// está leyendo...

Entrevistas

El presidente del Comité islámico de Rusia contesta a las preguntas del periódico azerí ECHO (Eco)

Geidar Dzhemal: “Irán no puede reunir a su alrededor a nadie…”

Traducido del ruso por Arturo Marián Llanos

¿Cómo ve la situación de los EE.UU. hoy en el escenario geopolítico? Y dentro de este contexto ¿cómo se vislumbran las relaciones de Washington con los principales jugadores geopolíticos, en primer lugar, con la UE y los países de Oriente Próximo? Teniendo en cuenta sobre todo que los EE.UU. lanzan activamente campañas informativas para hacer aparecer su país como atractivo, lo mismo que en su día hicieron en Iraq.

- Durante algún tiempo los EE.UU. lograron mantener este mito, pero hoy está completamente destruido. Poca gente lo apoya y si lo hace es porque está patrocinada. Existen personas así en Rusia, pero dudo mucho de que queden bastantes en Polonia, los países Bálticos, sin hablar de otros. Si visita Turquía o Paquistán comprobará que el nivel de los sentimientos antiestadounidenses en estos países es muy alto. Turquía es el país más antiestadounidense en el mundo islámico, pese a ser el miembro de la OTAN. En Paquistán decir “Estados Unidos” es un insulto. En América Latina odian a los EE.UU. Fuera del círculo gobernante de la burocracia canadiense, la mayor parte de la población del país es antiestadounidense. México tampoco siente demasiada simpatía por su vecino.

Los ingleses perciben a los EE.UU. como una fuerza que hay que utilizar: es un animal peligroso, demasiado fuerte para poder matarlo, pero hay que domarlo. En cuanto a Europa, las “élites” europeas sacadas al escenario político a partir de 1945 son agentes de Washington. Europa se siente como el territorio ocupado, al que le quitaron su cara propia, el estatus de la vanguardia mundial de la civilización.

Después de 1945 Europa ya no es el centro del mundo, sino la zona económica, destruida por los bombardeos norteamericanos, reconstruida a través del Plan Marshall, y que hoy no es más que terreno para emplazar las fuerzas de la OTAN.

Antes de la Primera y Segunda Guerras Mundiales los Estados Unidos no eran el centro dirigente de los procesos mundiales, pero las guerras de autoexterminio de los europeos colocaron a los EE.UU. en el primer plano y los círculos, que estaban detrás de la organización de estas guerras, apostaron por Washington como el cuartel general del imperialismo global.

¿Entonces por qué no observamos en Europa masivas protestas antiestadounidenses? La sensación es que, más bien al contrario, Europa espera ayuda de los Estados Unidos para resolver sus problemas, incluidos los económicos.

- La postura de De Gaulle resume de manera más clara los verdaderos sentimientos de los europeos con respecto a su situación de posguerra. Pero De Gaulle era un hombre de la vieja generación, un apasionado patriota de Europa, militar intelectual y aristócrata, mientras que los europeos de hoy son demasiado blandos y están desorientados en muchos sentidos, para poder consolidar su antinorteamericanismo en algún tipo de acción directa.

Además el factor de izquierda y el factor de derecha, que constituían la forma de expresión de la protesta europea, hoy se encuentran sumidos en una profunda crisis. En Europa ya no hay ni izquierda, ni derecha como tales, no hay más discurso. Por eso las manifestaciones de centenares de miles de personas en España, por ejemplo, o en Portugal, o en Francia, no están consolidadas y no están dirigidas por una ideología íntegra, por los objetivos políticos, detrás de estas oleadas de protesta no hay una voluntad revolucionaria que piense y planifique.

Europa es antiestadounidense, pero no está consolidada. En general donde menos antinorteamericanismo existe es en los países que tradicionalmente son los oponentes de los EE.UU. – en Rusia y en China. En estos dos países paradójicamente se encuentra una cierta simpatía por el oponente tradicional, en primer lugar, porque no entienden exactamente con quien están tratando. Mientras que los países que han permanecido en la órbita de influencia de los EE.UU. sienten la enemistad, a veces muy profunda hacia los Estados Unidos de Norteamérica.

