// está leyendo...

Joyitas en la red

Siria ya ha sido invadida

Siria: ofensiva del Ídolo-espectáculo imperialista por seguir materializando un mundo a su imagen y semejanza

Qué mal monstruo, el oso ruso, oponiéndose terminante a los conocidos rescatadores de los pueblos, deseosos de “intervención humanitaria”. “Intervención” donde el lanzar queroseno desoxigenador (asfixiante) deberá preceder a abrir las venas productivas y comerciales de Siria para erigirla como mercado perfecto “importador” de capitales (técnicos, de maquinaria, capital inmueble, patentes sobre factores productivos agrícolas, capitales crediticios, bursátiles, dinerarios de inversión…); esos excedentes cuya sobre-producción y sobre-acumulación le significan “crisis” al Bloque imperialista “occidental”, que ha de esforzarse en paliar.

De todos modos, los rugidos llegan tarde: Rusia anduvo titubeante plantando cara al proceso libio y, karma-dominó geopolítico, Siria está ya intervenida hasta el tuétano precisamente, entre otra baja fauna, por aquella plaga de langostas, con beneficiarios políticos libios “exiliados” made in UK, que se recreaba en asolar Libia por tierra mientras la OTAN lo hacía desde el cielo, y que continúa asolándola.

Desde allí la CIA ha llevado varias de esas camadas a Jordania, Líbano, Turquía. Enclaves estos desde donde se internan en Siria y “operan” junto a energúmenos de la propia tierrita financiados por la república esclavista de Arabia Saudí y por el Sheeih Al-Aruur, pudiente personaje viola-niños con emisión en Riaad vía satélite diaria, quien comunica, a la masa sectaria filo-salahfí y demás fans, sus sueños húmedos de textualmente “hacer picadillo a todos los alawitas de Siria y arrojar su carne a los perros” (es de subrayar que, al decirlo, este sádico pre-pubescente jura por su sagrado dios culminar sus intenciones, de modo que en broma no va).

A añadir, también, a esta multiculti piara, el casi centenar de hispano-hablantes que han sido entrados a Siria a hacer turismo y a defender al débil, como siempre, tal y como vienen haciéndolo por siglos en América Latina: paramilitares colombianos a gogó, Escuadrones de la Muerte, bananeros expertos en contra-insurgencia, entre ellos quienes tomaron parte en la tortura y escarnio al Coronel Gaddafi. El puritito Pueblo, tal y como “nos enseñan” en televisión. Fuentes in situ, de primera mano sobre el terreno, me informan en este instante de que el Pueblo sirio organizando su auto-defensa ha capturado a algunas de estas alimañas en varias localidades del país.

Los mercenarios afganos de la Alianza del Norte entrenados y financiados en su día por la CIA contra los Mujaidines anti-imperialistas, y usados luego contra el talibán, no han querido tampoco faltar a la reaccionaria cita (o sus Amos no les han dejado ausentarse), así que han entrado en Siria desde Irak, donde prestaban sus servicios en la guerra de taifas post-Saddam. Desde Irak han venido también pakistaníes del integrismo otrora domesticado y tele-dirigido por el General Musharraf y los “Servicios” gringos hasta en el arroz basmati con curri. Estos días pasados, los pardillos observadores de la Liga Árabe reiteraron su asombro por haber escuchado, en su “descender a la arena” de Deir Ez-zor, Zalabiie y otras poblaciones del Levante sirio, a tanto “rebelde” comunicándose en pashtun y hasta en urdu. Son cosas de “la Globalización”.

No faltan los arsenales de armas israelíes en el avituallamiento de tan pobrecita gente, así como el cínico engalanamiento, a puerta expresa, de varias webs de Estado donde Israel tiene la franqueza/sinvergonzonería de mostrar con qué diligencia dirige la Royal Force británica los entrenamientos a “los rebeldes” “sirios” y a “su” “Ejército Libre de Siria”. Ello, por no nombrar las bombas caloríficas (calcinamiento selectivo de los cuerpos humanos e intacto el entorno) monopolio USA-israelí y ahora también desarrolladas, “por lo visto”, por los casuals lugareños sirio-fronterizos en un alarde de ingenio popular.

Entretanto, bástele a cualquiera detenerse a googlear unos minutos para ver las centenarias listas de webs y de blogs sionistas, filo-israelíes, judaico-mesiánicas…, que bien podrán diferir en su índole de laicidad, pero desde luego confluyen todas en dar tajante respaldo a “los rebeldes sirios contra la genocida dictadura”, al tiempo que añaden leñita al fuego con la cantinela de “la intolerable pasividad de la Comunidad Internacional”. Y lo propio “condenan” aquí mañana, tarde y noche, día tras día, sus clones de TV3 y su Logia 33, cadenas validas de Goebbels y de su directriz de repetir la mentira tantas veces como haga falta hasta hacer de ella “obvia verdad” en los ojos podridos del rebaño. “¡Hay que espabilar, Fuerzas de Paz, que la cosa va mal…”; presas de nerviosismo, preocupación e impaciencia, no pueden evitarse estos cerdos transpirar su estado emocional latente. Jeje…: y es que el Pueblo sirio, el de verdad, en cuanto toma un arma pisa a las ratas.

