// está leyendo...

Para tener en cuenta

Cumbre nuclear y armamento en Fukushima

Esta es una nota que surge a raíz del año cumplido de la catástrofe nuclear en Fukushima (11 de marzo de 2011) y la realización de la II Cumbre Nuclear que entre estos días se celebró en Seúl, Corea del Sur (ayer y hoy, es decir, 26 y 27 de marzo de 2012), como una prolongación de la I Cumbre Nuclear efectuada en Washington en 2010.

ARMAMENTO NUCLEAR EN FUKUSHIMA

En principio sobre Fukushima hubo mucha desidia. Recuerdo que en aquella oportunidad circuló el articulo: “DENUNCIAN QUE TRATADO DE SEGURIDAD EEUU-JAPÓN RETRASÓ ESFUERZOS PARA EVITAR LA FUSIÓN NUCLEAR EN FUKUSHIMA” de YOICHI SHIMATSU (publicado en Rebelión, el 14 de Abril de 2011, con el titulo ¿Programa secreto de armamento en la planta nuclear de Fukushima?” También, en Kaosenlared, el 21 de abril de 2011, con el titulo: “¿Hay programa secreto de armamento nuclear en la planta de Fukushima?” Y, en Librered.net, el 21 de abril de 2011, con el titulo: “Japón: Fukushima podría haber estado albergando un programa secreto de armamento nuclear”).

Y, de Yoichi Shimatsu, debo agregar lo siguiente: es editor especial de 4TH y escritor medio ambientalista. Vive en Hong Kong. Es antiguo editor de Japan Times Weekly y colaborador frecuente de Global Research.

Pero, el aporte principal de Yoichi Shimatsu fue lo siguiente:

“Los inexplicables retrasos y las incomprensibles explicaciones de la Tokio Electric Power Company (TEPCO, principal operador de energía nuclear en Japón) y del Ministerio de Economía, Comercio e Industria (MECI) parecen ser fruto de algún factor que se ha intentado soslayar… la industria nuclear y las instancias gubernamentales están luchando para evitar que se descubran unas instalaciones dedicadas a la investigación de bombas atómicas escondidas dentro de las plantas de energía nuclear civil de Japón”.

El meollo de la cuestión: “un laboratorio que nadie se atreve a nombrar. Un incendio estalló dentro de la dañada vasija de contención del reactor de la Unidad 4, al parecer debido al sobrecalentamiento de las barras desechadas de combustible de uranio depositadas en una piscina de enfriamiento en seco. Pero las dimensiones del fuego indican que este reactor se mantenía encendido para algún objetivo que no era la generación de electricidad. Su omisión de la lista de operaciones generadoras de electricidad plantea la pregunta de si la unidad 4 estaría utilizándose para enriquecer uranio…”

Y el autor continúa: “La cadena de sucesos detrás de esta inmensa fabricación de mentiras se remonta a muchas décadas atrás. Hasta 1930 en que fue relevante el planificador de la economía de alto rango llamado Nobusuke Kishi que trabajó estrechamente con el entonces comandante de la división ocupante de Kanto, conocido por los chinos como el general HidekiTojo del ejército de Kwantung. Kishi fue elegido Primer Ministro en 1957. Su protegido Yashuhiro Nakasone, ex oficial naval y futuro Primer Ministro encabezó la campaña de Japón para convertirse en potencia nuclear. Kishi negoció en secreto un acuerdo con la Casa Blanca que permitía que el ejército de EEUU almacenara bombas atómicas en Okinawa y en la estación naval-aérea de Atsugi, en los alrededores de Tokio (El cabo de marines Lee Harvey Oseald sirvió como guardia en el arsenal subterráneo de ojivas nucleares de atsugi). A cambio EEUU dio su visto bueno para que Japón emprendiera un programa nuclear para uso “civil”)”. Después, “En su visita a Gran Bretaña del año 1959, un helicóptero militar trasladó a Kishi hasta la planta nuclear de Bradwell en Essex. Al año siguiente, se firmó el primer anteproyecto de seguridad entre EEUU y Japón, a pesar de las protestas masivas celebradas en Tokio. Un par de años después, la firma británica GEC construía el primer reactor nuclear en Tokaimura, en la prefectura de Ibaragi”. Y, finalmente, se sabe que “en 2009 la AIEA emitió una apagada advertencia acerca de la reforzada deriva de Japón hacia una bomba nuclear…”

Y, el corolario de todo esto habría estado justamente en lo ocurrido en Fukushima.

