// está leyendo...

Para tener en cuenta

Una Oportunidad para Fortalecer las Relaciones entre Estados Unidos y China

Por: Wang Yang

La quinta ronda de los Diálogos Estratégicos y Económicos China-Estados Unidos se llevará a cabo en Washington, D.C., el 10 y 11 de julio. Se trata de otro paso importante tomado por los dos gobiernos en sus esfuerzos por construir un nuevo modelo de relaciones entre importantes países después de que los presidentes de China Xi Jinping y de Estados Unidos Barack Obama se reunieron en Annenberg, California, el mes pasado.

Los negocios bilaterales han sido el ancla de las relaciones entre China y Estados Unidos. En los pasados 34 años desde el establecimiento de relaciones diplomáticas, el comercio bilateral de artículos se multiplicó por 198. China es actualmente el mercado de exportación de más acelerado crecimiento para Estados Unidos, y Estados Unidos es el segundo mayor socio comercial de China después de la Unión Europea.

Un creciente número de empresas chinas han invertido en Estados Unidos. El Wanxiang Group, por ejemplo, estableció 26 fábricas de componentes automotrices en 13 estados y da empleo a más de 12.000 estadounidenses. Más de 60.000 empresas de Estados Unidos han invertido en China incluyendo McDonald’s, Wal-Mart y Starbucks. Muchos hogares chinos utilizan software de Microsoft, hacen llamadas con Apple iPhones, y conducen carros de General Motors. La profundización de relaciones económicas ha promovido el crecimiento de ambos países, creando más empleos y generando beneficios tangibles para la población de ambas naciones.

No obstante, las crecientes de negocios también han provocado desacuerdos y dudas. Algunos estadounidenses se quejan de que los chinos han tomado sus empleos y que las empresas chinas han robado propiedad intelectual estadounidense. Y algunos chinos se preguntan por qué la inversión corporativa de su país en Estados Unidos ha sufrido reveses en repetidas ocasiones, incluso cuando Estados Unidos está tratando activamente de expandir el empleo. ¿Porqué Estados Unidos sigue hablando de su desequilibrio comercial con China mientras se rehusa a eliminar los controles sobre las exportaciones de alta tecnología a China?

La enorme diferencia entre las condiciones en ambas naciones significa que la gente en cada uno naturalmente verá las cosas desde perspectivas distintas. Cuando ellos perciben que el interés de los países no coindice, la fricción es inevitable. La única manera de resolver esos desacuerdos es mejorar la comunicación, profundizar el entendimiento mutuo y promover la confianza mutua.

Por eso es que el diálogo entre los gobiernos es necesario. Desde la primera ronda del Diálogo Económico Estratégico en 2006, el comercio bilateral creció el año pasado de 267.600 millones a alrededor de 500.000 millones de dólares USA. Esto muestra que China y Estados Unidos están estrechamente relacionados y que ningún país puede prosperar sin el otro.

Es una política estatal básica de China abrirse más al mundo exterior. Al aprender de la experiencia exitosa de Estados Unidos y de otros países, China ha liberado el inmenso potencial de un mercado con 1.300 millones de personas.

En los últimos cinco años, el consumo de China como parte de su PIB se ha disparado de 39,6 al 51,8 por ciento y la participación de su sector de servicios aumentó de 41,9 al 44,6 por ciento de su PIB. Su superávit de cuenta corriente actual ha caído de 10,1 al 2,3 por ciento de su PIB. En los próximos cinco años, el crecimiento de China generará más oportunidades de negocios para Estados Unidos y el mundo en general. La cooperación económica y el comercio entre China y Estados Unidos cuenta con enormes perspectivas.

En la actualidad, con la recuperación económica global aún inestable y desequilibrada, ambas naciones encaran tanto desafíos como oportunidades. China es el país en desarrollo más grande del mundo y Estados Unidos es la más grande las naciones desarrolladas.

La cooperación económica y comercial beneficiarán a ambos pueblos y contribuirán a la recuperación económica global y al crecimiento. Construir un nuevo modelo de una relación entre países de primer orden con base en el respeto mutuo y una cooperación de beneficio mutuo es el consenso que tienen por objetivo nuestros dos gobiernos y pueblos. Un futuro brillante espera a las relaciones China-Estados Unidos si unimos manos y colaboramos juntos.

El señor Wang es viceprimer ministro del Consejo de Estado en la República Popular China.

Texto original en inglés: http://online.wsj.com/article/SB100…


http://spanish.news.cn/china/2013-0…

Ver en línea : Una Oportunidad para Fortalecer las Relaciones entre Estados Unidos y China