¡Cuánto se han ocupado siempre del sufrimiento de los árabes en general y de los sirios en particular (por causárselo y ocultarlo, se entiende) esos revelados amiguitos racistas pujolistas de nuestro pueblo!. En Barcelona, los pluriempleados oenegistas de TV3 difunden las convocatorias lanzadas por “la oposición siria” “pro-democracia”; ésa misma que sale de la mezquita barcelonina con los ojos puestos en la Meca saudí de los señoritos feudales wahabíes, desde donde los Al-Aruur de turno reparten las consignas en favor de no considerar auténticos sirios ni a cristianos ni a alawíes, quienes deberán, textualmente, “respetar la voluntad de los sirios (o sea, de cuatro sectarios apadrinados por simios con barba desde sus Palacios del Golfo Pérsico), o, de lo contrario, emprender su camino (es decir, expatriarse)”. Esta “Voluntad General” de la renaciente Umma pasa en Siria, según esas mismas declaraciones, por cobrar el tributo a los dimmis infieles, impuesto con el que la burguesía sunní comercial, del oro y de zoco espera llenarse los bolsillos si al fin prosperasen sus proyectos de hacer de sí una genuina Casta dominante en el país.

Pero el CNS no descubre la pólvora, pues los Hermanos Musulmanes ya hicieron anuncio de esa misma intención en Egipto cuando formularon sus propuestas para la reforma tributaria, ello sin haber levantado precisamente ronchas, con su propuesta de discriminación ciudadanos-súbditos con arreglo a credo, entre tan magnos paladines periodísticos, políticos y oenegeros euro-yankies de la Liberté, Egalité, Fraternité. TV3, y las demás cadenas, callaron entonces cual putas, preciso momento en que los Capos de la fracción gala de “la oposición siria” trataban de escalar posiciones entrevistándose en París con la franc-judería que le hace de sponsor a Israel y cierra filas entorno al askenazhi húngaro Sarkozy.

Qué decir, por su parte, del elenco de ONGs que se sumó en aquel punto al coro del silencio (Human Rights Watch, Democracy Now!, Amnesty International…): pues que silencian también el hambre que UNICEF implementa en Somalia cuando coopera con los Marines yankies en la quema de los campos de sorgo, a fin de hambrear allí a todo ese Pueblo árabe y, en particular, a la guerrilla anti-imperialista que lucha por la Soberanía Nacional somalí sobre sus propias aguas territoriales, por donde transcurren las tres cuartas partes del comercio internacional del petróleo vía marítima. Y TV3, las alcaldías y sus espacios municipales para la publicidad urbana…, no solamente callan esta realidad, sino que presentan la publicidad de UNICEF para recaudar fondos “contra el hambre en Somalia”. Los incendiarios (y no es una metáfora en relación a los cultivos somalíes) vistiéndose de bomberos ante el mundo.

Mientras, Amnesty International, cuyo Director General en USA (o sea, general mundial de facto) no es otro que el Secretario Oficial de Hillary Clinton, se vuelca en incluir en Google entradas de algo así como “Represión en Siria: ¿por qué el mundo da la espalda? Entra y firma aquí”. Tales entradas aparecen en cabecera y a pie, y subrayadas como lectura preferencial, en la pantalla de quien ha hecho una búsqueda en torno a Siria, y reaparecen en cada página de resultados.

¿Que el mundo calla?. ¿Pero serán jetas ustedes, señorines? Lo cierto es que el discurso prevaleciente ha sido diseñado y omni-difundido por mano y pantalla del mundo imperialista sionista-anglosajón + sus oportunistas pedigüeños de la UE con miedo a salirse del guión y por ende a dejar de recibir crédito y pasar a ser estrangulados aún más por las Agencias de Rating sobre Índices de Riesgo-país afincadas en NY, capital financiera mundial. Pero, más profundamente, no sólo el discurso, sino el propio fondo de hechos y de motivos simultáneamente tergiversados al nivel de la representación, nivel más superficial, pero que da fuelle y “legitimidad” a la prosecución de los estragos reales. Pues el paroxismo de la representación, como lo fue ya en Irak, Afganistán, Libia…, será una vez más proveer “legitimidad” y adhesión al Estrago Supremo otanista sobre el fondo espectacular de haber tergiversado la secuencia de estragos anteriores. Cuando lo humano, la vida, lo sagrado, es objeto de profanación reiterada, las fuerzas profanadoras acaban siendo sacralizadas y su aparición operativa reclamada por “la ciudadanía”. “Cuando la realidad se espectaculariza, el espectáculo se realiza” (Guy Debord).

El numerito de “La Democracia” abstracta y sus bazas políticas reales para el Mundo Árabe

Entretanto, continúa el numerito mediático de consumo de masas, basado en la entrañable y conmovedora, indignante, secuencia: Tiranía/ Multitud en las calles reclamando demo-freedom/ Represión multitudinaria ejercida por cuatro y sus blindajes/ sabotaje de Estado al “periodismo independiente” y obstaculización del “trabajo emprendido por las organizaciones humanitarias”/ Etiquetaje, falso si nos atenemos a las clasificaciones que la Ciencia Política profesa, en términos un “Régimen”/ Demonización de esa Categoría, sesgada por lo demás/ Sanciones varias y bloqueos ejecutados por la ONU demostrando no bastar para meter “al Régimen en cintura”/ Disidencia militar conformadora de un “Ejército Libre” contra “la Dictadura”/ Recrudecimiento represivo y genocidio en ciernes que requiere el STOP por la OTAN, la ONU…