¿En su opinión que ocurre actualmente dentro de los EE.UU.? Me refiero a toda una serie de escándalos con revelaciones de datos. Desde 2008 no han cesado de desatarse las pasiones en torno a la web WikiLeaks, que publicaba materiales que desenmascaraban la estrategia en política exterior de los Estados Unidos, tratando entre otros una serie de acontecimientos relacionados con Afganistán. En 2010 contra Julian Assange fue dictada la orden de busca y captura internacional. A continuación los acontecimientos afectaron a la CIA. En abril de 2013 el periodista Halid al-Roshd presentó su informe “Nueva lucha por Oriente Próximo”, y si no recuerdo mal, Ud. estuvo en la presentación, donde él habló del destino de algunos agentes de la CIA, quienes se atrevieron a contar la verdad al mundo acerca de los acontecimientos del 11 de setiembre, la guerra de Iraq etc. Y las últimas noticias relacionadas con el escándalo de las escuchas, organizadas por los servicios secretos estadounidenses, en particular por la Agencia de Seguridad Nacional de los EE.UU. (NSA). Por cierto, en este último Rusia fue mezclada directamente, ya que Edward Snowden, quien reveló la información sobre las actividades de los servicios secretos de los EE.UU. volaba a través de Rusia. ¿Sistematizando lo ocurrido qué valoración se le puede dar?

- En los Estados Unidos existen varios clanes que en actualidad mantienen una dura lucha entre sí. Los republicanos como mínimo tienen tres clanes, los demócratas como mínimo tienen dos: por un lado el de los Clinton, por el otro el de Kerry y Obama. Sin embargo la lucha política transcurre no solamente dentro de los Estados Unidos, sino en los escalones más altos de la burocracia internacional.

Barack Obama representa al determinado grupo dentro de la burocracia cosmopolita internacional. Es un agente del gobierno mundial. Pero el ala norteamericana de la burocracia cosmopolita hace su apuesta por el dólar, que quiere conservar como medio de pago universal único y, lógicamente, bajo su propio control. La Casa Blanca se ha hecho con el control del Sistema de la Reserva Federal, es decir con la máquina impresora, que antes estaba bajo el control del Fondo Monetario Internacional. Lo cual ha colocado a la internacional financiera al borde del derrumbe. Por eso ahora mismo el gobierno mundial está escindido entre la “dolarocracia” de Obama y los clanes de fuera de los Estados Unidos. FMI representa aquellas fuerzas que planeaban sustituir el monopolio del dólar por las divisas regionales – yuan de oro, dinar de oro etc.

Pero el dólar es la deuda. En realidad es la base de toda la economía mundial…

- Al FMI no le importan las deudas, ni la economía mundial. En el FMI ven que el dólar no es suyo, porque Obama puso bajo su control al Sistema de la Reserva Federal, cambiando su dirección. Así que de hecho ahora la Casa Blanca controla el SRF. (Hay lucha enconada entre dos grupos globalistas. Uno bajo el liderazgo de la Reserva Federal estadounidense une a los coemisores de divisas de reserva: dólar, euro, yen japonés, libra esterlina, dólar canadiense. Es la alianza de estos Bancos Centrales que están de acuerdo entre ellos y hacen emisión de divisas coordenada, que en realidad actúa como una sola divisa. Contra ellos lucha el FMI (y los "Rothschild", el Club Tradicionalista), la Finintern que pretendía imponer el Banco Central de los Bancos Centrales, que regulara todas las finanzas mundiales, quitando a la Reserva Federal su independencia. FMI (los "Rothschild") pretende crear zonas de divisas regionales, en este proyecto se encuadra también BRICS – N del T.) Obama está enfrentado al FMI, que pretende crear varias zonas de divisas de reserva para luego jugar sobre la coyuntura del cambio, ganar dinero con la diferencia entre las cotizaciones de las divisas. Porque hacer el dinero del aire como ocurría últimamente y todavía ocurre solo se puede durante un período corto de tiempo. Este esquema está condenado porque los activos reales no tendrán ninguna relación con este dinero del “aire”. Hay guerra entre el FMI y la Casa Blanca (SRF). La detención de Strauss-Kahn, los registros en casa de Christine Lagarde son acciones serias contra el FMI. Y lo fundamental es que ha perdido el control sobre el SRF.

