// está leyendo...

Entrevistas

[Entrevista] Marine Le Pen: "Quiero destruir a la Unión Europea, no a Europa"

La líder nacionalista francesa Marine Le Pen aborda en esta entrevista con la revista alemana Der Spiegel la victoria del Frente Nacional en las recientes elecciones europeas, el dominio alemán en la Unión Europea y su admiración por el Presidente ruso, Vladimir Putin.

Al obtener el 25% del voto de los franceses, el Frente Nacional se convirtió en uno de los principales beneficiarios de las elecciones al Parlamento Europeo del 25 de mayo. ¿Cómo sucedió eso?

- Los franceses quieren recuperar el control de su propio país. Quieren determinar el curso de su propia economía, sus políticas de inmigración. Quieren que sus leyes tengan prioridad sobre las de la Unión Europea. Los franceses entendieron que la UE no los llevará a la utopía que les vendieron. Se ha distanciado significativamente de una forma democrática de operar.

¿Usted quiere destruir Europa?

- Quiero destruir la UE, no Europa. Creo en una Europa de naciones Estado. Creo en Airbus y Ariane, en una Europa basada en la cooperación. Pero no quiero esta Unión Soviética Europea.

La UE es un gran proyecto para la paz. Ayudó a asegurar 70 años sin guerras en el continente…

- No. Europa es guerra. Una guerra económica. Es el aumento de las hostilidades entre los países. Los alemanes son denigrados al decirles que son crueles, los griegos que son defraudadores, los franceses que son flojos. La señora Merkel no puede viajar a algún país de Europa sin tener que ser protegida por cientos de policías. Esto no es una hermandad.

Su intención es dirigirse a Bruselas (sede del gobierno europeo) sólo para combatir el sistema.

- Y, ¿por qué no? La UE es profundamente dañina, es un monstruo antidemocrático. Quiero impedir que se vuelva más gorda y siga respirando, que siga atrapando todo con sus garras y extendiendo sus tentáculos a todas las áreas de nuestra legislación. En nuestra gloriosa historia, millones han muerto para asegurar que nuestro país siga siendo libre. Hoy estamos simplemente permitiendo que nos roben nuestro derecho a la autodeterminación.

En realidad, su triunfo no se explica por la UE, sino porque los franceses están furiosos con su -situación económica y con el Presidente François Hollande. ¿Le agradeció a él?

- No, porque tendría que haber llamado también a Nicolas Sarkozy. Francia está en esta situación debido a que tanto la conservadora UMP (el partido de Sarkozy) como los socialistas (de Hollande) se sometieron a los tratados europeos. Estos tratados promueven los intereses alemanes bastante bien, pero son pobres para defender los intereses de Francia.

¿Hay que culpar a Alemania de las miserias de Francia?

- En cualquier lado donde escucho a la gente expresar un sentimiento antialemán, les digo: no pueden culpar a Alemania por defender sus propios intereses. No pueden culpar a la señora Merkel por decir que quiere un euro fuerte. La culpa se la cargo a nuestros propios líderes, que no están defendiendo nuestros propios intereses. Un euro fuerte está dirigiendo nuestra economía.

¿Por qué dice que el euro sólo está ayudando a Alemania?

- Fue creado por Alemania para Alemania.

Pero fue François Mitterrand el que quiso el euro para contener a Alemania. En efecto, fue difícil para los alemanes dejar de lado su querido marco alemán.

- Esa es otra historia. Mitterrand quiso empujar la integración con el euro. Pero desde un punto de vista económico, el euro es alemán. Si volviéramos a nuestras monedas nacionales, el marco sería la única cuyo valor se apreciaría, lo que sería una desventaja competitiva para Alemania. Nuestra moneda, en cambio, se devaluaría, lo que nos daría un poco más de espacio para respirar.

¿El voto por los euroescépticos es un voto contra Alemania?

- No hay ninguna duda de que el modelo que estamos promoviendo es menos positivo para Alemania que el actual modelo. Alemania se ha vuelto el corazón económico de Europa, porque nuestros líderes son débiles. Pero Alemania no debe olvidar nunca que Francia es el corazón político de Europa. Lo que está sucediendo aquí hoy preanuncia lo que sucederá en el resto de Europa en los próximos años. El gran regreso a las naciones Estado, que querían destruir.

¿Usted ve a Angela Merkel como un enemigo?

- Respeto a los líderes que defienden los intereses de sus países. Sus políticas son positivas para Alemania, pero son desafortunadamente dañinas para todos los demás países. Mi advertencia es: tenga cuidado, señora Merkel. Si no ve el sufrimiento que se ha impuesto al resto de la gente de Europa, entonces Alemania hará que la odien. Ella cree que se pueden llevar a cabo políticas en otros países contra el deseo de las personas. Ella nunca haría eso en Alemania, donde los resultados de las elecciones han sido respetados. Pero quiere imponer sus políticas en otros. Esto llevará a una explosión de la Unión Europea.

