// está leyendo...

Pensamiento

Sobre los muy discutidos últimos artículos de Fidel Castro y las consecuencias que podría conllevar el haber avalado a un especulador llamado Daniel Estulin

Cuando la farsa llega a adquirir notoriedad (II parte – De la crítica al análisis)

Introducción

No hace mucho fuimos testigos de la publicación de tres “artículos” con la firma de Fidel Castro: El Gobierno Mundial (Primera parte), El Gobierno Mundial (Segunda parte) y El capítulo principal del último libro. Todos publicados los días 17, 18 y 24 de Agosto 2010 respectivamente.

Tamaña sorpresa fue encontrarnos con dichos “artículos” que no fueron más que un simple “copiar y pegar” de pasajes de la obra de Daniel Estulin.

Muchos ni siquiera se dieron cuenta de lo significativo y, al mismo tiempo, dañino para la izquierda latinoamericana, y por qué no decir de la izquierda internacional, que podía ser aquella mezcla Fidel Castro-Daniel Estulin.

El presente artículo tratará de esclarecer quien es Daniel Estulin y, a su vez, esclarecer las funciones que cumplen este tipo de personajes (y que no es el único) dentro del sistema de producción capitalista.

Les advierto que a muchos le chocará ciertas cosas que muchos ya han asimilado como propias. Pero el propósito no es romper el esquema ya construido sino contribuir de alguna forma para que nuestra visión política sea más sólida.

Puntos de Fuga Especulativa

A lo largo de los siglos el ser humano ha estado expuesto a una serie de ideas especulativas que han marcado profundamente las creencias de los individuos. Dichas ideas han servido particularmente a favor de los intereses particulares de las clases dominantes. Y hasta el día de hoy ellas siguen jugando un rol importante para el beneficio de dichas clases. Ellas son las que particularmente podríamos denominar como Puntos de Fuga Especulativa (PFE).

Los Puntos de Fuga Especulativa los podemos dividir en tres partes significativas:

1.- Históricos

2.- Científicos

3.- Fácticos

Los PFE Históricos tienen relación con supuestos hechos históricos y que tratan de deformar o echar abajo lo que las Masas han venido conservando dentro de su esquema de ideas. Ejemplo significativo: la ahora creencia de que Jesús tuvo como esposa a María Magdalena y que, además, tuvieron hijos.

Los PFE Científicos están ligados a estructuras de poder con influencia que buscan dar una explicación “científica” de lo que escapa al entender común. Ejemplo significativo: la actual creencia darwiniana de que el hombre proviene del mono; o de que América fue poblada por el Estrecho de Bering; o la teoría del Big-bang.

Los PFE Fácticos se refieren a los acontecimientos de lo que muchos han sido testigos, cuya finalidad es alejarse del hecho mismo que ha sido evidente y darle un significado en contraposición de lo que las Masas ya han aceptado como versión oficial. Ejemplo significativo: las teorías que se barajan sobre el asesinato de John F. Kennedy; las teorías sobre los acontecimientos del 11 de Septiembre de 2001 en EEUU, o particularmente lo sucedido con el desmoronamiento de las Torres Gemelas y lo ocurrido en el Pentágono.

Cuando lo desconocido produce fascinación

Ahora bien, para difundir este tipo de ideas se valen de plataformas de cierto poder comunicacional como son: libros, televisión, Internet, órganos de poder político o espiritual, individualidades con cierta influencia, etc.

Hay que recalcar que quienes generalmente difunden este tipo de ideas son por lo habitual responsabilidades individuales SIN NINGUNA BASE IDEOLÓGICA CONCRETA O DE CLASE. Sin embargo el uso de canales comunicacionales de cierta influencia ha contribuido a la propagación de dichas ideas.

Hoy en día llaman profundamente la atención cuatro personajes que no hay que mirarlos a la ligera, ya que han tenido cierta responsabilidad en el hecho de que muchos -una parte considerable-, se hayan hecho eco de sus ideas.

Por el lado de la cultura farandulera-consumista tenemos a Daniel Estulin y Dan Brown; y por otro, por el lado ideológico de izquierda, tenemos a Thierry Meyssan y Manuel Freytas.