Entonces, esto consideré lo mejor del montón de artículos que había leído sobre esta catástrofe nuclear en Fukushima (norte de Japón) desatada tras el terremoto (8.9 en la escala Richter) y el Tsunami del 11 de marzo de 2011 y empeorada, aún más, por el colapso de estas instalaciones, según estás notas, dedicadas a la investigación de bombas atómicas escondidas aquí. Esto de plano confirmaba mis sospechas.

En efecto, la carrera armamentística en el mundo había sido muy fuerte, sobre todo, en el terreno de las armas nucleares. Estaba claro que bajo cubierta había una furtiva (secreta) carrera armamentística. Entonces, tras estás operaciones secretas, los acuerdos START firmados entre Rusia y Estados Unidos, deberían haber quedado como siempre a la zaga. Por lo demás, es sabido que occidente, encabezado por Estados Unidos, ha estado tensionado fuertemente contra Moscú desde finales de la Segunda Guerra Mundial, aún más, en los años 60-80 del siglo pasado y, ahora, lo está, en esa medida, contra de los llamados países emergentes (BRICS). En otras palabras, la carrera armamentística ha sido constante entre los sanguinarios países imperialistas.

Entonces la retórica en aquella época fue mostrar a Japón como un país pacifico que cumplía al pie de la letra los acuerdos impuestos tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. Se decía que este país estaba equipado con una “Fuerza de Autodefensa” justamente para encubrir la fuerte presencia militar y armamentística estadounidense en su territorio. Era una verdadera línea atómica de contención de lo que verdaderamente maquinaban en la península coreana. Pues allí, en Japón, estaban estacionadas sus mejores fuerzas especiales e incluso su nave insignia “George Washington”.

Japón ha estado probablemente en esto desde la década de los sesenta del siglo pasado. Y, este articulo de, Yoichi Shimatsu, destapa esa situación. Es un gran merito suyo. Sólo que ahora está completamente silenciada.

Cierto, es Vox Populi que la región del Sudeste Asiático es una región absolutamente geoestratégica para Estados Unidos. Japón, Corea del sur, Australia e Indonesia (permanentemente cortejada por Estados Unidos), son parte del eje que enzarza con gran frenesí Estados Unidos, contra Rusia, China y la RPDC en esta región.

Pero las fricciones de Estados Unidos contra estos países no solo han estado latentes con las duras provocaciones en la península coreana, en el Mar Meridional de China, en el Caucaso (Georgia armado hasta los dientes y listo para ingresar a la OTAN) sino también con el escudo Antimisiles en Europa del Este.

También, no podemos pasar por alto, el papel que desempeñó desde un inicio la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA) como instrumento de las potencias imperialistas occidentales. Fue así, cuando Japón en 1976 ratificó el “Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares”, tras haber rubricado en 1970, exigió para tal efecto y, por supuesto, a presión de Estados Unidos, una salvaguarda especial (un caso típico israelí) para evadir cualquier inspección de la OIEA sobre los puntos estratégicos del desarrollo de sus programas de energía nuclear civil. Entonces ahora se entiende, mejor que nunca, por qué se exigían esas salvaguardas (para esto leer: ¿Armas Nucleares en Japón? (en ingles). Autor: Selig S. Harrison. Artículo publicado el 15 de abril de 2011, en: Global Research).

Y, ahora, al parecer, la naturaleza se ha cobrado a los Estados Unidos, aquí en Japón, lo que hizo con sus oponentes en años anteriores. El “caso Chernolbil”, reactor nuclear de Moscú que explosionó el 26 de abril de 1986, al parecer habría sido obra suya, pues, no era una mera coincidencia que esto haya ocurrido, justamente, en los momentos más álgidos de la crisis de este país. Luego, en el caso del gusano informático STUXNET introducido en la Central Nuclear Bushehr de Irán, también, según algunas notas, habría sido obra del Pentágono por intermedio del transnacional alemán SIEMMES que había efectuado los primeros trabajos en esa central.