¿Así que la serie de escándalos es la consecuencia de este enfrentamiento?

- Está claro que detrás del desenmascarador de los servicios secretos Snowden está el FMI. Es su respuesta por los golpes recibidos.

¿Y aquellos agentes de la CIA, de los que en abril de 2013 habló el periodista de Russia Today Halid al-Roshd, que decidieron contar la verdad sobre los sucesos del 11 S, sobre Iraq etc.?

- Cuando Obama se presentaba para el cargo del presidente uno de sus objetivos era desenmascarar los acontecimientos del 11 S. Pero una vez en el poder, comprendió que tales declaraciones son prematuras y pueden desestabilizar la situación seriamente, que en última instancia podría ahogar a la Casa Blanca.

Además en el bloque de Obama hay gente más “a la izquierda” que el propio Obama, atados a aquellos que conservan la fidelidad al cosmopolitismo fuera de los Estados Unidos. Por cierto, el senador Ron Paul habló en el Congreso de los EE.UU. abiertamente contra Obama, al decir que no es el presidente de los EE.UU., sino un funcionario de las estructuras internacionales, al que le importa más la UE y Bruselas que los Estados Unidos. Vive según los intereses de la burocracia internacional, y no la nacional (representada por el Congreso y el Senado de los EE.UU.). Ciertamente así es, pero con la corrección de que tiene en sus manos la máquina impresora de dólares, de la que, naturalmente, no piensa deshacerse.

Explíquenos, por favor ¿qué significa la burocracia internacional (cosmopolita) y la burocracia nacional?

- La burocracia internacional (cosmopolita) se compone de tres capas. Son los fondos internacionales no gubernamentales – la cúspide. Se pueden calificar como estructuras no gubernamentales. A continuación sigue la Unión Europea – se trata de estructuras supraestatales y supranacionales. Y abajo del todo está la burocracia de la ONU – las estructuras interestatales, la capa más baja.

Durante los últimos decenios con la llegada de los neoliberales (que llegan aproximadamente en los años 70 del siglo pasado) comenzó la revolución del management, cuyo objetivo era acabar con el poder soviético. Pero como resultado de este proceso las estructuras internacionales, que fueron creadas como sujetos del derecho internacional (miembros del Consejo de Seguridad, los principales países europeos) se dieron cuenta de que podían ser una fuerza independiente e incluso dominante. En cuanto a la burocracia nacional, vive de los presupuestos del estado, de los impuestos que paga la población que está bajo el control de las soberanías estatales. Las fuentes que alimentan a la burocracia internacional no son tan evidentes. En particular, se trata de los fondos no gubernamentales, por lo general conectados al “alto” crimen organizado que tiene protección política.

La burocracia cosmopolita internacional no depende del electorado y de los impuestos. Tienen distintas fuentes de ingresos con respecto a los burócratas nacional-estatalistas. El objetivo de la burocracia internacional cosmopolita es quitar de en medio las soberanías nacionales, para que sean transparentes y se conviertan en pura formalidad.

Pero es importante comprender que cualquier burocracia siempre tiene su cabeza, su dueño. La burocracia internacional obedece al club tradicionalista – alianza entre el eslabón más alto de la vieja nobleza (aristocracia, casas dinásticas) y los clericales. Y la internacional financiera en última instancia no es más que el aparato técnico de este club, el que resuelve sus asuntos de dinero.