Vamos por parte….

Daniel Estulin

Por estos días este personaje ha hecho noticia dentro de nuestros círculos de izquierda, al ser avalado públicamente por nuestro compañero Fidel Castro. Dicho gesto ha provocado el “traslado” del personaje de la cultura farandulera-consumista al área ideológica de izquierda. Desconocemos si este hecho será temporal o permanente. Pero lo más probable es que sea temporal, por la naturaleza de su trabajo cuyo fin es vender fantasía y servir como un producto más dentro del Circo capitalista.

Su punto fuerte, y el que lo ha hecho conocido, es el tema del Club Bilderberg, llegando a ser un “especialista” en el tema y referenciado por muchos que gustan de dichos temas.

Ahora último va un poco más allá en sus ideas y tiene la convicción de que existe algo más poderoso que el Club Bilderberg (llamado “Octopus”), y que por razones de “seguridad” lo ha plasmado dentro de una novela (la novela tiene por título: “Conspiración Octopus”). [Nota: Algo que caracteriza a este especulador es la forma como vende su trabajo al señalar: los “millones” de copias vendidos (como base de influencia); los “documentos” que tiene en su poder y su red de “informantes” en los más significativos servicios de inteligencia u organismos económicos mundiales (su base de credibilidad); y, ahora último, su interés que tiene por señalar de que la gran industria del cine, HOLYWOOD, llevará a cabo una película basada en su obra o una de sus obras… Pero lo que más debemos destacar es cuando éste comparece como un “experto” a alguna plataforma comunicacional: se desenvuelve más entre grandes medios de difusión masiva para promocionar algún libro de su autoría o sus ideas en forma de entrevistas, o siendo referenciado (ABC, La Vanguardia, EL Mundo, TVE, etc). Todos ellos espacios de PROPAGANDA para PROMOCIONAR ideas o un producto hecho libro. Difícilmente lo hallaremos dentro del área ideológica de izquierda. ¿Por qué? Por una razón muy simple: le conviene más, económicamente, propagar sus ideas desde plataformas comunicacionales y funcionales al sistema económico capitalista. ¿Se imaginan a alguien de la ultra izquierda siendo panelista dentro de algún programa televisivo, de los grandes Medios, para dar a conocer sus ideas o presentar un libro con sus ideas, así con la facilidad que tiene Daniel Estulin para salir en ellos?]

Conozcan bien a este especulador:

Textos

- Entrevista con los lectores de El Mundo.

- Entrevista donde asegura que Osama Bin Laden está en Africa y que lo ayudó un amigo judío a salir de Afganistán.

- Se auto declara que fue espía ruso.

- Entrevista en ABC.

Videos (conozcamos su lenguaje o sus frases más repetitivas, sus expresiones faciales, cómo viste, su arrogancia, o cuando se pone nervioso)

- TVE

- Programa Contra Corriente

- Programa Periodista Digital

- Entrevista. Se compara con Cervantes

- La Vanguardia

- Programa Las Mañanas de Cuatro

- Debate con Estulin. 1

- Debate con Estulin. 2

- Debate con Estulin. 3

- Debate con Estulin. 4

Dan Brown

Famoso del área de la cultura consumista, saltó a la fama mundial con su novela “El Código Da Vinci”. La particularidad de este autor es que puso en duda algunas creencias cristianas que antes no habían sido abordadas de la manera que hoy son abordadas. Entre esas creencias está la idea de que Jesús se casó con María Magdalena y que tuvieron hijos. Nunca antes estas ideas tuvieron tanto revuelo a partir de dicho libro. Y hoy en día no sería difícil que una buena parte del vulgo haya tragado sus historias “fidedignas”. Todo gracias a las plataformas comunicacionales de importancia desde las cuales fueron propagadas sus ideas.

Thierry Meyssan

Todos recordamos el momento en que este personaje salió del anonimato. Su teoría de que en el Pentágono no había caído ningún avión y que fue plasmada en su libro La Gran Impostura lo catapultó al “estrellato”. Y más aún: se posicionó significativamente dentro de la izquierda latinoamericana con su teoría del “autoatentado” a partir del reconocimiento público que le hizo el presidente de Venezuela Hugo Chávez el 2006.