II CUMBRE NUCLEAR EN SEUL EN LA SENDA DE LA CARRERA ARMAMENTISTICA A FAVOR DE LAS POTENCIAS IMPERIALISTAS

Entre el 26 y 27 de marzo se realizó la II Cumbre Nuclear en Seúl (Corea del Sur). En realidad fue una prolongación de la I Cumbre Nuclear efectuada en Washington en 2010. Participaron, según las informaciones internacionales, cincuenta países, menos la RPDC e Irán, principales países criminalizados por occidente supuestamente por desarrollar programas de energía atómica. ¡Realmente sorprendente!

Pero en realidad fue una cumbre efectuada en una coyuntura especial de la historia de estos últimos tiempos. Cuando las pugnas interimperialista se han acentuado duramente. Cuando las reacciones de Rusia y China a las provocaciones del eje militarista son muy fuertes. Cuando los BRICS tienen su Cuarta Cumbre hoy mismo (28 y 29 de marzo de 2012 en Nueva Delhi, India) donde, se dice, crearán su banco BRICS, a propuesta justamente de India que el Pentágono supuestamente la considera su aliado estratégico (¿?) y en contraposición al FMI y el Banco Mundial y, además, ratificarán la transición a una Nueva Moneda de Reserva Internacional, acentuando sus negocios transfronterizos a base de sus propias monedas, pero en especial, a base del yuan chino, danza en la que incluso tienen coparticipación (¡increíble!) Japón, Corea del Sur, Inglaterra y Francia. Y, a razón de ello, cuando el Pentágono planea activar desesperadamente en la cumbre de la OTAN en Mayo de este año en Chicago, Estados Unidos, su Escudo antimisiles en Europa contra Rusia y China. Y, sobre todo, cuando es real la bancarrota de la economía imperialista estadounidense (con 11 % de inflación, 22 % de desempleo y en un franco proceso de estancamiento económico).

Y, particularmente:

Cuando la RPDC ha dicho claramente que lanzará al espacio un satélite de investigación científica que para los Atilas de occidente simple y llanamente estaría prohibido so pretexto quimérico de ocupar esta región. Es lo mismo que hicieron cuando el líder libio Muarmmar al-Gadafi quiso enviar un satélite al espacio para asegurar a su pueblo de Internet y comunicación satelital, entonces las voraces transnacionales occidentales se opusieron con toda fuerza para salvaguardar sus ganancias.

Cuando Irán, es demonizado también so pretexto de desarrollo de armamento nuclear para quitarle su petróleo y cerrar Kish donde ahora las transacciones del petróleo son a base de renminbi, rupias, rublos, yenes, etc. etc. Es decir, los negocios del petróleo en esta región ya no son efectuados en ficticios dólares ni en euros indispuestos por los Merkel y Sarkozy, intolerables incondicionales de Washington y jurados enemigos de la clase trabajadora europea.

Y, finalmente, cuando con desesperación quieren ocupar Siria utilizando a sus bandas paramilitares fascistas de Al Qaeda y los Hermanos Musulmanes que tienen un mismo cordón umbilical (Pentágono), para quitarle a los rusos la base naval de Tartus y convertir el Mar Mediterráneo en su exclusividad y, todo, por supuesto, para desplegar en el futuro, importantes movimientos estratégicos militares contra Rusia y China.

He ahí el origen de esta II Cumbre Nuclear.

¿Queréis más? Los invito a seguir de cerca los acuerdos en la cuarta cumbre de los BRICS en nueva Delhi, mañana y pasado (28 y 29 de marzo de 2012) y la charlatanería en la Cumbre de la OTAN en mayo de 2012, en Chicago, Estados Unidos y, al que, se dice, no asistirá Vladimir Putin, porque según él, los “acuerdos de caballeros” con Estados Unidos son sencillamente imposibles.