// está leyendo...

Para tener en cuenta

Los musulmanes rebasarán a los cristianos en 2070

El Centro de Investigación Pew – think tank no partidista, con sede en Washington– realizó la proyección del “futuro de las religiones en el mundo para los próximos 35 años” cuando los“musulmanes se incrementan más rápido”, mientras las personas “sin afiliación disminuyen (http://goo.gl/R41898)”. El perfil religioso cambia aceleradamente debido a “las diferencias en las tasas de fertilidad y el tamaño de las poblaciones de jóvenes entre las principales religiones, así como por las personas que cambian de credo”.

Los nazarenos seguirán siendo los más numerosos, pero no por mucho tiempo, ya que el galopante islam poligámico y juvenil crecerá más rápido y empatará la cantidad de cristianos en 2050 para luego superarla en 2070. Hoy los cristianos representan 31.5 por ciento de la población mundial, con una notable mayoría católica de 16.85 por ciento, frente a 6.15 de protestantes, 3.96 de ortodoxos y 1.26 por ciento de anglicanos.

Las tendencias de aquí a 35 años:

1. El número de musulmanes será casi igual al de los cristianos.

2. Los ateos, agnósticos y otras personas sin afiliación religiosa –en número ascendente en Estados Unidos (EU) y Francia– constituirán la proporción declinante de la población total mundial. Este punto es muy significativo, ya que avala la nueva política teológica del Kremlin, que apuesta a una revitalización“espiritual” como fundamento imperativo de la resurrección de Rusia frente a lo que llama la degradación hipermaterialista de Occidente.

3. La población budista global será casi del mismo tamaño que en 2010, mientras las poblaciones de los credos hindú y judío será mayor a su fase presente.

4. En Europa, los musulmanes representarán 10 por ciento, frente a 6 por ciento (44 millones) en 2010.

5. La mayor población de musulmanes en el mundo se encontrará en India (hoy alrededor de 15 por ciento), superando a Indonesia (http://goo.gl/UiNYsx).

6. En EU, “los cristianos disminuirán de más de 3/4 partes de la población en 2010 a 2/3 partes en 2050”.

7. Cuatro de cada 10 cristianos en el mundo vivirán en África subsahariana (¡supersic!): dato imponente que seguramente estarán sopesando en el Vaticano, cuando los cristianos de Medio Oriente se encuentran al borde de la extinción forzada debido tanto a las guerras“cristianas” de Daddy y Baby Bush como al despliegue bárbaro de los yihadistas del Daesh/ISIS/ISIL.

Sin guerras de por medio, lo cual es improbable dada la trágica historia de la humanidad y la balcanización del“mundo árabe” en particular, y del mundo islámico no árabe en general, destacan dos gráficas tanto del número de la población como de su porcentaje global en los próximos 35 años:

1. “Durante las próximas cuatro décadas, el islam crecerá más que el resto de las religiones, cuando los cristianos pasarían de 2,170 millones (año 2010) a 2,920 millones (año 2050), mientras los musulmanes se dispararían de 1,600 millones a 2,770 en el mismo lapso”; y 2. Cristianos y musulmanes constituirán casi el mismo porcentaje de la población mundial. En realidad, los cristianos se estancan con 31.4 por ciento (2010) para quedar en el mismo porcentaje en los próximos 35 años, mientras el porcentaje de musulmanes se dispara de 23.2 a 29.7 en el mismo lapso.

El crecimiento de los musulmanes como porcentaje de la población mundial será aparatoso en los próximos 35 años: 73 por ciento (http://goo.gl/unJ71b), frente a 35 por ciento de los cristianos, 34 de los hindús, 16 de los judíos, 14 de“religiones populares (sic)”, 9 sin filiación, 6 de otras religiones, con un decremento de los budistas de 0.3 por ciento.

Las implicaciones geopolíticas y geoeconómicas son enormes.

Llama la atención que la población global tendrá un descomunal crecimiento de 35 por ciento (¡supersic!), al pasar de 7 mil 395 millones a 9 mil 300 millones (http://goo.gl/UHZgaz), cuya mayoría ostentará alguna religión frente a la no filiación minoritaria.

Esta proyección es más sorprendente debido al vigente hipermaterialismo del modelo desregulado de la globalización financierista. Una de las razones por las cuales se proyecta que los musulmanes crezcan más rápido que el resto de los credos se debe a su galopante y relevante segmento juvenil: los “musulmanes exhiben la mayor tasa global de fertilidad: un promedio de 3.1 hijos por mujer”, por encima del nivel de sustitución (2.1): el mínimo necesario en forma típica para mantener una población estable. La tasa de fertilidad de los cristianos es de 2.7, la de los hindús 2.4 y la de los judíos 2.3.

El número de permutaciones (switching) entre las religiones será impresionante y repercutirá en el crecimiento de los credos religiosos: “se espera que los cristianos experimenten el mayor número de pérdidas netas debido al switching”: 40 millones se incorporarán al cristianismo, mientras 106 millones se proyecta que lo abandonarán para formar parte de las filas de los no afiliados, quienes perderán 36 millones por switching, mientras se incorporarán a 97 millones con una ganancia neta de 61 millones en 2050.

Las adquisiciones de los musulmanes, de las “religiones populares” y de “otras religiones”serán modestas vía switching, mientras los judíos experimentarían una pérdida neta de 300 mil creyentes y los budistas disminuirían 3 millones.

Last but not least, la migración internacional será otro factor que influirá en las proyecciones. La detonación demográfica del Subsahara –definida como “toda África menos Noráfrica y Sudán”– es azorante, debido a su alta fertilidad, con 12 por ciento de la población mundial en 2010 y 20 por ciento en 2050.

La parte cristiana del Subsahara se duplicaría de 517 millones (2010) a mil 100 millones en 2050, y su proporción global pasaría de 24 a 38 por ciento en el mismo lapso (http://goo.gl/XSLg9a). ¡Fenomenal!

Al Centro Pew le faltó subdividir dentro de los cristianos –nada monolíticos y con aplastante mayoría católica– tanto a las respectivas denominaciones de los protestantes como a los nada homogéneos ortodoxos, no se diga a las variantes interislámicas (v. gr. sunitas y chiítas), lo cual arrojaría mayor diafanidad prospectiva cuando hoy los más de mil 200 millones de católicos son menos que los mil 600 millones de musulmanes.

Si realizamos la subdivisión interna de los musulmanes, los católicos serían todavía menos que los mil 280 millones de sunitas, pero más que los casi 320 millones de chiítas.

¿Se dividirá el mundo entre católicos y sunitas?

Una proyección “más allá de 2050”considera que en 55 años “los musulmanes rebasarían a los cristianos con 32.3 por ciento de la población mundial”, lo cual sería más significativo en el año 2100: musulmanes 34.9 y cristianos 33.8 por ciento.

Los cristianos, que llevaban seis siglos de delantera cuando nació el islam, serían rebasados algo así como 1450 años más tarde de la fulgurante eclosión mahometana.

El continente americano –cada vez más católico por el factor“latino”/guadalupano– seguirá siendo feudo cristiano, en tanto el mayoritario irredentismo islámico se desplegará entre el subcontiente indio y el “Gran Medio Oriente”, mientras el continente africano –la fractura tectónica teológica del siglo XXI– escenificará la colisión de cristianos y musulmanes. El siglo XXI lleva la indeleble impronta de la teología demográfica.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2015/04/…