Tecnológicamente, dentro del contexto del esquema descrito el componente principal de los procesos históricos de hoy es la guerra entre la burocracia internacional y la nacional.

En una de sus entrevistas Ud. ha dicho que detrás de las acciones organizadas en Turquía están los republicanos estadounidenses. El republicano George Bush-hijo declaró la “guerra global contra el terrorismo”. El mismo año los EE.UU. invadieron Afganistán, en 2003 invadieron Iraq. Barack Obama es demócrata que criticó las acciones de su predecesor. Obama habla del serio enfrentamiento entre los demócratas y los republicanos, quienes, como se ha observado, consiguen resultados a costa de la polarización de la sociedad norteamericana, como también, creo, en la política exterior. ¿Los acontecimientos en Turquía no serán otro escenario del enfrentamiento de estas dos fuerzas dentro de los EE.UU.?

- Lo que ocurre en Turquía es la consecuencia de que Erdogán cayó en la trampa siria, creyéndose que los estadounidenses tenían como objetivo eliminar a Asad. El auténtico objetivo consistía en rebajar la influencia de cuatro países, o más exactamente en la eliminación de la dirección de cuatro países que representaban un estorbo: Turquía, Qatar, Arabia Saudita e Israel.

Cada uno de los países señalados tiene sus problemas con los EE.UU., y los EE.UU. tienen sus motivos para querer rebajar su papel. Israel representa una burocracia nacional, como la que representaba Libia bajo el gobierno de Kaddafi, Egipto con Mubárak y Siria con Asad. Qatar y Arabia Saudí son regímenes monárquicos, que están atados al Fondo Monetario Internacional, es decir a aquellos que están en contra del dólar y se enfrentan al actual presidente de los Estados Unidos.

En cuanto a Turquía, en la Casa Blanca llegaron a la conclusión de que un líder tan carismático como Erdogán puede suponer una seria amenaza para los Estados Unidos. El nuevo proyecto de Obama para el Gran Oriente Próximo supone colocar a Irán en el primer plano.

Pero el proyecto “neo-otomano” seguro que fue desarrollado por Turquía con la aprobación estadounidense por detrás de los bastidores ¿entonces por qué Washington decide que Erdogán, quien demostraba su intención de colaborar con los EE.UU., supone una amenaza?

- Porque al final Erdogán hubiera traicionado a sus socios occidentales. Es un hombre muy apasionado, al que es difícil controlar durante mucho tiempo. Es un líder carismático y en algún momento hubiera comenzado su propio juego incontrolado, al sentirse con fuerzas. El proyecto “neo-otomano” entonces podría crear serios problemas para los Estados Unidos.

El problema de la política turca está en su doblez. Por un lado están los kemalistas – es la burocracia nacional, por el otro está el Partido de la Justicia y Desarrollo, que representa la síntesis de la burocracia nacional con los cosmopolitas y que pretende entrar en el gobierno mundial. De ahí el deseo de entrar en la UE. Quieren unirse a Bruselas, convertirse en jugadores a nivel de Bruselas y salir del marco nacional. Y además Erdogán tiene su idea del proyecto “neo-otomano”.

Tales ambiciones se refuerzan porque la economía turca es bastante fuerte. Además con los 80 millones de habitantes Turquía es igual que Alemania y supera a Francia y a Gran Bretaña. Y si la economía turca entrara en el sistema económico de la UE se convertiría en la segunda después de la alemana.

¿Con lo que rebajaría la influencia de Alemania en la UE?

- Claro. La economía turca es real y productiva, y Alemania en gran medida tiene economía real, el resto de los países de la UE se mantienen con la economía de oficinas, economía del sector servicios. Viven gracias al intercambio no equivalente con los países del tercer mundo. Han convertido el euro en el sucedáneo del dólar. Además, es importante señalar, que con el euro no se puede pagar por el petróleo y el gas, pero sí por todas las demás mercancías.

¿Y por qué ha sido así?