Habría sido de agradecerles a los especialistas de la CIA-MOSSAD-REUTERS-CNN-EUROPAPRESS-BBC-QATARFOUNDATION, y en definitiva a esos tantos Maeses quienes adornan su Temple y su Sinagoga con los portátiles megáfonos árabes de Al-Jazira y Al-Arabiya mientras los coronan con sus eslaboncillos periféricos multicolores cuyos carabinieri de redacción reciben, sin salir del estudio en Sant Joan o en Madrid, los dictados a recitar sobre “lejanas tierras”…; habría sido de agradecerles -decía-, que le hubieran echado imaginación al asunto y se hubieran currado otro guión, al menos para cambiar un poco el libreto de decoración a sus Planes, porque siempre es el mismo. ¡Que para eso les pagan bien las burguesías monopolistas de Estado más acaudaladas y bestias en toda la historia de las sociedades de clases; más surreal-mente inhumanas en aquello que hacen y están dispuestas!. Pero no… Todo lo que han creado es un bucle de lo perpetrado contra Libia, punto por punto, donde incluso el fantasmal CNT libio pasa a tener su troquelado replicante en el CNS, “reconocido” por la Administración Obama como “único representante del pueblo sirio y único interlocutor válido con quien cooperar”.

Por lo demás, y tomando nota del impúdico Striptease senil al que nos fuerzan a mirar, los “rebeldes sirios” ni siquiera se disfrazan ya. Una de cada cuatro banderas por ellos enarbolada en sus “concentraciones” de exhibición, allí donde obligan a salir a punta de fusil a los aterrados habitantes de “sus” barrios-campos de rehenes, es la bandera rojiverdinegra de las ratas mercenarias libias, de los nostálgicos neo-coloniales y de los filomonárquico-liberales (en Economía). Residuos oligárquicos pre Revolución de los Coroneles libios soberanistas, amamantados por Buckingham en su dorado “exilio” UK y aguardando “la restauración de la Libertad”.

Ahora es ésa la bandera del “nuevo” Estado títere tripolitano, donde ya han hecho imperar la Shariia (Código “jurídico” islámico), igual que los Hermanos Musulmanes pretenden instaurarla plenamente en Egipto, en Túnez…, y ahora también en Siria. El vil metal saudí y qatarí ha corrido generoso a los presupuestos de Al-Jazira y Al-Arabiya, convertidas al son de tan dadivoso Zaqaat en el Cuarto Poder para los Hermanos Musulmanes, quienes, con su “Programa” de “Economía Moral” continúan demostrando a sus padrinos anglo-yankie-sionistas ser sus más soñados mamelucos castrati.

En Egipto, desde su cobrada hegemonía sobre la fracción civil en el seno de la Junta político-militar, lo primero que han hecho: Re-asegurar a Israel el “suministro” de gas y de petróleo, mientras han reprimido con artillería los intentos populares por sabotear los canales de ese expolio y de ese mantenimiento energético-militar del Estado sionista; Re-afirmarle a Israel la vigencia del Status Quo firmado en Port Said por el Vendepueblo Anwar Al-Sadaad; Fulminar a golpe de aviación al Pueblo egipcio que, a miles y solidario con el Pueblo palestino reo en Gaza, se encontraba en marcha hacia allí dispuesto a demoler el muro, las alambradas y el espino que lo mantienen inmovilizado al interior de esa franja-prisión (target fácil para los recurrentes bombardeos israelíes). Y, last but NOT LEAST:

Como a la luz de la divina y luminosa Economía Moral, resulta que la competencia, la re-inversión desarrollista productiva…, son impía crematística infiel, entonces los infieles pueden dormir tranquilos, que ninguna potencia nacional naciente va a hacerles sombra allí donde estos infieles pongan en el poder a las almas puras rentistas de los Hermanos Musulmanes. Los Creyentes, al Paraíso, mientras las más de 10.000 patentes francesas sitas en Egipto, el archipiélago de umbrías maquiladoras, los importadores algodoneros yankies para el mundo del fashion y del pret-a-porter, la Bolsa de Chicago y sus exportadores de trigo y de arroz a precios especulativos…, podrán continuar solitos haciendo un Infierno de la fértil tierra bañada por el Nilo. Hermanos Musulmanes: los condotieri políticos de la burguesía burocrático-comercial más dependentista.

Entre tanto, los adalides de “la libertad de prensa” (libertad periodística para invertir copernicanamente la realidad, se entiende), tienen amarga queja porque el gobierno sirio no les deja entrar al país a montar su película por ellos mismos con sus profesionales equipos high-tech. Ya lo decía Lenin: “La libertad de expresión empieza donde acaba la libertad de prensa”, y esos ciclópeos Monopolios de la manipulación de masas vuelven a usar esa libertad suya allí donde sí se la protege (pues con ese uso la prensa está protegiendo a sus protectores): “El gobierno sirio bloquea la entrada de periodistas”, afirman, dando un giro de tuerca a esa embaucación que tienen programada para nosotros. Bueno…: más de 140 corporaciones extranjeras hay presentes hoy en Siria entre cadenas, periódicos y agencias informativas. Pero lo cortés no quita lo valiente: Al-Jazira, Al-Arabiya, la CNN y los comensales locales que se limitan a re-emitir obedientes los montajes recorta-y-pega emitidos por esa tríada (Mossad televisivo)… Go to Holywood together!, que a él pertenecéis.

