// está leyendo...

Medios de Comunicaciòn

Formas mutantes de la “propaganda” oligarca disfrazadas de “documentales”

Semiótica de “Los Guardianes de Chávez”

Espantar al burgués para que financie golpes de estado

“Una empresa del Grupo Prisa” dice ser el negocio que fabricó “Los Guardianes de Chávez” especie de falsificación “documental” a pedido (o antojo) de intereses especialmente violentos. La alianza PRISA-CNN se anota una torpeza descomunal que en su desesperación exhibe, una vez más, su inagotable tontería argumental y la pésima calidad de sus “productos”. Como su fuente “intelectual” ahora contratan “think tanks” de mercenarios posmodernos, santiguados con pacifismos hipócritas, que se creen” genios” de la imagen y del marketing. La suerte de sus ofensivas semióticas está condenada al ridículo. No resisten análisis alguno y esa es la buena noticia. ¿Quién se traga sus mentiras?

Ya hemos visto, hasta la náusea, el fracaso -que los oligarcas no ven- de financiar campañas bobas como ésta con acento reporteril de españoles lebreles de la mentira. Ya los vimos en Venezuela intentar la misma maniobra ideológica para sembrar el miedo con las campañas de CEDICE y ASOESFUERZO sobre la “propiedad privada” y las “leyes cubanas”. Entonces y ahora jugaron a la falsificación de la realidad fabricando un relato bobalicón en el que lo falso es real y lo real es mentira. Ya hemos visto sus manías cotidianas camufladas de “periodismo” que todos los días (ver Globovisión Televisa, Grupo Clarin, Mercurio, O´Glogo, Caracol…CNN) cuando insisten en sembrar miedo con el sueño de disociar la relación entre ver y pensar, oír y pensar… ya hemos visto hasta el hartazgo las mil y una triquiñuelas “propagandísticas” que recorren el continente entero para convencernos de que en Venezuela reina la “violencia”, la “inestabilidad”, la “inseguridad” y la “ausencia de gobierno”. Y cada día, al ritmo de su desespero, empeora su calidad y crece su tontería.

Esta vez rompen sus “records”. Es una estupidez excesiva. La orden que dieron los amos a los muchachos “documentalistas” posmo-pacifistas, fue, de seguro, “gánense la confianza de las personas, no importa que luego las traicionen, usen lo que digan para probar, a toda costa, sin importar lo absurdo del relato, que son un pueblo violento sometido a la patología violenta de su líder violento…. y armen como se pueda algo que suene a realidad escandalosa, muestren que la gente bien de la oligarquía local ya no puede soportar ese infierno” con eso sueñan justificar otro golpe de estado o un magnicidio. Y tal cual los “documentalistas” salieron a cumplir las órdenes de sus patrones que les habrán dado palmaditas en el lomo de sus chequeras. Una vez más.

Con un pésimo manejo de cámara, con un manejo de sonido tendencioso y bobo, con un relato casi inocente frente a la cámara y con una paupérrima técnica de edición o montaje, los lebreles “genios”, y sus jefes desesperados, se apresuraron a exhibir este adefesio cuya “malicia” ingenua les merecerá regaños de los asesores militares del Mosad, de la CIA o del Opus Dei. La malicia les quedó sepultada bajo los escombros de su impericia. Nos damos ya cuenta perfecta porque ya aprendimos a decodificar sus payasadas. Contamos con una semiótica emancipadora obra de la revolución y la lucha de clases que son la mejor escuela de comunicación.

Se trata de una falta de respeto reiterada, impúdica e impune que no vamos a callar aunque los sedicentes documentalistas y sus patrocinadores trasnacionales crean que se merecen ser admirados o aplaudidos y que debamos agradecerles su “valentía”, su “objetividad”, su “rigor metodológico” y su “talento narrativo” o “inteligencia”… todos inexistentes. Un día tendremos un Tribunal del Alba para la emancipación comunicacional en el que, entre muchas tareas, se impartirá justicia socialista frente al terrorismo mediático de, por ejemplo, CNN y sus imitadores. Que todas nuestras mejores inteligencias socialistas emanadas de la revolución y desde abajo, asuman las tareas implícitas en impartir justicia verdadera contra las mentiras, la desfachatez y el cinismo de las oligarquías y sus siervos mass media .

Que nadie insulte impunemente a la voluntad democrática de los pueblos. Mientras tanto, la verdad es que a Chávez no le faltan guardianes, he aquí una lista: los obreros revolucionarios, los campesinos, los estudiantes, los consejos comunales, los militantes PSUV… los proletarios del mundo unidos… guardianes verdaderos de un líder que también es mexicano, colombiano, iraní, boliviano… y mundial. Por más que mienta CNN, y gaste fortunas en descarrilar la revolución socialista de Venezuela, e l Bravo Pueblo votará el 26 de septiembre en unas elecciones que laten en el corazón de nuestra América, que son el mensaje capaz de conjurar cualquier intento golpista o magnicida. Un voto continental que nos hace ser un solo pueblo humano, socialista, sin fronteras… humanidad solidaria con las elecciones que son ya luz poderosa para nosotros en México y Latinoamérica. Eso no lo mostrará CNN.