Quiere que Francia deje el euro.

- He estado diciendo eso desde la campaña de las elecciones presidenciales en Francia. Es un tema difícil y he tomado un gran riesgo. Se muy bien que la clase política ha esparcido temor entre el electorado: sin el euro, el sol dejará de brillar, los ríos dejarán de fluir, entraremos en una edad del hielo…

Y el fin del euro seguramente llevará a un desastre económico.

- No creo eso. Sería una increíble oportunidad. Si no dejamos atrás el euro, explotará. O habrá una revuelta popular, porque las personas no quieren que las sigan desangrando, o los alemanes dirán: “Paren, no podemos seguir pagando por los pobres”.

Está llevando a 24 representantes junto a usted a Bruselas…

- ….seremos el cuarto mayor partido detrás de los cristianodemócratas alemanes, el partido democrático italiano y los socialdemócratas alemanes.

Para construir un grupo parlamentario necesita tener representantes de siete países. Usted tiene un acuerdo con el líder populista holandés Geert Wilders, el FPO de Austria, la Lega Nord de Italia y el Vlaams Belang de Bélgica, pero eso no es suficiente.

- Soy optimista de que lograremos establecer un grupo parlamentario. Tengo una serie de reuniones por delante.

Usted y sus aliados se oponen a la UE. ¿Qué tiene en común con alguien como Geert Wilders?

¡Eso es suficiente!

El es partidario de los derechos de los homosexuales, mientras que usted se opone al matrimonio homosexual.

- ¿Por qué debería preocuparme de eso? La lucha por naciones soberanas es suficiente. Cada uno debería poder elegir de acuerdo con sus propios valores e historia, dentro de la civilización europea a la que todos pertenecemos.

¿Cuál es el verdadero Frente Nacional? Por un lado, usted tiene a su vice Florian Philippot, quien se autodescribe como gaullista. En la otra tiene a su padre, que recientemente dijo que “Monseñor Ebola” podría solucionar la explosión de población mundial en tres meses.

- No dijo “podría”. Y ese no es su deseo, fue simplemente una preocupación que expresó. Usted sabe, se tiende a describir el gaullismo como “la multitud del metro en horas punta”. Y es ahí donde usted encontrará a Jean-Marie Le Pen y Florian Philippot. Queremos representar a todos los franceses con ideas que no son ni de izquierda ni de derecha: patriotismo, defensa de la identidad y soberanía.

El Frente Nacional es un partido antiinmigración. Los sondeos muestran que la inmigración es la principal preocupación de los votantes.

Sí, apoyamos poner un freno a la inmigración.

¿Por qué esa xenofobia?

La xenofobia es odiar a los extranjeros. Yo no odio a nadie.

¿Pasará a la segunda vuelta en las presidenciales de 2017?

- Creo que es una hipótesis bastante creíble, sí. Todos admiten eso hoy. Si usted mira las encuestas, notará que tenemos igual cantidad de potenciales votantes entre los no votantes que los que tenemos entre los votantes. Lo he dicho, y creo que será así: llegaremos al poder dentro de los próximos 10 años. Puede incluso suceder más rápido de lo que algunos imaginan.

Hollande es el menos popular de todos los presidentes que le precedieron. ¿Está concentrando su campaña exclusivamente en Nicolas Sarkozy?

- Yo no les disparo a ambulancias. Sarkozy ya está acabado como candidato.

¿Por qué está apoyando al Presidente ruso, Vladimir Putin, en su posición contra Europa en la crisis de Ucrania?

- No apoyo a Putin contra Europa. Esa es una caricatura. Apoyo una Ucrania federal. La UE le puso combustible al fuego al proponer una alianza económica con un país que es conocido por mirar una mitad hacia el este y la otra hacia el oeste.

¿Admira a Putin?

- Tengo cierta admiración por Vladimir Putin, porque no permite que otros países lo fuercen a tomar decisiones. Creo que se concentra primero en lo que es bueno para Rusia y los rusos. En ese sentido, tengo el mismo respeto por Putin que el que tengo por Merkel.

Pero Putin no es demócrata…

- ¿Usted cree? ¿No es un demócrata? ¿Acaso no hay elecciones en Rusia?

Pero no hay libertad de prensa, por ejemplo.

- ¿Y usted cree que en Francia hay libertad de prensa? El 99% de los periodistas son izquierdistas.

Entrevista original: http://www.spiegel.de/international…


http://www.latercera.com/noticia/mu…

Ver en línea : Marine Le Pen: Quiero destruir a la Unión Europea, no a Europa