Sin embargo, estos terroristas gore de la claqueta y el maquillaje saben arreglárselas bastante bien haciendo su profesión. Así que presionan la tecla del apuro subsistencial en que se ha traducido en Siria tanto el bloqueo (medicamentos, piezas y recambios, compra de petróleo, cuya salida al mercado se ha reducido a 1/3 del volumen exportado antes de iniciarse toda esta agresión…) como, sobre todo, el pánico de los sirios a los mercenarios y a los fanáticos integristas, confluyentes ambas Variables en una monumental mengua de toda actividad económica rallante en el “apagón general”. Entre gentes humildes se ha extendido la noticia -cierta- de que las Agencias del Imperialismo pagan, aunque unos pocos cientos de euros sea, por enviar filmación con supuestos “estragos causados por el ejército”. Así que preparan las escenas y filman sus historietas a la salsa de tomate. Hay quien ha llegado a auto-amputarse (se paga mucho más) o a la auto-lisis (da más realismo; se paga más). De entre los parias de la Tierra sigue reclutando el Imperialismo a su “ejército de Fuerza de Trabajo de reserva”, no tan sólo productivo, sino que, vemos, también ideológico-reproductivo: y es que el show must go on.

La Liga de los Golfos

Siria y la Liga Árabe han protagonizado en el transcurso de las últimas semanas un flirteo lúdico de ratón y gato, donde el gato, contra las apariencias difundidas por tanto reino de la libertad de prensa, ha sido el gobierno sirio, “persiguiendo” a la Liga con invitación de “pasen y vean”, a lo que la Liga ha venido contestando evasivamente como falsa prometida. Veamos: este periodo ha venido correspondiendo, en teoría, a la Presidencia palestina de la Liga, pero los perros sion-colaboracionistas de la Autoridad Nacional Palestina tuvieron a bien ceder esa Presidencia a Qatar y así poder respaldar/perpetrar sin complejos, en casi consenso y con el patrocinio estelar de la QATAR FOUNDATION, el genocidio contra Libia y la velada invasión mercenaria actual sobre Siria; no fuera la imagen “amistosa” de la ANP a resentirse aún más y muchos empezaran a verle las orejas al lobo bajo el manto de cordero. Así que los líderes de la burguesía palestina, enemigos de su Pueblo y de todos los Pueblos árabes, procedieron a quitarse prudentemente de en medio evitando hacer de malos, y los qataríes desde su cargo asumido se pusieron a hacer maldades sin velo y sin causar sorpresa entre las masas espectadoras árabes.

El primer paso de la Liga Árabe fue “ofrecer” a Siria un plan “de observación” que debía servir de tapadera al libreto de fábulas “sobre la situación del país” que los perros Golfos habían escrito de antemano y tenían bajo la mesa. Las condiciones ofertadas fueron descritas pensando en la no aceptación por parte de Siria y así disponer de la coartada para sacar a relucir el libreto directamente (aduciendo que Siria escondía la realidad a los observadores pero que ésta había sido confidenciada por “el Pueblo”, “los disidentes”, “los militares libres”, “los medios libres que habían conseguido escurrirse y hablar con la población”…).

Así, y ante “el constatado desdén sirio por el papel de la Liga Árabe”, los perros y sus Amos podrían dar juntos un salto cualitativo a la escalada de acontecimientos, recogiendo la ONU el balón y estándose ya más cerca de la anhelada cúspide OTAN/Cascos Azules. Pero, oh sorpresa, Siria aceptó la propuesta. Syntax Error, cortocircuito. Ello dio pie a que la Liga modificara las condiciones (las endureciera) y le presentara otro cuadro, que fue también aceptado, y, al final, ruborizados por estar mostrando ya demasiado el plumero, los gobiernos árabes envían a la delegación de observadores.

Estos, obviamente, no corroboran sobre el terreno el amasijo de mentiras de que el libreto se compone y sus declaraciones no pueden más que diferir al menos parcialmente del cuadro que sus avalistas políticos árabes les habían encargado pintar. Tal inesperada disonancia se junta con al menos tres “sucesos periodísticos” con mayor o menor trascendencia en prensa dominante “occidental”: 1º. un periodista de investigación que trabajaba para la BBC se sale del redil y asegura contar con documentos militares probatorios de cómo el “Ejército Libre de Siria” es una co-creación “de Inteligencia”, en gran medida del M16 británico. 2º. Una periodista de Rusia Today llega a Damasco, y después visita varias otras ciudades sirias, esperando encontrarse con lo descrito en los informes de prensa circulantes (las masas populares insurrectas siendo castigadas por la represión militar y tal…). Pero no ve por ninguna parte a la supuesta Primavera multitudinaria de protestas y empieza a hacerse preguntas. 3º. Un periodista francés viaja a una “zona caliente” junto a una comitiva de colegas a filmar la película de “las pacíficas masas”. El gobierno sirio les advierte que deben, por su seguridad, llevar casco y chaleco antibalas, así como permanecer tras los efectivos del ejército llegados a la zona para proteger a la población asediada por los mercenarios y los quintacolumnistas. Los periodistas contestan que nada de protección, porque van a estar presentes en todo momento del lado “de las víctimas”, “del Pueblo manifestante”. Total: desde la propia “retaguardia” de los periodistas, uno de los “manifestantes” agarra un lanza-cohetes y dispara un proyectil, que atraviesa la franja delantera de los escudos humanos civiles que estos matarifes sacan en sus ofensivas armadas, resultando muerto uno de los periodistas, entre otras personas. “Daños colaterales a un mal cálculo de latitud”. En medio de la batalla desatada, algunas personas logran refugio en la azotea de un edificio, y allí suben también algunos de esos periodistas. Pero las ratas bombardean con cohetes y mortero una escuela pública (pues no consienten las escuelas públicas por ser laicas y no coránicas, descargando frecuentemente su Terror contra ellas). La onda expansiva se propaga por la azotea en cuestión, desplazando con violencia a una mujer, que choca con otro periodista y le hiere.

