// está leyendo...

Análisis de interés

EEUU paga cara su miopía proteccionista

La acelerada recuperación de las exportaciones de China luego del temporal de la crisis financiera global, ha sido motivo de celos entre algunos países occidentales. En consecuencia, los productos de China se han convertido en principal chivo expiatorio para las políticas antidumping y antisubsidios de EEUU.

Algunos estadounidenses han instigado medidas antidumping hacia los productos chinos. Unos por desconocimiento sobre la situación nacional de China; otros en procura de imponer a conciencia barreras no arancelarias al comercio de EEUU con China.

En 2009, los casos de salvaguardia comercial relacionados con China implicaron un total de $12.700 millones. De este total, 7.000 millones correspondieron a EEUU.

EEUU impuso altos impuestos antidumping a los neumáticos, a las cestas metálicas y a otras mercancías chinas. Las acciones proteccionistas sirvieron como escudo a empleos en una gama limitada de industrias, pero dañaron los intereses de los trabajadores en industrias secundarias estadounidenses.

Un informe publicado por la Comisión de Comercio Internacional de EEUU en 1991, afirma que si este país no hubiera aplicado impuestos antidumping y contra subsidios, la nación habría ganado una renta neta adicional de $1.590 millones, ó 0.03 por ciento del Prodicto Interno Bruto (PIB) de ese año.

Ese mismo año, EEUU logró salvaguardar los puestos de 6.477 trabajadores. Esto significó que EEUU tuvo que pagar $245.000 para garantizar un trabajo doméstico. El abuso de las políticas antidumping y contra subsidios daña los intereses de EEUU y de otros países.

La razón fundamental por la que los productos chinos mantienen buenos precios es porque China tiene mano de obra barata y diligente.

El Premio Nobel Paul Krugman dijo en 2009 que el salario medio de los trabajadores chinos es de un 4 por ciento el de EEUU, e igual al nivel surcoreano de 1975. Incluso los salarios de trabajadores mexicanos triplican los de los chinos. Sobre esta base se ha edificado la competitividad de los productos chinos.

Las mercancías “hechas en China” han beneficiado a los consumidores globales. Según estadísticas del Departamento de Trabajo de EEUU, los precios al por menor de las mercancías de EEUU han caído como resultado de las importaciones de China. El primer par de zapatos de muchos pobres en países en vías de desarrollo fue hecho en China.

La historia demuestra que las naciones que abusan del antidumping a menudo confrontan problemas en su propia gestión económica. En estos momentos algunas compañías estadounidenses temen a la competencia y tratan de sobrevivir acudiendo a la protección anormal del Gobierno.

Impelido por la urgencia de transferir los efectos de la crisis, el proteccionismo comercial ha ganado cierto ímpetu.

Desde que Barack Obama asumió la presidencia, el Gobierno de EEUU ha lanzado al menos 10 investigaciones antidumping y antisubsidios contra China.

Por ejemplo, el 9 de noviembre de 2009, el Ministerio de Comercio de EEUU puso en vigor impuestos antisubsidios de 2 a 438 por ciento para los paneles de alambre de acero importados de China. Y el 5 de enero de 2010 agregó impuestos antidumping del 43 al 289 por ciento para el mismo producto.

A todas estas, EEUU sigue ignorando que los precios de la mayoría de los productos chinos son decididos por el mercado, por lo que adopta precios sustitutos discriminatorios y patrones externos, lo cual conduce a los excesos severos.

La globalización es una calle de un solo sentido, sobre la cual EEUU ha obtenido enormes ventajas.

La estadísticas del Banco Mundial muestran que las exportaciones de China a EEUU ahorran a ese país cerca de $100.000 millones cada año, lo cual excede con mucho las ventajas que puede obtener EEUU estableciendo medidas antidumping contra China.

EEUU debe considerar cuidadosamente la aplicación del antdumping y reflexionar sobre porqué sus propios productos son tan costosos, mientras que las mercancías chinas son tan baratas.

El proteccionismo comercial, que no beneficia a nadie, no debe convertirse en táctica a largo plazo de EEUU.

http://spanish.peopledaily.com.cn/3…

http://spanish.peopledaily.com.cn/3…

Ver en línea : EEUU paga cara su miopía proteccionista