// está leyendo...

Para tener en cuenta

EE.UU. y China pueden forjar una relación más cooperativa

A inicios de junio, el presidente Xi Jinping y el presidente Obama sostuvieron reuniones informales en California de ocho horas de duración en las que definieron su visión de China y Estados Unidos trabajando juntos para crear un nuevo modelo de relación entre países de primer orden.

En los más de 40 años desde que China y Estados Unidos establecieron relaciones, sus intereses se han vuelto cada vez más interrelacionados. En la actualidad, existe un vuelo entre China y Estados Unidos cada 24 minutos y alrededor de 10.000 personas viajan a través del Pacífico todos los días. Alrededor de 194.000 estudiantes chinos están estudiando en Estados Unidos y hay alrededor de 26.000 estudiantes estadounidenses en China. Nuestras dos economías representan una tercera parte de la economía global, nuestros dos pueblos una cuarta parte de la población del mundo y nuestro volumen comercial una quinta parte del total global.

La cooperación chino-estadounidense ha producido beneficios reales para nuestros pueblos. Productos chinos económicos y de calidad han demostrado ser populares con los consumidores estadounidenses. El vasto mercado chino ofrece grandes oportunidades a las compañías estadounidenses. En 2012, casi el 70 por ciento de las compañías estadounidenses que operaban en China obtuvieron beneficios, según una encuesta entre sus miembros por parte de la Cámara de Comercio Estadounidense en la República Popular China, y el 40 por ciento de ellas registró mayores márgenes de ganancias en China que su promedio en el mundo. Los más de 1.500 restaurantes de McDonald’s en China han superado en su desempeño a los demás restaurantes de McDonald’s en el mundo. Por otro lado, la inversión china en Estados Unidos ha ayudado a impulsar la economía estadounidense. La Terminal de Contenedores de la Cuenca de Occidente de la Compañía Naviera de China en California, por ejemplo, ha creado casi 10.000 empleos locales; algunos estadounidenses me han dicho que lo consideran el puerto "más ecológico" del mundo.

La cooperación chino-estadounidense ha provocado la paz, la estabilidad y el desarrollo de la región Asia-Pacífico y más allá. Nuestros dos países han realizado una cooperación y coordinación efectivas en una amplia gama de temas, incluyendo temas regionales claves como el problema nuclear coreano y el problema nuclear iraní. Hemos coordinado respuestas a los desafíos globales como el combate al terrorismo, la no proliferación, el cambio climático, la seguridad cibernética y la crisis financiera internacional y colaborado para promover la estabilidad y la recuperación económica globales. Todos esto demuestra que la cooperación chino-estadounidense es una áncora para la paz y la estabilidad mundiales.

China está profundizando sus reformas integrales y su apertura al mundo. En los próximos cinco años, las inversiones chinas en el extranjero alcanzarán los 500.000 millones de dólares, las importaciones chinas superarán los 10 billones de dólares y el número de turistas chinos en el extranjero excederá los 400 millones. Esto creará perspectivas prometedoras para la cooperación entre China y Estados Unidos. Ambos países deben aprovechar la oportunidad para seguir avanzando a partir de este gran potencial.

China está comprometida con la promoción de la paz mundial, el desarrollo y de una cooperación en la que todos ganen. El desarrollo de China no representa una amenaza para ningún otro país. Como país importante y responsable, China está preparada para asumir responsabilidades mayores de acuerdo con su papel. La búsqueda del desarrollo de China aumentará sin duda su cooperación mutuamente benéfica con Estados Unidos y con los otros países.

Debido a que China y Estados Unidos tienen historias, culturas, tradiciones y sistemas sociales diferentes, además de encontrarse en una etapa distinta de desarrollo, es natural que existan diferencias entre nuestras naciones. Pero ambos países tienen una amplia sensatez para manejar sus diferencias y fricciones. Lo que es importante es que sigamos el curso establecido por los dos presidentes, abrir una nueva alternativa que sea diferente de la vía tradicional de conflicto y confrontación entre los grandes poderes y trabajar juntos en la construcción de un modelo nuevo de relaciones entre países importantes basado en el respeto mutuo y en la cooperación donde ambas partes ganen con el fin de beneficiar tanto a nuestros dos pueblos como a las personas de todo el mundo.

El Diálogo Estratégico China-Estados Unidos de esta semana es una plataforma importante para sostener comunicaciones de alto nivel sobre los asuntos a largo plazo, estratégicos y globales. La principal tarea del próximo diálogo, la quinta reunión de su tipo, será la implementación del amplio acuerdo alcanzado el mes pasado durante la reunión de los presidentes, la profundización del diálogo y la cooperación en diversas áreas, y la promoción de un nuevo modelo de relaciones entre países importantes. Las cuatro rondas anteriores del diálogo produjeron más de 340 puntos de acuerdo sobre una variedad de temas y 11 documentos de resultados. Creo que, con el esfuerzo conjunto de ambas partes, esta ronda conducirá a un acuerdo en más temas, producirá más resultados concretos e impulsará nuestros esfuerzos para abrir un nuevo capítulo en la cooperación transpacífica entre China y Estados Unidos.

Texto original en Inglés: http://www.washingtonpost.com/opini…


http://spanish.news.cn/china/2013-0…

Ver en línea : EE.UU. y China pueden forjar una relación más cooperativa