La Liga se disgusta por los informes que emiten sus propios observadores y entre bastidores decide retirarlos de Siria. Como alguna excusa tienen que dar, sus cuadros encomiendan a sus cachorros intensificar el terror e incrementar los asesinatos, para luego poder anunciar cómo los observadores habrían tenido que abandonar Siria para preservar sus vidas de las matanzas militares indiscriminadas y de los tanques que operan “a saco”. Los saudíes son los primeros en retirar unilateralmente a su observador. Al poco, los qataríes anuncian querer hacer lo mismo “con objeto de protegerle” la vida al suyo. Paralelamente, el gobierno sirio insiste en prorrogar durante un mes la estancia de los observadores, a fin de que puedan culminar su trabajo, propuesta que la Presidencia qatarí rechaza.

Al final, la Liga pasa página y procura la salida de los observadores, entre quienes algunos ya han sido imputados de ocultación y de negligencia por leguleyos, picapleitos y jueces. “En el mundo realmente invertido, la verdad es un momento de lo falso” (Guy Debord). Como colofón de cinismo, la prensa imperialista hablará de “fiasco de la misión de la Liga Árabe” por haber sido saboteada y no haber podido operar con garantías (aquí la elipsis va, claro está, por el gobierno sirio y el ejército). Garantías de seguridad mínima rotas, sin duda, pero, ¿por quiénes en realidad?

De monos, sionistas, otano-izquierdistas…, y sus loados fascistas

Disimulando la congestión en su sebosa cara, el Mandril de Qatar ha pedido hace días, preso de nervios, intervención militar inmediata contra Siria: las cosas no les salen, no bastando ya con la presente intervención armada, que no es poca cosa, y en parte deberán responder algún día de ella los qataríes, con años a sus espaldas preparando a tal ejército de sicarios (sí: no se conforman con patrocinar al Barça-Caixa de Pensions).

Pues nada…: han hablado los monos. ¿Qué dicen las personas? El semi-antropoide político de Líbano, Walid Jumblatt, nada sospechoso de tomar distancia con el deje colonial de “afrancesamiento”, ni tampoco de simpatías hacia la actual línea siria de soberanismo anti-imperialista, al tiempo que eterno “denunciante” de las posiciones iraníes solidarias con la resistencia libanesa, se ha apresurado a desaprobar “cualquier injerencia hacia Siria”. El personaje se las ve venir: si Siria cae, con Hezbu Allah sub-abastecida y privada de ayuda ante un ataque, Israel campará a sus anchas aniquilando a la resistencia nacional-popular y el mapa libanés será hecho trizas -nuevas taifas con hegemonía islamista/laissez-faire financiero e inversionista, lo que significa de marcado vasallaje a los anglosajones.

Ello, si no es que la entidad sionista ocupa directamente el sur del Líbano con ansias de limpieza “étnica”-repoblación (al fin y al cabo, Sidón, Biblos, Tiro… son parte del mítico mapa bíblico del Ertz Israel), mientras destruye el resto del, así llamado en la Torah, “País de los cedros”. “Pues hemos de arrasar a fuego el País de los cedros hasta que no quede en sus bosques madera suficiente para construir un solo navío”. Así dice la Torah. Con este tandem entre teología y Razón económica, que el gobernante libanés ve asomar en el horizonte, ganan las finanzas imperialistas judeoanglosajonas y el sionismo laico, quienes le quiebran dos patas al trípode libanés-sirio-iraní opositor frente a sus planes de re-ordenamiento económico regional, tanto como ganan también los judeomesiánicos, quienes se ven dando pasos aproximativos al Armaghedon con ese sagrado cumplimiento aniquilatorio. Capitalismo y meta-ideología talmúdica: una vez más, Bodas de sangre.

La falaz asociación de identidad que la izquierda otánica realiza entre los llamados “desertores y rebeldes” y “el Pueblo sirio” (en abstracto, considerado éste último a lo monolito), no deja de ser risible; propaganda bélica de baja estopa. Confluyen ahí esos “izquierdistas” -¡oh, jugadas del inconsciente!- con Hillary Clinton, quien no reconoce a mi pueblo más que en el CNS (esto es: en el fondo más que en sí misma y en la ingeniería político-social USA que pre-fabricó a tal organismo).

