// está leyendo...

América Latina

En Colombia: Siguen la represión y los crímenes de Estado

La situación de crímenes de Estado en Colombia sigue siendo muy grave porque en las provincias del país se descubren día a día nuevos restos de personas de todas las edades y rangos por asesinatos gubernamentales. Es lo que el Gobierno de Uribe Vélez llamó “Falsos Positivos” que son crímenes en toda la extensión del país de funcionarios públicos del Estado contra personas y jóvenes.

En abril 22 de este año, El Universal, en la edición de los departamentos de Córdoba y Sucre, en la Costa Caribe, informa que los organismos de seguridad del departamento de Córdoba, en coordinación con la fiscalía especializada de justicia y paz dentro del Plan Operativo “Pamton, hallaron 8 cadáveres en igual número de fosas comunes, en el municipio de San Pedro de Urabá, en el Departamento de Antioquia, tierra natal del presidente Uribe Vélez. Ratifica el periódico que los restos eran de personas que habían sido asesinadas por paramilitares y que la finca donde ocurrieron los crímenes funcionaba como escuela de entrenamiento de los criminales y que en ella se albergaron hasta mil de sus combatientes. Dice la información que los habitantes de la región expresaron que el número de víctimas podría llegar a 500 personas. Se estableció, por la posición de los restos óseos y el hallazgo de cuerdas en sus manos, la forma del crimen.

El diario de propiedad de la extrema derecha española, El Tiempo, en edición del 17 de abril denuncia, que la líder popular Ana Isabel Gómez Pérez, denunció en Montería a la Comisión Nacional de Reparación las amenazas contra su vida. Todo resultó cierto. La denunciante fue asesinada por pistoleros en moto cuando llegaba a su residencia. Esa mujer era líder de 4.000 campesinos desterrados por los paramilitares. En esa misma región fue asesinada la valiente líder Yolanda Izquierdo, quien dirigió el rescate de 863 hectáreas de la finca Las Tangas. Fue asesinada a bala en la propia ciudad de Montería, tal como ocurrió también con Benigno Gil Valencia quien lideraba otro grupo humano y fue asesinado en Chigorodó (tierra del Presidente Uribe Vélez). Informa el periódico español que la Comisión Nacional de Reparación calcula entre 2 y 4 millones de hectáreas en poder de paramilitares y terratenientes que se apoderaron de las tierras cuando los campesinos tuvieron que huir por la violencia.

Ya es difícil saber cuál es la política real y hacia donde marcha el nuevo Presidente de Estados Unidos Barack Obama. El 30 de abril dijo: “Que México y Colombia son buenos amigos de su país”. Señaló que es fácil lograr la alianza de los presidentes de Colombia y México porque con los gobernantes de esos países es más fácil aliarse con los gringos. “Los consideramos buenos amigos”, dijo. El gobierno de Obama no sabe qué hacer con 100 detenidos que estaban desde el gobierno Bush prisioneros y torturados en la isla cubana de Guantánamo, que eran calificados como “peligrosos”, a los cuales dice el Secretario de Defensa norteamericano Robert Gates, no pueden procesar ni dejar en libertad. La justicia de Estados Unidos funciona bajo dictados políticos. La Secretaria de Estado Hillary Clinton en Santo Domingo, puso a “Colombia como ejemplo de cómo los jóvenes se pueden unir para enfrentar la violencia”. La Secretaria Clinton se refería específicamente a una protesta callejera contra las Farc, en Bogotá, el 4 de febrero de 2008, cuyo énfasis fue el fin del secuestro.

El jefe paramilitar Salvatore Mancuso, confesó en Washington que las autodefensas de la derecha colombiana “desaparecieron los cuerpos de sus “víctimas”, que eran incinerados en un horno de cremación que tenía el notable paramilitar Carlos Castaño.

La Fiscalía General de la Nación denuncia “las chuzadas” ilegales que se hacían desde el Departamento de Seguridad “DAS” a los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia durante 2006 y 2007. Eran víctimas de este delito los directivos de las cortes suprema de justicia y los miembros de estas corporaciones.

Informa el diario El Tiempo, propiedad de empresas españolas, que seis meses después de su retiro como altos oficiales del ejército colombiano, los coroneles Wilson Castro y Álvaro Tamayo Hoyos, quedaron enredados en los procesos penales “por esos asesinatos fuera de combates”. Por lo visto en esta nota, el presidente Obama va dejando a la vista y sueltas sus posiciones ultraderechistas de viejos colaboradores del presidente Bush, que siguen en su gobierno. Ha sido publicada una declaración de la Secretaria de Estado, quien en ejercicio de su propio cargo de Estado ha declarado que la Revolución Cubana está a punto de derrumbarse.

Mi temor es que sea una filtración desde el gabinete de propósitos retardatarios y agresivos del presidente Obama. Ojalá esto no sea cierto, sino un desliz de ultraderecha de la señora Clinton. De todas maneras los latinoamericanos tomamos nota que en el gobierno de Obama, está escondido el propósito de continuar la guerra unilateral gringa contra Cuba, que siempre ha sido condenada por más del 98% de los integrantes de la Asamblea de las Naciones Unidas.

Para cerrar con broche de cobre las acciones retardatarias que ya se manifiestan en el gobierno de Obama, apenas alcanzamos a registrar que ayer lunes 4 de los corrientes la policía gringa impidió la llegada del notable cantante cubano y latino americano Silvio Rodríguez, quien iba como invitado a un homenaje a un artista norteamericano. Tengo que recordar a propósito de lo que ya está ocurriendo en Estados Unidos las palabras del gran poeta colombiano Eduardo Carranza al poeta americano y chileno Pablo Neruda, cuando le decía con la voz quebrada: “Pablo, esta es Colombia”. Que hoy podría ser: “Pablo, esto vuelve a ser la política de los Estados Unidos de siempre”.

http://www.argenpress.info/2009/05/…