// está leyendo...

Notas Periodísticas Dstcdas

Kim Jong-un promete ampliar su arsenal nuclear en plena crisis

Solo un día después de declarar a su país en «estado de guerra» con Corea del Sur y elevar al máximo la tensión en la península, el líder norcoreano, Kim Jong-un, prometió seguir desarrollando armas nucleares y ampliar «cuantitativa y cualitativa» su arsenal para hacer frente a las amenazas de Estados Unidos. La normalidad seguía siendo la tónica en Corea del Sur, donde no han tomado muy en serio las amenazas de un ataque militar por parte de Pyongyang.

La capacidad nuclear de las Fuerzas Armadas norcoreanas «debe ampliarse y reforzarse cualitativa y cuantitativamente hasta que la desnuclearización del mundo sea una realidad», sostuvo ayer Kim Jong-un durante la apertura de la sesión plenaria del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, que no se reunía desde setiembre de 2010.

Según informó la agencia oficial de noticias KCNA, el líder norcoreano prometió promover «el progreso de la economía» y «el desarrollo del potencial nuclear» del país de manera simultánea como los dos pilares fundamentales de la nueva estrate- gia política del régimen.

El joven líder, que prometió lanzar al espacio más satélites, como el puesto en órbita en diciembre, afirmó que la posesión de armas atómicas de Corea del Norte «debe ser fijada por ley», lo que parece indicar la intención del país de oficializar su condición de estado nuclear.

La KCNA señaló en su nota que las armas nucleares no son una «moneda de cambio política» ni tampoco para «negociaciones económicas», en aparente referencia a la creencia generalizada en Corea del Sur y EEUU de que Pyongyang utiliza su programa atómico para obtener ayudas del exterior, y afirmó que las fuerzas armadas nucleares del país son su «vida» y esta «nunca puede ser abandonada mientras exista los imperialistas y las amenazas atómicas» en el mundo.

El Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, principal órgano político en el país, celebró su sesión en un ambiente regional de extrema tensión después de que la víspera Pyongyang se declarara en «estado de guerra» y advirtiera de un «combate a gran escala».

El sábado, los medios de comunicación norcoreanos publicaron que los misiles del poderoso Ejército Popular de Corea del Norte -con 1.100.000 efectivos- están preparados después de que Kim así lo hubiera ordenado para atacar «en cualquier momento» intereses de EEUU y Corea del Sur.

Estos anuncios se enmarcan en la campaña de amenazas que Corea del Norte dirige contra su vecino del Sur y contra EEUU desde que el pasado 7 de marzo el Consejo de Seguridad de la ONU resolviera aplicar nuevas sanciones al país por su última prueba nuclear, realizada en febrero.

También han contribuido a elevar la tensión en la península las maniobras militares conjuntas que surcoreanos y estadounidenses están llevando a cabo en los últimos días en territorio de Corea del Sur y que Pyongyang considera un «ensayo de invasión», y en las que han participado dos bombarderos furtivos B2, con capacidad de trasportar bombas nucleares.

En este tenso ambiente, Corea del Norte celebrará hoy una sesión de su Asamblea Popular Suprema (Parlamento), en lo que los expertos anticipan como una sesión previa con vistas al primer aniversario, el 11 de abril, del nombramiento de Kim Jong-un como secretario general del Partido de los Trabajadores.

Mientras, el ambiente en Corea del Sur sigue siendo de total normalidad a la espera de que Pyongyang dé muestras de intensificar o relajar sus declaraciones tras la cita de hoy, ya que los expertos consideran mínimas las posibilidades de un ataque militar del Norte. Además, el Ejército surcoreano, que tiene el apoyo de 28.500 efectivos de EEUU instalados en el país, vigila de cerca cualquier movimiento de las tropas norcoreanas.

Seúl anuncia nuevas maniobras conjuntas con EEUU en abril

Corea del Sur anunció ayer que en abril llevará a cabo cuatro maniobras militares junto a la Marina de EEUU para comprobar su capacidad de sus tropas para ejecutar operaciones tácticas y ataques terrestres ante eventuales «provocaciones» de Corea del Norte. En el marco de esas maniobras, probarán «la capacidad de sus unidades de paz y de guerra» y realizarán ejercicios aéreos y navales.

El anuncio de Seúl llegó un día después de que Pyongyang se declarara en «estado de guerra» con su vecino del Sur tras una intensa escalada de la tensión a raíz de las maniobras conjuntas anuales que Corea del Sur y EEUU están llevando a cabo con la participación de unos 10.000 efectivos surcoreanos y 3.500 estadounidenses, además de un portaaviones y cazas de combate. Washington y Seúl dicen que el objetivo de los ejercicios es defensivo, mientras que Pyongyang los considera ensayos para una invasión.


http://gara.naiz.info/paperezkoa/20…

Ver en línea : Kim Jong-un promete ampliar su arsenal nuclear en plena crisis