Ahora bien: cuando esos “izquierdistas” otánicos prescinden de identificar aquellos conceptos en la síntesis abusiva de “el Pueblo en rebeldía”, y se ciñen a considerar a “los rebeldes” como del pueblo, entonces estamos ante una premisa de obvia certeza si es concebida desde la dimensión socio-económica. “Del pueblo”… ¡Pues claro! (descontando el 80% de componente mercenario externo, pequeño matiz). Ergo: “Los soldados que les combaten son enemigos del Pueblo”… ¡Pues falacia!. También eran “pueblo”, de extracto, muchos entre los falangistas y el Requeté. ¿Eran por ello la República y su Ejército Popular enemigos DEL Pueblo al combatir a esas bandas paramilitares de apoyo al alzamiento militar fascista? ¿Acaso los proletarios y campesinos atacados y asesinados por los terroristas con camisa azul no eran también del Pueblo? ¿Cometieron acaso un crimen contra el Pueblo los mineros asturianos que convocados por la República y barrenos a la espalda llegaron a Toledo a volar el Alcázar con los fascistas dentro, quienes se habían hecho fuertes en intramuros al mando del General Moscardó? No pocos sublevados procedían del Pueblo, pero, ¿le servían?. ¿A quién servían realmente, sino al imperialismo de los Churchill, los Mussolini, los Roosevelt, los Rockefeller (John D. ya moribundo en aquel 18 de Julio, pero jodiendo aún hasta estirar la pata), las TEXACO, las IT & T, las Siete Hermanas petroleras…?, igual que al imperialismo sirven hoy “nuestros” facciosos sectarios pro-saudíes.

Cuando las huestes del fascismo teológico-sectario toman los barrios y provocan el éxodo de los habitantes que “no comulgan” con el brebaje retardatario y rotundamente entreguista de la patria que tienen preparado, junto al embudo, para la garganta de todo el Pueblo -o provocan el éxodo de los “infieles”-, ¿no debe el tanque demoler los muros?. ¿No debe el tanque, sin ahorro de plomo, servir al Pueblo contra la opresión imperialista y sus quinta-columnistas del interior?

¿Cómo llamar, sino fascista (tal y como ha acertado a calificarla Fidel Castro hace pocos días), a esta ofensiva imperialista que, buscando la re-ordenación político-productivo-comercial de Siria manu militari “internacional” si se hiciera preciso, se dedica a desplegar por el territorio a auténticos extintores paramilitares de la vida nacional, quienes a diario vuelan puentes, gaseoductos, oleoductos, centrales energéticas, almacenes…, atacan aeropuertos…, sabotean vías de comunicación…, a fin de postrar a Siria en la debilidad y la indefensión en el momento de hacerse real la hipótesis intervencionista directa?

En consonancia a este mismo plan de minar -de acoso y derribo-, atacan también a las Fuerzas Productivas humanas, entrando en los hospitales y asesinando a médicos, profesores, ingenieros, técnicos, agrónomos, investigadores científicos…, en alarde de siniestro preludio al “modelo” fundamentado en la total pasividad de fuerzas, en la parálisis de desarrollo productivo y en la absoluta dependencia, que espera a Siria de triunfar el proyecto hegemonizador, red tendida por el Bloque sionista-anglosajón.

Siria, a pesar de la parcial desarticulación de su otrora potente tejido industrial, sigue teniendo, por ejemplo, su compañía nacional del gas -sin participación de los monopolios imperialistas del sector-, y es un país que continúa produciendo el 70% de los medicamentos que consume, además de exportar. Esto no lo pueden permitir ni laboratorios farmacológicos, ni monopolios de la petroquímica, ni gigantes de la sanidad bursátil franceses, alemanes, suizos, canadienses…, pues a todos ellos su viejo “mundo de inversiones” se les ha quedado ya pequeño.

Estos fascistas, con su Terror Blitzkrieg suministrado constantemente al Pueblo a dosis de caballo, han estado intentando sumirlo a éste en la postración, en el derrotismo, en la extenuación de fuerzas morales, psicológicas y emocionales, en una muerte clínica social, con depravado objeto de drenarle su voluntad tornándolo maleable a una invasión militar posterior; o incluso tratando de fomentar la rendición “de opinión pública” ante “las evidencias” de “la necesidad” de una “intervención de paz” que restaurara el orden y acabara con la odiosa incertidumbre diaria de supervivencia. Y así pre-fabricar la ulterior “petición popular” que se estime dirigida al envenenador para que éste venga a proporcionar su más tóxico aún “antídoto”.

Estos fascistas, allí donde no pueden llegar, aposentarse con su “infantería” y hacerse dueños (es decir, poco más allá de ciertos pueblos que han ocupado, fronterizos o semi-fronterizos la mayoría, y de las ciudades medianas donde han tomado algunos barrios), no dudan en detonar coches bomba o a suicidas contra edificios civiles laborales habiendo causado ya sólo en Damasco más de 1.700 víctimas entre muertos y heridos. Ni en pueblos ni en urbes la gente del pueblo se atreve a salir a comprar el pan y ni a ganárselo, no mereciéndoles la pena, por lo demás, aventurarse a ello, pues total se lo acaban robando.