- El caso es que los EE.UU. se pusieron de acuerdo con algunos países exportadores de hidrocarburos, incluida Arabia Saudí en que el petróleo únicamente se vendería a cambio del dólar. Y si cualquier país declara que va a vender su petróleo a cambio de cualquier otra divisa, se arriesga a que le declaren la guerra.

Con Erdogán la cosa está más o menos clara, se propuso demasiados objetivos ambiciosos, cuyas realizaciones representan un peligro para los intereses de los EE.UU. ¿Pero por qué apuestan por Irán? De Rouhani se dice que no es menos ambicioso que Erdogán.

- Irán no puede unir a su alrededor a nadie salvo a los chiitas. Pero puede influir en los procesos regionales que es lo que exactamente quieren en Washington. La figura de Rouhani es la viva demostración de que los EE.UU. juegan un juego entre bastidores junto con Irán. Ahmadinejad no hablaba con los estadounidenses directamente, pero Rouhani lo va a hacer.

¿Es decir que es una figura totalmente pro Washington?

- Olvide que existían figuras pro Washington. Rouhani es un hombre proiraní que simboliza el que ahora Irán habla abiertamente con los Estados Unidos. Antes tan solo se mantenían conversaciones detrás de los bastidores a un nivel periférico y por los funcionarios que no tenían poderes plenipotenciarios. Y ahora llega un hombre que desde el principio fue declarado como a quien se le puede estrechar la mano. Además Rouhani es un hombre de casta, es el hombre de la corporación clerical.

Ahmadinejad por su formación es un comandante. Pertenece a otra casta. Le utilizaban y él tuvo sus polémicas con la teocracia. Y ahora llega un teócrata. Llega el clero, los popes, por decirlo a la manera rusa.

¿Qué consecuencias habrá si Irán se convierte en el país número uno del Oriente Próximo?

- Si Irán se convierte en el país numero uno todos los sunitas necesariamente lucharán contra él. “Al Qaeda” creará un anillo de fuego alrededor de Irán y de los territorios chiitas y comenzará la masacre, una guerra alargada en el tiempo, porque la dirección sunita está fuertemente debilitada, por no decir destruida: Qatar se marcha, pronto se irá Arabia Saudí.

Estados Unidos pretenden enfrentar el mundo sunita y chiita en Oriente Próximo, pero en este caso sufren claramente sus proyectos energéticos, que todo hay que decirlo, están en el punto de mira de los intereses de Rusia y Gran Bretaña. ¿Para qué se van a arriesgar? Prácticamente cortar la rama sobre la que están sentados…

- Esta guerra neutralizará a Asia Anterior con su colosal potencial político, a fuerza de que precisamente el Islam político se ha convertido en el principal jugador en el período postmarxista. Porque la ideología contestataria del marxismo quedó desacreditada y se ha derrumbado, mientras que el enfrentamiento entre los de arriba y los de abajo no hará más que aumentar.

¿Por qué motivo?

- Existe el libro de un profesor norteamericano “El futuro del capitalismo”. En él se dice que en los años 20 el 1% de la élite mundial poseía el 40% de las riquezas del planeta, en los años 70 poseía el 20%, es decir que a lo largo de los 50 años de la existencia de la URSS el porcentaje de las riquezas mundiales controladas por la élite gobernante se redujo a la mitad. Pero durante los años 70-90 ha vuelto a ser del 40%. Y desde los años 90 hasta la actualidad este uno por ciento ha concentrado en sus manos el control sobre el 90% de las riquezas mundiales. Resulta que el 90% de todo lo que hay sobre la tierra pertenece al uno por ciento de la población. Es por lo que el enfrentamiento entre los de arriba y los de abajo es muy fuerte y seguirá creciendo. Para el día de hoy los círculos dirigentes logran convencer a las masas, incluida la clase media, de que existe una cierta causa común. Que estamos en la sociedad civil y tenemos delante a la estructura burocrática que la sociedad civil debe controlar. Consiguieron convencer a la sociedad con este esquema. La gente que vive hoy peor que hace una generación de hecho está hipnotizada. Pero de todas maneras esta ola de protesta se abre paso a través de las manifestaciones masivas por la línea de los sindicatos, por la jurídico-moral, la reducción de los salarios etc. Y la única posibilidad de las élites gobernantes hoy consiste en que la protesta mundial no tiene una sola ideología que pueda explicar los procesos mundiales y proponer objetivos revolucionarios. Pero puede aparecer a través del Islam político, que ahora está tan solo en su primera fase de formación y cuyo desarrollo los círculos imperialistas mundiales quieren detener a cualquier precio.

