// está leyendo...

Entrevistas

Colombia y el Congreso de los Pueblos en Chile: “Queremos la articulación de la unidad de nuestros pueblos contra el capitalismo”

Entrevista con vocero internacional del Congreso de los Pueblos, el dirigente colombiano Ricardo Herrera.

En Colombia, alrededor de un 25% de toda la población es campesina (5 millones 600 mil personas, 2 millones 400 mil de los pueblos originarios y 4 millones de afrodescendientes de un total de 12 millones de habitantes de la zona rural colombiana).

Ricardo Herrera es dirigente y líder campesino. Hace 23 años decidió vincularse a la lucha campesina y de los pueblos originarios, de los afrodescendientes, de las organizaciones sociales y populares del departamento de Antioquia en Colombia, en una zona cafetera. “Allí comencé con la creación de la Asociación Campesina de Antioquia entre 1992 y 93. Luego ya nos dimos cuenta de que era preciso construir una organización campesina a nivel nacional, y en 1995 nació el Coordinador Nacional Agrario de Colombia. El CNA es una agrupación en torno a la cual nos articulamos muchas organizaciones de diferentes regiones del país. Así también soy un vocero del Congreso de los Pueblos, www.congresodelospueblos.org

-¿Cuál es el objetivo del Congreso de los Pueblos?

  “Edificar una propuesta para el campo colombiano basada en la lucha por la tierra, el territorio, la reforma agraria; la soberanía alimentaria, política y cultural; la solución al conflicto social y armado; la lucha contra los cultivos de uso ilícito, como la coca, la marihuana y la amapola; por la defensa de los derechos de los campesinos/as y el reconocimiento político del campesinado colombiano que no existe por parte del gobierno ni del Estado. En ninguna parte se referencia al campesino/a como un sujeto social y político, ni su aporte sustantivo en la producción de alimentos a la humanidad.”

-¿Qué es el Congreso de los Pueblos?

  “Un proceso social y político amplio, convergente y articulado por asociaciones agrarias de pueblos originarios, afrodescendientes, estudiantes, mujeres, obreros, pobladores/as urbanos, jóvenes, niños/as, migrantes, gente de la disidencia sexual, ambientalistas, etc. Ya es un complejo más participativo e integral que el solo campesinado en lucha. El Congreso de los Pueblos trasciende las fronteras de Colombia. Se trata de una propuesta para los pueblos del mundo. Continuamos con América Latina y más allá. Ya estamos con parte del pueblo español, francés, suizo, canadiense, estadounidense, pero nunca con los gobiernos. Con Asia, Oriente Medio y África todavía el idioma nos dificulta la unidad. Comprendemos el combate a nivel planetario de todos/as aquellos/as que hemos sido sometidos/as por el patriarcado, por el imperialismo, por el capitalismo, por aquella minoría que viola todos nuestros derechos como personas, seres humanos y pueblos.”

-Pero, por ejemplo, la resistencia heroica del pueblo del Sahara Occidental en África del norte (https://comitesaharaui.wordpress.com/) carece de dificultades idiomáticas para hacer parte de este empeño, considerando que hablan tanto árabe como español…

  “¡Pues entonces sería muy importante que pudiéramos tener un relacionamiento más directo con el pueblo saharaui! Entendemos la solidaridad como el entendimiento y la hermandad con el dolor del otro/a: dar lo que el otro necesita y no lo que nos sobra.”

  “El capital no respeta la vida, ni los principios, ni la solidaridad”

 
- ¿Cuál es proyecto estratégico del Congreso de los Pueblos?

  “Construir una nueva sociedad, anticapitalista y socialista. Una sociedad donde se respeten los Derechos Humanos y capaz de crear una vida digna para la humanidad. La cuestión es cómo mejoramos las condiciones de vida de todos/as los habitantes del mundo.”

  -¿Qué te parece a ti y al Congreso de los Pueblos como contradicción esencial de esta era, el capitalismo versus la humanidad?

  “Consideramos que nuestros derechos han sido conculcados y que los servicios se han convertido en una mercancía manejada por el capitalismo. El capital no respeta la vida, ni los principios, ni la solidaridad. Lo primero que nosotros/as buscamos es que se respete la dignidad humana. Por ejemplo, para nosotros/as el derecho fundamental al agua es un bien común, mientras que para el capitalismo el agua es sólo una mercancía más, inaccesible para buena parte de nuestros pueblos. Nosotros queremos un proyecto humano y el capitalismo uno mercantilista.”