Cuando ellos decretan sus “jornadas de cólera divina”, los lugareños deben cerrar sus tiendas o las queman, desmontar sus paradas de mercado, o arrasan con ellas. Y todos los habitantes de la zona están obligados, estén de acuerdo o no, a salir a hacer el paripé de “la manifestación popular”. De lo contrario están fiambres. A las mujeres no se las ve mucho, o como máximo las segregan a parte en sus “demostraciones”, en bloque junto con los niños puestos en paquete, cintas anudadas a sus cabecitas. Ni una sola mujer se ve sin Jiyab; sea cual sea su creencia y culto la mujer debe llevarlo. Pequeño anticipo que nos sirve para dimensionar a estas menudas “Zonas Liberadas”, tal y como las denomina el periódico británico-saudí en árabe Al Sharq Al wasat (“El Oriente Medio”), en un país laico (hasta el momento) donde la mujer no se tapa el cabello si no es por inclinación o empujada por su propio contexto de creencia.

Al ir al encuentro del ejército, caminan todos juntos y revueltos, gentes desarmadas y sicarios de incógnito. De repente, los últimos empiezan a disparar camuflándose entre el gentío empleado como escudos y como despiste, de modo que los soldados se defienden como pueden. Eso deja una alfombra de muerte en las calles. La prensa imperialista y filo-imperialista viene luego a contarnos que se trata de víctimas de la represión del ejército.

Estos fascistas cruzan el país tirando al azar; practicando la política del miedo mediante el asesinato indiscriminado. Intentan fijar a la población, hacerla controlable, recluirla, mientras disparan contra autocares y micro-buses en carretera. Entran a los hospitales a rematar a los chavales soldados (a quienes la prensa imperialista llama tendenciosamente “militares”, adjuntando el término en la ecuación latente “represión militar”; pero no se trata de militares, sino de soldados, hijos del Pueblo, que intentan liberar a éste del secuestro sufrido).

En los barrios urbanos la gente huye a cientos, dejándoles sus casas a estos fascistas, quienes las convierten en casas-cuartel y búnkeres desde donde acumular sus arsenales y preparar la muerte. Si las personas consiguen armarse y tratan de hacerles frente, al Pueblo resistente lo llama, la prensa imperialista, “francotiradores del Régimen”.

Los niños no pueden ir a escuela: las queman, bombardean, ametrallan, por no enseñarse allí vertebrando la materia a partir del Corán, es decir, por ser escuelas públicas para todos los sirios, en lugar de escuelas islámicas.

En el pueblo de Qattina, a orillas del lago de Kadesh, testigo de la milenaria batalla entre egipcios e hititas, estos fascistas han matado a varios sirios por ser de religión cristiana ortodoxa, mientras en Homs, los alawíes abandonan su ciudad y hasta la propia Siria. Y son sólo dos ejemplos entre decenas de miles de casos. Después hace, la prensa imperialista, demagogia con la cuestión de los refugiados “de la dictadura”. Sí, y tanto que los hay: la gente tiene pánico y se va si puede. ¿Pero qué es aquí la dictadura?

Admito, a la luz de todo esto, que cuando veo imágenes de esos chavales uniformados y fusil al hombro -flor del Pueblo-, a quienes mentirosamente la prensa imperialista en su reparto cinematográfico de roles tacha de “militares represores”, traspasan mi espíritu -que es materia histórica- mezcolanzas de emociones y sentimientos: miedo, tristeza, melancolía, preocupación, esperanza, compasión, solidaridad, orgullo, camaradería… Porque me emociono al verlos, con sus cascos verde-olivo y subidos al remolque de los camiones, alzando el puño cerrado ante la cámara fotográfica. Rostros llenos de amor, de serenidad, de razón, de sociabilidad. Y recuerdo imágenes de otros proletarios, que levantaban ese mismo puño cerrado en el 36, alertas para aplastar al fascismo y latiendo un mundo nuevo en su corazón. Hoy como ayer, las ratas ni las hienas a quienes esas ratas preparan el terreno, “No pasarán”.

“Comunidad Internacional”, Nacional-socialismo mundial (y sus angelicales organismos)

Bush era un sarnoso, un cuatrero western made, afilando los colmillos y pasando los cuchillos a través de su paranoica lista “Eje del Mal”. Y lo mismo fueron sus ayudantes de Cámara evangélico-calvinistas, crédulos de su Misión nacional; la que corresponde al Pueblo Elegido operando desde una segunda Tierra Prometida ya limpia de paganas impurezas indígenas. O al menos…, así en su día vilipendiaba a Bush la prensa “progre” (del Progreso imperialista, se entiende: ¿o acaso bajo el capitalismo mundial pudiera haber “café para todos”?), tomando los masto-saurios políticos de la izquierda demócrata europeísta la batuta de ese coro, y siendo los arreglos de “distorsión radical” incorporados por cientos de chiringuitos pseudo “marxistas” que en el lugar de responsabilidad correspondiente a la democracia imperialista como Categoría política determinada en su ser y en su actuación, ubicaban sin sonrojarse a “el loco de Bush” y sus contingentes delirios.

¡Pues quién lo diría ahora…!, en mitad del presente revival talmúdico sobre Siria, el Mal y la transubstanciación video-montada en tanques que disparan a -dogma de fe prensil- “la Población”, víctima abstracta.

