// está leyendo...

América Latina

Craig Kelly quiere utilizar a Zelaya como idiota útil

TEGUCIGALPA. Hace unos minutos reportaba Luis Galdames, periodista de Radio Globo desde la embajada de Brasil en Tegucigalpa, que en la reunión anoche entre el presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya Rosales y el subsecretario de Estado adjunto para América Latina, Craig Kelly, éste último solicitaba el voto de Honduras en la ONU para condenar a Irán. El colega Galdames lo reportaba casi como un triunfo diplomático en el sentido que la Casa Blanca ve a Manuel Zelaya como el presidente legítimo hasta tal grado que quiere que marquen sus votos juntos en la ONU, dando un “vainazo” al jefe del régimen de facto Roberto Micheletti.

¿Pero en qué tema votarían juntos, Zelaya y Obama, en la ONU? Pues nada menos para condenar al gobierno del presidente Mahmoud Ahmadinejad de Irán por violar los derechos humanos en la república persa. Planeando guerras allá y acá.

No es para nadie un secreto que Estados Unidos no solamente adelantan sus posiciones de guerra en America Latina, ahora con siete bases militares en Colombia, de los cuales cuatro están apuntando sus cañones o puertos hacia Venezuela donde existe las reservas petroleras y gas más grandes del mundo, más la octava reserva de agua dulce también. La 4ª Flota patrulla las costas y el Pentágono está planeando reactivar dos nuevas bases militares en Panamá.

La adminstración de Obama planea también una guerra junto con los sionistas contra Irán. Es que el presidente Mahmoud Ahmadinejad no quiere andar en los caminos que ha marcado la Casa Blanca. Fue por eso que USAID, NED y otros organismos civiles de la CIA intentaron de crear el ambiente propicio para una revuelta en Irán en las pasadas elecciones. Fue lo mismo que pasó en Nicaragua en noviembre el año pasado en donde los sandinistas arrasaron con la oposición liberal en las elecciones municipales.

Ni en Irán ni en Nicaragua ganó el representante de Estados Unidos.

El presidente Mahmoud Ahmadinejad fue acusado por fraude electoral. Pero, como en Nicaragua, fueron acusaciones sin sustancia en absoluto. No fue entregada ninguna prueba de fraude y el intento de “golpe técnico” falló.

Lo mismo en Nicaragua en donde ni siquiera Eduardo Montealegre se atrevía de estar presente cuando fueron recontados los votos en la elección a la alcaldía de Managua que había exigido el pelele de la embajada estadounidense en Managua. Todavía, más de una año después, está esperando el Tribunal Superior Electoral las “pruebas” y actas electorales que Montealegre prometió entregar al TSE para “comprobar el fraude”.

Pero si no hay, pues no hay.

De fraude a las acusaciones de “violencia contra oposición”

En Irán se desplomaron las acusaciones por las mismas razones, sobre todo por el cubrimiento periodístico que algunos periodistas lograron hacer para así romper la barrera informática que el terrorismo mediático de las grandes agencias y noticieros habían montado contra el proceso electoral.

Pero no se quedaron quietos los golpistas iraníes, respaldado por las agencias de Craig Kelly; levantaron el montaje que la oposición era violentamente agredida y que el estado iraní violaba los derechos humanos.

Lo mismo en Nicaragua.

¿Y en Honduras?

¿No son suficientes los informes de la Comisión Interamericana de DD.HH. para el Sr. Kelly? ¿O los informes de COFADEH, CIPRODEH, CODEH, etcétera?

Avala las elecciones organizadas por un régimen de facto

Parece que no, por que mientras Kelly y su patrón descalifica las elecciones en Irán y en Nicaragua, avala las elecciones organizadas por un régimen de facto que, según la Resistencia hondureña y los organismos de derechos humanos nacionales e internacionales, ha violado el artículo 3 de la Constitución hondureña, tomando el poder con las armas como un régimen usurpador.

Pero así es la moral de los gringos.

Por eso a uno le da pena de escuchar la alegría del excelente colega Luis Galdames, creyendo que los gringos van a dar una mano al hombre valiente y consecuente pero preso en una embajada en la capital hondureña cuando, en realidad, Craig Kelly solo quiere utilizar a Zelaya como un idiota útil, o como “ganado de voto”, como decimos en Suecia de personas que son utilizadas en elecciones por sectores o personas descaradas, personas sin vergüenza en el cuerpo y menos en el alma.

“No tienen amigos, solo intereses”

Por que Kelly es el típico y clásico representante de un Estado imperialista que “no tienen amigos, solo intereses”, como uno de sus propios presidentes decía, caracterizando la política exterior de Estados Unidos.

Es más, quiere aprovechar la terrible situación en que se encuentra Zelaya, una situación creada por el mismo Estado que Kelly representa y llevar su voto en favor a una política de guerra contra Irán en donde los gringos quieren repetir lo que han hecho en Honduras; tumbar el gobierno elegido por el pueblo de Irán para sustituirlo con el pelele de los gringos: Hossein Mousavi.

A romper la unidad del ALBA

Para nadie es un secreto que el Pentágono logró romper el eslabón más débil del ALBA que era Honduras. Tampoco es un secreto las excelentes relaciones entre el grupo del ALBA con Irán, ambos víctimas por las agresiones imperiales.

La Casa Blanca y los grupos financieros e industriales de Estados Unidos ven con gran preocupación los lazos fortalecidos entre Irán y America Latina, entre China y el continente de Bolívar, Marti, Sandino y de Morazán. Incluso entre Nicaragua e Irán se han suscrito muchos convenios comerciales; a Honduras han llegado 90 tractores a los campesinos organizados como donación de Venezuela pero que son de fabricación iraní.

Si Craig Kelly logra de utilizar el voto de Zelaya en la ONU contra Irán será visto no solamente como un triunfo de la política guerrerista del Pentágono contra Irán sino un paso más para romper la unidad entre los miembros del ALBA.

Cinco meses de engaño y manipulación gringa

Es por eso que en vez de jubilar, deberían sentarse Galdames, Eduardo Reina (asesor político de Zelaya en la embajada que se expresó contento también en la entrevista con Galdames) y el propio presidente Zelaya para analizar los casi cinco meses de engaño, manipulación y un total abandono por parte de la administración de Obama a Manuel Zelaya y su “promesa” de respaldar la restitución del presidente Zelaya en la presidencia y preguntarse: ¿Por qué no se ha hecho realidad?

Me imagino que Micheletti y sus asesores se matan de la risa ante la maniobra descarada de Craig Kelly contra un hombre valiente, consecuente, noble, honesto pero un poco ingenuo políticamente.

http://www.abpnoticias.com/index.ph…