  Los cristianos/as

 
- ¿Y qué ocurre con los cristianos/as por la liberación? ¿Tienen sitio en el Congreso de los Pueblos?

  “Al interior del Congreso participa la Coalición de Movimientos Sociales y Cristianos de Colombia.”

  -¿Y de Brasil, pieza clave en América Latina?

  “En Brasil sostenemos una importante coordinación con el Movimiento de los Sin Tierra (http://www.mst.org.br/), el Movimiento de Pequeños Agricultores (http://www.mpabrasil.org.br/), el Movimiento Contra las Represas. En esas agrupaciones existe un enorme territorio cristiano.”

  La coordinación puesta en práctica

 
- ¿Qué haces aquí, Ricardo, en Santiago de Chile, reunidos ahora mismo a 10 minutos de La Moneda y a dos calles de la Estación Central, en plena Avenida Alameda?

  “Estoy en una misión que busca hacer visible y referenciar el proceso del Congreso de los Pueblos ante las organizaciones sociales y populares de Chile. Venimos a expresarles nuestra hermandad como pueblos oprimidos y la necesidad de la unidad para la liberación. Venimos a aprender, a intercambiar, a conocer nuestras respectivas experiencias, a invitarlos a visitar nuestros territorios. Venimos a compartirnos los medios y formas de comunicación que hablen desde nuestros propios pueblos y sus intereses. Queremos construir agendas de movilizaciones concretas entre pueblos hermanos y realizar campañas donde se manifieste la oportunidad de la creación práctica de una sociedad poscapitalista. De hecho, podemos coordinar una gran campaña por la defensa del agua en nuestros distintos territorios; contra las grandes transnacionales que expolian y saquean nuestros recursos; por el derecho a la autonomía e independencia de nuestros territorios.”

  -El internacionalismo está en el centro de sentido del Congreso de los Pueblos…

  “El internacionalismo para nosotros/as significa la puesta en práctica de nuestros objetivos. Comprendemos la solidaridad como reciprocidad y sintonía política, económica, cultural, social, concretas.”

  -¿Cuáles son los enemigos principales de los pueblos de América Latina?

  “No sólo el imperialismo norteamericano. La explotación y el saqueo provocado por las transnacionales de cualquier procedencia también lo son. Para nosotros/as China tampoco es ninguna alternativa porque sus intereses en la región no buscan nuestro bien común. Aquí vemos una disputa mundial a nivel comercial: sean Estados empresariales como el usamericano, el chino, el europeo.”

  “Queremos gobernar”

 
- ¿Cuál es la inspiración primera del Congreso de los Pueblos?

  “Los pueblos originarios. Aquellos/as hermanos/as indígenas que han concluido que solos no pueden hacer frente a enemigos tan poderosos. Ellos/as tomaron la iniciativa de este empeño que se ha vuelto tan amplio. Y en la última década en Colombia, las distintas organizaciones en lucha concluyeron que únicamente la unidad más ancha de los pueblos es la fuerza que demandan las transformaciones necesarias.”

  -¿Qué pasa con el poder político para el Congreso de los Pueblos?

  “El movimiento del Congreso de los Pueblos está en construcción y es social y político. Somos agrupaciones sociales que arrancan de la reivindicación, pero aspiramos a ser poder, a construir poder popular. Incluso la lucha electoral, al menos en Colombia, es un escenario más de disputa de poder. Queremos gobernar. Pero todo dirigente que llegue a un espacio de poder institucional debe estar absolutamente subordinado al movimiento popular, a sus propuestas y a sus intereses. Y no puede ser cualquier dirigente. Tiene que haber ganado su autoridad en el seno del movimiento popular, conduciéndose con la ética que exige la transformación social radical. De lo contrario, ese dirigente simplemente tiene que dejar su cargo. Jamás apoyaríamos a un candidato del sistema de partidos políticos dominante y que no provenga destacadamente de nuestra propia construcción social y política.”

  “La paz es asunto de todos/as y la construyen los pueblos”

  -¿Qué ocurre con los Diálogos de Paz entre el gobierno de Santos y parte de la insurgencia en Colombia que se desarrolla en La Habana, Cuba?

