigrantes que acepten los «valores» de Alemania.

Merkel dio por muerto y enterrado el modelo de una Alemania multicultural en el que cohabitarían armoniosamente diferentes culturas y en el que, como dejó patente en su discruso, tampoco creyó nunca. «A principios de los sesenta nuestro país convocaba a los trabajadores extranjeros para venir a trabajar a Alemania y ahora viven en nuestro país (…) Nos hemos engañado a nosotros mismos. Dijimos: ’No se van a quedar, en algún momento se irán’. Pero esto no es así».

Con semejantes premisas no es difícil adivinar la conclusión a la que llega la canciller: «Esta perspectiva de una sociedad multikulti, de vivir juntos y disfrutar del otro (…) ha fracasado, ha fracasado totalmente».

En su discurso ante las juventudes de la conservadora CDU, Merkel advirtió que los inmigrantes deberían integrarse y asumir la cultura y los valores que en su opinión definen a los alemanes. »Nosotros nos sentimos ligados a los valores cristianos. El que no acepte eso no tiene sitio aquí», sentenció.

«Subvencionar a los inmigranes» no basta. Alemania tiene «derecho a tener exigencias» hacia ellos, insistió, citando como ejemplo la exigencia de que aprendan alemán y no formalicen matrimonios forzados.

Los medios de comunicación han puesto estas semanas la lupa en los imanes en las universidades alemanas. La mayor parte de ellos provienen de Turquía y no hablan bien el alemán.

La polémica ha llegado al punto de que el presidente turco, Abdullah Gul, ha pedido a los inmigrantes de origen turco -y kurdo» que suponen la mayor comunidad extranjera en Alemania, a «hablar bien y sin acento» la lengua de Goethe.

Con todo, Merkel insistió en que la inmigración sigue siendo necesaria en una Alemania que sufre un déficit de mano de obra cualificada (400.000 personas según la Cámara de Comercio e Industria), pese a que muchos de sus correligionarios apuestan por cerrar definitivamente las fronteras.

En la misma línea, la canciller señaló que el islam «forma parte de Alemania», haciendo suya la polémica frase del presidente alemán, Christian Wulff, que indignó a una parte de la cúpula democristiana.

Entre unos y otros

Merkel, cuya coalición conservadora-liberal está en caida libre en los sondeos en vísperas de seis elecciones regionales cruciales en 2011, trata así de recuperar la ofensiva intentando soldar las visiones divergentes en el seno de su partido.

«Merkel integra a Seehofer y a Wulff», resume la revista «Focus». Horst Seehofer, jefe de dilas de la CSU bávara, siempre situada más a la derecha aún que la CDU, se adelantó a la canciller al proclamar el pasado viernes que «el multikulti ha muerto». Siempre en su opinión, Alemania «no necesita más inmigrantes de países con culturas diferentes como los turcos y los árabes», para los que «es más difícil» integrarse.

Merkel interviene en un debate cada vez más enconado y que se encendió tras la publicación por un alto funcionario del Bundesbank, Thilo Sarrazin, de un libro plagado de islamofobia.

Una islamofobia que, según algunas encuestas, comparte más de la mitad de los alemanes hacia una población musulmana de 4 millones de habitantes (el 5% de la población). El 35% opina que Alemania está ahogada por los extranjeros y el 10% añora el regreso de un Führer con «mano de hierro».


http://www.gara.net/paperezkoa/2010…

Ver en línea : Merkel da por fracasado el modelo multicultural de Alemania

Identificadores personales
Enlace hipertexto:

¿Un mensaje, un comentario?

1 Firmas

Fecha Nombre Mensaje
11 de febrero de 2011 comzbalistoy site web