Para nada es de extrañar que esas ideas hoy estén bien instaladas dentro de gran parte de la izquierda latinoamericana. A partir de un hecho específico (lo ocurrido en el Pentágono) habrá de basar toda su teoría del “autoatentado”. Incluso podríamos coincidir con alguna de sus ideas y lo que pasó en el Pentágono. Pero ¿podríamos coincidir con lo que pasó en las Torres Gemelas? Allí que sepamos vimos claramente dos aviones de pasajeros estrellarse con las Torres. ¿Aquí entonces cual es la teoría? ¿No pudo haberse tratado de un golpe contra esos símbolos del capitalismo internacional? ¿Por qué cuando se trata de las Torres Gemelas vamos directo a lo de que no pudieron haberse caído así no más? ¿Por qué nos hacemos parte de las teorías que señalan que las Torres cayeron por explosiones subterráneas o, ahora último, con la nueva teoría que avala Daniel Estulin sobre “mini-bombas nucleares”? Todos vimos bien de donde se originó la caída de las Torres. Nunca empezó de abajo.

Y algo todavía muy curioso, por qué Thierry Meyssan, que bien dudó de lo ocurrido en el Pentágono, no dijo: bien, se trató de un avión. Por tanto debe existir una lista de pasajeros ¿dónde están los familiares de toda esa gente supuestamente muerta? ¿Lo familiares reclamaron sus muertos? ¿Por qué debemos enfocarnos sólo en el hecho de que allí no hubo ningún avión? ¿Por qué dentro de sus investigaciones no hurgan sobre las familias de los que supuestamente iban en aquel avión a partir de las listas de pasajeros?

Manuel Freytas

Por último encontramos a otro personaje, pero de menor calibre con respecto a los anteriores: Manuel Freytas. Si bien sus ideas se desplazan dentro de la izquierda latinoamericana, llama poderosamente la atención de que no se identifique dentro de ningún bando (ni de izquierda ni de derecha). A pesar de que no es un “best seller” como los personajes anteriores, su retórica puede verse reflejada en más de alguno. Por ejemplo en los autodeclarados anti-chavistas, se pueden observar ciertas ideas que de aquel personaje se desprende de manera constante: “los gobiernos de izquierda latinoamericana no existen”, “Chávez y Evo Morales son un invento” “No existe ninguna revolución bolivariana”, etc. Y todo lo concretan en un: “porque Venezuela le sigue vendiendo petróleo a EEUU”, “porque el Capitalismo es parte de su estructura de gobierno”, etc.

Podemos estar de acuerdo en ciertas falencias de la Revolución Bolivariana, pero llegar al extremo de desconocer el Proceso Bolivariano es absurdo.

Otro punto que destaca dentro de sus ideas repetitivas es de que: “el mundo está gobernado por el sionismo internacional”. Toda la culpa del capitalismo internacional o del sistema capitalista se la achaca a una Gran Cabeza Judía, ya que muchos de los que están en puestos de relevancia poseen “origen judío”.

¿Dentro del Capitalismo sería lógico señalar como enemigo tan solo a una Gran Cabeza Judía? ¿Acaso aquello no es caer bajo una lógica nazista que en su tiempo tuvo su espacio en la Alemania de Adolf Hitler, sobre achacar todos los males a los judíos?

Pues todos los personajes que acabamos de mencionar tienen en común la particularidad de mezclar la realidad con la fantasía, esmerándose ALGUNOS más que otros en pasar sus trabajos como si fuesen “investigaciones periodísticas”. Y algunos como Daniel Estulin y Thierry Meyssan se jactan de que sus ideas hayan llegado más allá de lo esperado, aparte de sus millones de copias vendidas por sus libros. Pero por sobre todo, estos últimos propagan la idea de que NO EXISTE CAPACIDAD ALGUNA para hacer daño a los intereses de los EEUU. Todo daño sobresaliente que se le infrinja al enemigo capitalista será obra de un “autoatentado”, según estos especuladores.