  “El Congreso de los Pueblos está buscando la paz en Colombia. Esto es, resolver los problemas estructurales que son los causantes de que haya guerra en nuestro país. La insurgencia armada podrá detener su accionar, pero la violencia salida del terrorismo de Estado puede continuar. Si no participa el pueblo colombiano en los diálogos de paz, perdurará la violencia. Nosotros/as valoramos mucho que se esté en unos diálogos entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP, http://www.pazfarc-ep.org/)  porque nuestro pueblo es el que ha puesto las víctimas de la guerra.”

  -¿El pueblo colombiano forman parte de los Diálogos de Paz?

“Podríamos decir que en parte sí, porque la insurgencia armada corresponde a una fracción del pueblo en su conjunto. Ahora, nosotros/as también estamos exigiendo al gobierno que convoque a las guerrillas del Ejército de Liberación Nacional (http://www.patrialibre.info/index.p…).”

  -¿Y por qué no está el ELN en la mesa de diálogo?

“El gobierno parece considerar que tiene a las FARC-EP tan debilitadas que les está ‘ofreciendo’ una ‘posibilidad de sometimiento’. Y sobre el ELN, el gobierno dice que ‘no suena ni truena’. En la realidad, oímos a diario el accionar del ELN. El movimiento popular señala que si el gobierno se sienta con la insurgencia armada para la paz, que sea con toda, de lo contrario ya es un escenario incompleto. Pero sobre todo, en el Congreso de los Pueblos estimamos que ningún conflicto del mundo donde existe la guerra, la gente que habita los territorios más afectados puede dejar de participar en algún diálogo que realmente persiga la paz verdadera y duradera. Tiene que haber participación directa del pueblo colombiano, tanto de los organizados como de los no organizados. Al respecto, el problema se reduce a la voluntad política genuina del gobierno.”

  -¿Qué ha manifestado el ELN a través de sus declaraciones públicas?

  “Mientras que el gobierno de Santos dicta que el modelo económico no se va a tocar en el país, el ELN se niega al extractivismo destructivo, por ejemplo.”

  -¿Se podría afirmar que en la mesa de diálogo el gobierno está pidiendo la rendición incondicional de la insurgencia?

  “Sí.”

  -¿Cuál es la esperanza del Congreso de los Pueblos en los Diálogos de Paz, entonces?

  “Una esperanza ‘de baja intensidad’. El presidente Santos desea que Colombia, bajo la intensificación del actual modelo capitalista antipopular, ingrese a la lista de los 5 países más ricos del mundo. Y para eso hay que cumplir ciertos requisitos, claro. Que haya más inversión transnacional a través de la paz social sin participación popular. Esa es la paz de Santos: desmovilizar y desarmar a la insurgencia.”

  -¿Y qué piensas que está ganando la insurgencia en la mesa de diálogo?

  “La posibilidad de interlocutar y de expresarse. Fenómenos de los cuales carecía antes de los Diálogos de Paz en La Habana, Cuba.”

  -Pero el gobierno de Santos también cobra notoriedad mundial…

“En efecto. Aparece como un gobierno que quiere la paz.”

  -¿Cuál es la diferencia sustantiva entre el ex presidente Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos?

  “Que Uribe quiso expropiar al pueblo por la fuerza y militarmente, y Santos lo quiere hacer jurídicamente. Santos quiere legalizar el despojo de 9 millones de hectáreas que en el gobierno de Uribe fueron arrebatadas por los paramilitares. Santos fue ministro de Defensa de Álvaro Uribe. El modelo se mantiene incólume e idéntico. Todo el plan de desarrollo aprobado este año está enfocado al extractivismo: el saqueo de nuestros recursos y bienes naturales. Por lo demás, Santos habla de paz mientras sigue comprando armas para la guerra.”

  -¿Qué es la paz para el Congreso de los Pueblos?

  “Justicia social. Cualquier hecho de injusticia es violatorio a nuestros derechos. La paz es asunto de todos/as y la construyen los pueblos. El disfrute de todo para todos/as. La paz es un estado de satisfacción que obtiene el ser humano al tener resuelto sus problemas y necesidades.”   Contacto   internacional@congresodelospueblos.org comunicaciones@congresodelospueblos.org www.congresodelospueblos.org