Pero en el mundo musulmán ahora comenzará una época revuelta.

- Son los procesos planeados por los estadounidenses. Lo cual no quiere decir que vayan a lograrlo.

Conocido teólogo sunita sheij Yusef al-Karadavi, egipcio que vive en Qatar, ha declarado la guerra santa a los chiitas. Políticamente se trata de la inclusión de Irán en la cuestión siria. ¿Quién les autoriza a unos u otros hombres públicos musulmanes a declarar la jihad? ¿Este hecho también está provocado por los EE.UU. dentro de su lógica para impedir el crecimiento de la nueva fuerza contestataria?

- Se autorizan a sí mismos. Yusef al-Karadavi, como hombre con el estatus de sabio estudioso del Corán, tiene la autoridad para pronunciar la fetva que no es obligatoria. En el Islam no existe la obligación de cumplir obligatoriamente la orden de una autoridad espiritual. Otra cosa es que tenga seguidores que estén dispuestos a cumplir su decisión, en base a la autoridad de Karadavi. Pero no tiene fuerza jurídica legal. Hay que decir que Karadavi recibe el dinero del emir que ha invertido en la guerra en Siria y en el enfrentamiento de los países del Golfo con Irán. Es un tema saudí-qatarí. Y, por cierto, Qatar mantiene con respecto a Irán una postura bastante ambigua. Detrás de los bastidores discuten ciertos asuntos.

¿Resulta que Qatar no quiere desaparecer en la sombra y quiere conservar su peso? Concretamente el traspaso del poder tal vez se debe al deseo de evitar la repetición del guión con la “primavera árabe”.

- El cambio de poder sucedido en Qatar significa de hecho el reconocimiento del fracaso en Siria. Qatar ha anunciado así que se sale del gran juego en el Oriente Próximo. Sin embargo, intentando conservar su importancia, Qatar mantiene un juego específico. A juzgar por todo, Karadavi ha decidido basar su influencia en la radicalización de los Hermanos Musulmanes. Existe un esquema universal que se puede aplicar tanto al análisis de la situación interna de los estados, como al proceso mundial. La estructura del poder y de cualquier sociedad política tiene cuatro niveles.

Existe el poder - las estructuras reales del poder (ERP) y existe la oposición real. Las ERP tienen el ejército, el dinero y los medios de comunicación. La oposición real no tiene el ejército, tiene una parte del dinero y algunos medios de comunicación. Existe un tercer nivel: los sujetos del espacio político. Tienen el dinero que les asigna el poder en curso y algunos medios en los que les dejan entrar. Y existen los que se llaman los fragmentos del espacio político. En una situación normal no tienen posibilidades de adelantarse, porque está en marcha la rotación con la ayuda de la carta del tercer nivel que se juega, la rotación de las ERP y de la oposición real. A veces a la oposición ascienden los sujetos del espacio político, pero por lo general caen fuera y acaban en el espacio de los fragmentos políticos, que únicamente tienen una posibilidad de hacerse con el poder – la de incendiar esta casa de cuatro plantas. Es por lo que lo más fácil resulta apostar por los fragmentos a través del incendio y el caos, que es lo que está intentando hacer Karadavi. Utiliza las fuerzas que están interesadas en este incendio para saltar al primer plano. A través de ellos como su sheij que les ha dado la fetva, él también se coloca en el primer plano. El esquema es muy sencillo.