Ejercer la Crítica

No podemos zigzaguear ideológicamente. Individualmente podemos nutrirnos de ciertas ideas de individualidades, pero podemos fácilmente caer en un error cuando dentro de un conjunto de individualidades adoptamos ciertas ideas de individualidades sin ninguna base ideológica de clase.

No podemos mezclar nuestros gustos personales con una determinada ideología concreta de la cual podemos ser parte, ya que más que fortalecerla sólo lograría degenerarla.

Debemos ser lo suficientemente inteligentes para mantener nuestros gustos personales apartados de determinada ideología concreta.

Cada líder o escritor asume una responsabilidad al momento de expresarse. No asumir esa responsabilidad sería ignorar su posición u olvidar su carácter.

NUESTROS líderes o escritores no son meras figuras individuales que pueden decir lo que se les antoja y cuando se les antoje. Cuando asumimos una política determinada estamos sujetos a respetar varios de sus lineamientos políticos y, por tanto, a ser responsables con cada acto o cada palabra. Cuando uno no tiene cómo seguir sosteniendo ciertas responsabilidades asumidas, entonces llega el momento de hacerse a un costado y no dejar mostrar debilidades ideológicas o de PRINCIPIOS, por el bien de quien representa o ha representado.

Debemos ejercitar la crítica, verbalizarla o plasmarla, ya que, al parecer, hemos perdido la capacidad de crítica y nos hemos dedicado más que nada a TRAGAR todo lo que se nos presente.

Es realmente increíble lo que pasó con Fidel Castro y Daniel Estulin. El daño que podría haber originado eso, todavía está por verse. ¡¡¡Y NADIE PARECIERA HABERSE PERCATADO DEL SINGULAR EVENTO!!! ¡¡¡NADIE PARECIERA HABER ABRIDO LA BOCA!!! ¡¡¡UNICAMENTE PODÍAMOS ENCONTRARNOS CON LOS ADULADORES Y LOS IDÓLATRAS DE SIEMPRE!!!

La izquierda en América Latina, o la izquierda Internacional, está ideológicamente fragmentada. Su condición se asemeja más a un “arcoiris” de muchos colores.

La unidad ideológica debería ser uno de los desafíos más importantes a alcanzar dentro de NUESTRAS organizaciones tanto local, nacional o internacional. Pero más importante aún: sin SOLIDES ideológica no habremos por dónde hacerle daño al enemigo, ni mucho menos mantener la unidad.

Que critiquemos a nuestros más connotados dirigentes no significa que queramos aplastarlos. Significa que tenemos responsabilidades políticas y una dirección política clara a la que hay que respetar y cuidar, nos guste o no nos guste. Y quien no respete eso o no esté de acuerdo, entonces debe hacerse a un lado por el bien de nuestros camaradas y por conservar la SOLIDES ideológica.

Nos hemos acostumbrado a criticar a partir de la crítica de algún connotado intelectual, por temor al “qué dirán”. Pero debemos perder el miedo a criticar.

¿Por qué no podemos ser como nuestros connotados intelectuales? ¡¡¡Tenemos el olfato para ver lo que está bien y lo que está mal dentro de nuestras filas, pero nos hace falta tener la INICIATIVA para ir por ellos y ejercer nuestra necesaria CRÍTICA REVOLUCIONARIA!!!

Hay que romper con la cultura de los “becerros de oro”. Dejémonos de idolatrías y utilicemos la RAZÓN, por más cruda que sea.

Para conocer al enemigo capitalista o para saber cómo están estructuradas las cosas hoy, no hace falta dirigirnos a un tal “Daniel Estulin”. Para eso bien está la sabia herramienta del MARXISMO-LENINISMO cuya flexibilidad se puede adecuar a cualquier época mientras exista una clase dominante capitalista.

Identificadores personales
Enlace hipertexto:

¿Un mensaje, un comentario?

3 Firmas

Fecha Nombre Mensaje
13 de marzo de 2013 campagne emailing site web
23 de noviembre de 2012 solution emailing site web
11 de febrero de 2011 comzbalistoy site web