// está leyendo...

Mundo

Israel amonesta a oficiales por el ataque contra Gaza

El Ejército israelí ha amonestado a dos jefes militares un general de brigada y un coronel por el uso que ambos hicieron de la artillería contra una zona densamente poblada de la ciudad de Gaza en la operación Plomo Fundido, durante la invasión de la franja de Gaza a principios de 2009.

Ésta es aparentemente la única decisión que ha adoptado hasta ahora el Ejército contra los militares que participaron en una operación que dejó un reguero de sangre con unos 1.400 muertos, de los que unos 400 eran niños y la mayoría civiles.

El capitán Barak Raz, portavoz del Ejército, desmintió anoche la información que ayer publicó Haaretz, según la cual se había sancionado al general de brigada Eyal Eisenberg, comandante de la división de Gaza, y al coronel Ilan Malka, jefe de la unidad de élite Guivati, por ordenar el uso de bombas de fósforo blanco en zonas pobladas de Gaza.

Raz calificó de "errónea" la información y añadió que el uso que se hizo del fósforo blanco "se ajustó completamente a la ley internacional". El fósforo, que según la ley internacional no se puede usar en zonas civiles, causó un número significativo de heridos entre la población de varias áreas de Gaza.

Un portavoz del Ministerio de Exteriores israelí indicó que la amonestaciones contra los dos jefes militares se producen porque ambos ordenaron el uso de la artillería desde una distancia muy corta, y en principio no estaban autorizados para tomar esa decisión y debían haberlo consultado con sus superiores.

Raz dijo que la amonestación se realizó hace dos meses y que figurará en el expediente de los dos jefes militares, aunque al no tratarse de ninguna sanción probablemente no repercutirá de ninguna manera en sus respectivas carreras. Lo más probable es que en un futuro próximo ambos serán amnistiados, como suele ocurrir en estos casos.

Según Raz, las bombas de fósforo blanco sólo se utilizaron en la franja de Gaza contra "objetivos militares". No obstante, las fotografías que se publicaron en aquellos días muestran a grupos de civiles, incluidas mujeres y niños, buscando refugio y poniéndose a cubierto de esas bombas.

La noticia de la amonestación del Ejército llega después de que el viernes Israel presentara ante Naciones Unidas su respuesta oficial al informe del juez Richard Goldstone, en el que se acusaba a sus Fuerzas Armadas de haber cometido crímenes de guerra.

En la respuesta al informe no figuraban los nombres del general Eisenberg y del coronel Malka, aunque se decía que dos militares de su graduación habían sido amonestados.

El incidente ocurrió el 15 de enero de 2009 en el barrio de Tel al-Hawa, donde se encuentra un complejo de las Naciones Unidas que fue alcanzado por los obuses poniendo en peligro la vida de unos 700 civiles que se habían refugiado allí.

"El más moral del mundo"

Israel asegura que continuamente investiga las denuncias que se hacen contra sus soldados y que su Ejército es "el más moral del mundo". El informe Goldstone detalla un gran número de incidentes en los que se cometieron abusos contra la población civil de la franja de Gaza y pide que se haga justicia.

A pesar del informe Goldstone y de otros similares de organizaciones humanitarias internacionales, los israelíes no han sancionado a nadie al día de hoy, con la excepción de un soldado que fue condenado a varios meses de prisión por robar una tarjeta de crédito y usarla dentro de Israel después de robarla en una casa palestina.

http://www.publico.es/internacional…