// está leyendo...

Para tener en cuenta

Obama insiste en que Turquía debe entrar en la UE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, apuesta de manera decidida por la entrada de Turquía en la Unión Europea. En una entrevista con el diario italiano Il Corriere della Sera, Obama afirma que su inclusión en el proyecto europeo facilitaría la comunicación con los países musulmanes.

Turquía es un "aliado de la OTAN y su economía está en gran expansión. Además, el hecho de que sea una democracia y un país de mayoría islámica lo hace modelo importante para otros países musulmanes de la región. Por estas razones, consideramos importante cultivar fuertes relaciones con Ankara", dice Obama.

"Y ésta es la razón por la que, aunque no somos miembros de la UE, siempre hemos expresado la opinión de que sería sabio aceptar a Turquía en la Unión. Reconozco que esto despierta sentimientos fuertes en Europa y no creo que el ritmo lento o el rechazo europeo sea el único o predominante factor en la raíz de algunos cambios de orientación observados recientemente en el comportamiento turco", añade.

Pero, según el presidente estadounidense, la no aceptación de Turquía en la UE influye en el modo en el que el pueblo turco ve a Europa: "Si no se sienten considerados parte de la familia europea -dice-, es natural que terminen por mirar a otro lado para buscar alianzas".

"A pesar de que algunas cosas vistas, como el intento de mediar en un acuerdo con Irán sobre el tema nuclear, han sido desafortunadas, creo que han estado motivadas por el hecho de que Turquía tenga una larga zona fronteriza con Irán y no quiere ningún tipo de conflicto", añade Obama.

"Lo que nosotros podemos hacer con Ankara es mantenerla en nuestros compromisos, aclararle las ventajas que tiene para ellos la integración con Occidente, con respeto a su cualidad específica, la de una gran democracia islámica, y no actuar con miedo por esto", agrega.

Afganistán El presidente de Estados Unidos asegura que aún queda mucho trabajo por hacer para estabilizar Afganistán, con una estrategia que "prevé un aumento de las tropas sobre el terreno para debilitar la recuperación de los talibanes y lograr un mayor compromiso en la construcción de los aparatos militares y de seguridad afganos".

"Antes de la mitad del año que viene deberíamos comenzar la transición, pero eso no significa que de un plumazo nuestra presencia se evaporará. Es más, comenzaremos a ver tropas y policía afganas tomar nuestro lugar y, por tanto, una gradual reducción de nuestra presencia, compensada por un mayor esfuerzo afgano", dice el presidente.

"Será duro, será difícil, pero pienso que es posible. Sobre todo si se mira al hecho de que los talibanes no tienen el apoyo del pueblo afgano: ésta no es una insurrección que tiene el apoyo popular. La gente de allí aún recuerda cuando estaban en el poder y no les gusta. Pero el terreno es duro y el país, pobre. El Gobierno nacional tiene aún escasa capacidad, pero crece", agrega.

El jefe de la Casa Blanca cree que éste es el motivo por el que se debe vencer no sólo sobre el terreno militar, sino también tener éxito en el entrenamiento de las fuerzas afganas y en el desarrollo económico del país.

http://www.publico.es/internacional…

Ver en línea : Obama insiste en que Turquía debe entrar en la UE