¿Le permitirán realizar este esquema?

- Bueno, no permitirlo solo se podría matándolo.

A principio Ud. ha dicho que Obama se encuentra en una difícil situación, que hay un serio enfrentamiento dentro de los EE.UU., la burocracia internacional se enfrenta a la nacional. Así que cuando dice que los EE.UU. apuestan por Irán ¿a cuál de las fuerzas se refiere?

- A la burocracia internacional. Irán no es una burocracia nacional, porque está dirigido por los teócratas, es decir directamente por el club tradicionalista. En todo el mundo el único país en el que los tradicionalistas se han colocado en el primer plano es Irán. Con respecto a Irán los Estados Unidos intentan repetir el mismo guión que con Iraq, donde prosigue la lucha contra el gobierno de Bagdad (dirigido por chiitas – N. del T.), aunque los mass media ya apenas lo mencionan. Con Saddam Iraq era un serio jugador de la escena política mundial, las sanciones para Saddam no eran un impedimento, las utilizaba hábilmente para sus propósitos. Ahora solo oímos hablar de Iraq cuando allí ocurre algún atentado especialmente sangriento. Los Estados Unidos quieren convertir todo el Oriente Próximo en un gran “Iraq” para que quinientos millones de sunitas se pongan a volarlo todo alrededor de Irán y de sus aliados.

¿Se trata de la realización en la práctica de su proyecto de Gran Oriente Próximo, del que supimos en 2007 cuando Ralf Peters, subcoronel retirado, quien había trabajado en la Academia Militar Nacional de los EE.UU., en su artículo “Fronteras sangrientas” esbozó las fronteras en perspectiva de los estados nacionales de la región del Gran Oriente Próximo?

- El caso es que los EE.UU. quieren desmontar a China y saben que no podrán seguir el juego en dos frentes: el del Pacífico y el del Próximo Oriente. Es por lo que necesitan rebajar su presencia en el Próximo Oriente, enfrentando a los chiitas y los sunitas. Resulta el siguiente esquema: Irán en el primer plano, Qatar está neutralizado después del cambio de poder, y Erdogán que será neutralizado. Además habrá desmontaje de Israel que distraía a los musulmanes – perderá los altos de Golán, tras lo cual todo el bloque derechista y Netanyahu serán retirados de la escena política.

¿Y para qué Obama daba el paso tan demostrativo haciendo las paces entre Turquía e Israel, poco antes además de que comenzaran los sucesos en la plaza Taksim?

- Erdogán tenía grandes problemas con su estatus y rating antes de que comenzara lo de la plaza Taksim. Y Obama necesitaba que Erdogán no se saliera del juego, que reforzara sus posiciones y se metiera más profundamente en la trampa siria. Y así ha sido. Las “disculpas” de Netanyahu aumentaron el rating de Erdogán y con el entusiasmo redoblado se dedicó al tema sirio. Rompió con Siria, con la que llevaban diez años construyendo relaciones normales, y todo porque quería cambiar la Constitución y poder ser elegido como presidente del país, para lo cual creía él que necesitaba el apoyo de los Estados Unidos, que a su vez le convencieron de la necesidad de derrocar a Asad. Es por lo que los EE.UU. querían mantener este montaje, demostrando que pueden doblegar a Netanyahu, presuntamente por los intereses de Turquía.

¿Y cómo presentaron estas paces a Israel?

- Creo, que Obama simplemente dijo que era una condición para mantener la colaboración entre Israel y los EE.UU.

¿Y el principal contingente militar de la OTAN, para cuya retirada de Afganistán fueron creados diferentes pasillos, será utilizado en los próximos acontecimientos en Medio Oriente?

- Este contingente es retirado para poder llevar a cabo en tiempos próximos los golpes de estado en Asia Central.

Fuente: http://www.echo.az/article.php?aid=44191