// está leyendo...

Homenajes

Que viva el Comandante Hugo Chávez Frías!

Hugo Chávez dio un gran impulso a la causa de la emancipación de las clases oprimidas y los pueblos de las cadenas del sistema imperialista mundial!

Su vida y su obra continúan en la segunda ola de la revolución proletaria que avanza en todo el mundo!

Hugo Chávez Frías pasará a la historia y tendrá un lugar cada vez mayor en los corazones y la memoria de todos los pueblos del mundo. Con el devenir del tiempo se confirmará, cada vez con mayor claridad, que su gestión revolucionaria en los años que gobernó a Venezuela ha tenido, también, una importancia histórica para todos los pueblos del mundo.

Hugo Chávez proyectó una luz de esperanza desde Venezuela para todo el mundo, en un momento particularmente difícil para la humanidad. La República Popular China había renunciado a su papel como base roja de la revolución proletaria mundial, la Unión Soviética se había derrumbado después de años de declive, la primera ola de la revolución proletaria se había acabado, los movimientos progresistas estaban en retroceso en todo el mundo.

Los grupos imperialistas europeos, americanos y sionistas comenzaron de nuevo a dominar y proyectaban su sombra oscura y criminal en todo el mundo. En los países imperialistas el abandono y la desesperación se conjugaron con el escape de la realidad y el uso de drogas para amargar la vida de millones y millones de explotados y oprimidos, cuya causa parecía sin esperanza.

Denigrar del socialismo y del comunismo se puso de moda. Francis Fukuyama proclamaba el fin de la lucha de clases con la victoria del imperialismo estadounidense, y Toni Negri aconsejaba escapar de la triste realidad escondiéndose en nichos impolutos.

En este período oscuro de la historia humana, Hugo Chávez encendió una luz de esperanza que se extendió desde Venezuela a América Latina y todo el mundo. Levantó en alto la bandera de la libre creencia de que las clases y los pueblos oprimidos de todo el mundo deben saber que el futuro les pertenece, que pueden y deben cambiar el mundo y hacer historia. Hizo soplar un viento de fuerza, de coraje, de solidaridad y de lucha en el mundo. Combinó el amor por su país, Venezuela, la pasión y el trabajo incansable para mejorar las condiciones mínimas de la vida de las masas populares de su país, con la generosa colaboración sin límites con los pueblos, los países y los movimientos que se resisten al imperialismo en otros lugares del mundo.

En un momento difícil orientó los recursos, que hasta entonces los ricos se habían gastado en lujos y banalidades o habían utilizado para fortalecer su poder, a las masas de su país mejorando su calidad de vida y también para apoyar a la Cuba de Fidel Castro y los movimientos progresistas de un gran número de países. Él se ganó ampliamente el amor y la devoción de los pueblos oprimidos y explotados, pero también el odio indomable de sus explotadores y opresores. Es por esto que su figura juega un papel central en la lucha en la que se decide el futuro de la humanidad.

Por esta obra revolucionaria, los comunistas italianos rendimos homenaje al Comandante Hugo Chávez Frías y su legado.

El tributo que rendimos a la acción liberadora e internacionalista del Comandante Chávez consiste en un compromiso firme con la victoria de la revolución socialista en Italia. Vamos a establecer el socialismo en un país imperialista y esto ayudará a abrir el camino del socialismo también para las masas del resto de los países imperialistas de Europa y América y de la lucha por la liberación de todos los pueblos del mundo.

Es por eso que hoy 05 de marzo, día de la siembra del Comandante Chávez, asociamos el homenaje al gran dirigente comunista Joseph Stalin, en el sexagésimo aniversario de su muerte, con el homenaje al líder bolivariano.

La burguesía y el clero han vertido y están vertiendo una avalancha de insultos y calumnias sobre la figura de Joseph Stalin y así denigran de todo el movimiento comunista y sus logros, porque Stalin condujo a la Unión Soviética y a los pueblos del mundo a derrotar al fascismo y el nazismo, para luchar por su liberación y el progreso, para romper las cadenas del colonialismo e, incluso, para contribuir a muchos logros en el bienestar y la prosperidad de los países imperialistas; pero la burguesía y el clero se apresuraron a desmantelar estos logros tan pronto como el movimiento comunista (por sus propias límitaciones que, por ahora, hemos determinado con claridad, y que, en consecuencia, podemos superar) perdió impulso y las relaciones de fuerza se invirtieron a favor de la derecha reaccionaria.

Al día de hoy, la crisis del capitalismo ha lanzado de nuevo a las masas del mundo entero a la catástrofe de la miseria, la degradación y la guerra; situación que continuará empeorando mientras estas citadas masas organizadas no pongan fin a la misma.

Nuestro país se encuentra en el corazón de esta catástrofe. Pero nuestra lucha avanza, la línea del renacimiento del movimiento comunista está trazada, la organización de la clase obrera y de las masas populares crece en todo el país. Los jefes de la República Papal ya están en desbandada. La alianza Monti-Napolitano [Monti es el ex presidente del Gobierno, Napolitano es el Presidente de la República, nota del traductor] salió estrepitosamente derrotada en las elecciones anticipadas realizadas con el procedimiento sumario que organizó para ganar más fuerza en su nefasto plan de opresión, de miseria y de muerte que lleva a cabo en contra de las masas populares. Queda en evidencia que están al servicio de las instituciones financieras de la Comunidad Internacional, de los grupos imperialistas europeos, americanos y sionistas.

En el Vaticano, uno de los pilares del sistema imperialista mundial, los dignatarios de la Iglesia Católica Mundial, en una mascarada de carnaval de la Edad Media, encontraron el sucesor de Ratzinger.

Los proclamas lúgubres de Francis Fukuyama y las exhortaciones derrotistas de Toni Negri ya salieron de la escena. Los hechos que iluminan la historia desde América Latina, nos dan a entender que la burguesía y el clero no tienen futuro, y que el mismo puede y debe ser construido por las masas.

En este contexto, la enseñanza de los grandes fundadores y de los gloriosos dirigentes del movimiento comunista y el trabajo valiente, antimperialista e internacionalista del Comandante Chávez brillan con luz nueva.

Honor y gloria al Comandante Chávez!

Seguimos con fuerza y pasión la obra a la que dedicó su vida!

El recuerdo de su obra perdurará a través de los siglos!