Vistas las cosas con “perspectiva histórica”, pasa lo que tenía que pasar, y la ignorancia acaba rindiendo pleitesía a “la locura” (razón, en realidad; la del “hombre perfecto” consumando con su acción la racionalidad económica que lo produjo a él y que se abre camino a través de ese político-canal). Pues resulta que a los privilegiados y mansos ojos del hemisferio civilizado del NS mundial -aquél sito arriba y a la izquierda-, Bush debía de tener bastante razón al fin y al cabo con alistar a Siria en su tablatura de moralidad y Tiniebla…, a juzgar por los miles de “artículos” de prensa, de “noticias” y de “opiniones” fabricados para plantar y alimentar un imaginario “público” que pida caña militar heavy “contra las masacres y por la protección de los débiles” O un imaginario que al menos calle sin diferir; confuso e inseguro ante un cerco y agresión unilaterales que a los espectadores se les hace creer “choque de fuerzas relativas, arbitrarias todas y sin orden de Razón entre ellas”.

Claro que esa expresión de “Eje del Mal”, mitad Marvel Comics mitad cazador presbiteriano de brujas en Nueva Amsterdam, es y siempre ha sido una expresión demodé si tasada al gusto “post-moral” de la izquierda imperialista (socialdemocracia) y la ultra-izquierda cripto-imperialista (“nueva izquierda” cocktail de “movimientos sociales” au detail, arco liberal-libertario “alternativo”, trotskismo variopinto).

Además, los maquilladores-remodeladores-renovadores tienen que cuidar con cautela el antagonismo formal que encubre la identidad de posicionamiento objetivo –lugar compartido en la estructura imperialista tan necesitada de drenar un enésimo paraje más– y a la par encubre la unicidad de posicionamiento subjetivo –“¡Comunidad internacional a democratizar y a portar Justicia!”, o “¡al rescate de la Revolución en Siria!”–, según cuál sea el sector de tele-consumidores destinatario en el mercado ideológico. No haya demonios “contra el mundo”, sino déspotas contra “su gente”, quienes habrían de estar escuchándose solamente a sí mismos.

En contraste a la película de Bush caída en descrédito, a lo que había ayudado la maquinaria político-mediática al servicio de aquella “parte de la Comunidad Internacional” que resultaba huérfana de beneficio y, más aún, lesionada en su competitividad con el yankie por sorber los despojos del mundo, hoy la “Comunidad Internacional” es una entidad que ya no se defiende, sino que defiende angélico-guardiana a una exterioridad (“particularismo”, “respecto por la autodeterminación”) de la que dice sentirse vinculada y solidaria (“universalismo” en la ideología; sistemismo mundialista en la estructura objetiva o Cadena imperialista).

En Túnez, Egipto, Libia, Siria…: “de masas” o netamente (para)militar según el caso, y siempre más artificial que el HAARP como mínimo en su traslación a la política interlocutora, habemus Primavera del fundamentalismo retardatario, vende-pueblos, burocrático-rentista, comercial-importador y, en fin, hondamente dependentista-parasitario de las Potencias parásitas.

Comisiones de Derechos Humanos, Inspectores de la ONU, Observadores de la Liga Árabe… y en fin las Organizaciones Humanitarias o periodístico-humanitarias (emulando casar con esto último, pobre Sócrates, a la ética con la verdad) encarnan el paradigma metodológico de representación del horror previo al acto triunfal de la humanidad que, “interviniente”, entrega a lo particular “su” libertad. Auténtica siembra e irradiación, ahora sí, de horror uránico por tierra, mar y aire, que pone las bases “económicas de apertura” a la prosecución del horror imperialista universal una vez allanada la “des-armonía” tenida por particular.

Pues, no nos engañemos, tal libertad es exactamente ésa por la que Reagan loaba a la “Contra” nicaragüense cuando llamaba a esos mercenarios “fighters for freedom”. Curioso Eterno Retorno (almibarado, cívico, “internacionalista”, colorido y hasta colorado Reciclaje previo de formato, eso sí) a los “Grandes Jefes”; a esos “hombres perfectos” que mejor abanderan y pregonan, desde sus azoteas de “locura e irracionalidad”, las ideas-matriz con que el sistema mercantil auto-idealiza su funcionamiento racional y su “necesidad progresiva”, sistema que por algo aúpa hasta el bastón de mando a tales personalidades.

Así, a la ficha en el tablero contra “el Eje del Mal”, rezumante de una sospechosa e intragable cantinela amenazatoria “al orden y a la seguridad internas, a los valores de nuestra Civilización y a la posición de América en el mundo”, viene a sustituirle la figura del “Estado” masacrador, o, mejor, del “Régimen” (no fuera que el ciudadano consumidor de broadcastings extendiera “abusivamente” su rechazo a la Categoría genérica de Estado y la necesaria adhesión “al buen Estado democrático, el de todos”, resultase enmotada). Figura moldeada en tanto que “bunker de villanos” por esa maquinaria de producción de la transigencia poblacional con el NS mundial y con su ingeniería política de los territorios, poblaciones, obediencias y circulaciones de riqueza. De la Psicología preventiva a la guerra preventiva.

Son, estos, unos “villanos” sobre quienes no se pone ya el acento en su condición de “amenaza para el mundo, la paz mundial y los ordenados trasiegos y transacciones de la cotidianidad ciudadana civilizada”. Cualificación que sería, en su fondo y precisando que se trata del orden mundial imperialista, la paz imperialista, su esclava cotidianidad y su nazi-huxleyana civilización, una cualificación rigurosamente cierta. Pues efectivamente estos “órdenes dentro del Orden” son un obstáculo intransigible para la cerradura que, al círculo mundial, necesita darle el orden imperialista de vocación inexcusablemente Totalitaria: dadas sus contradicciones productivas y su necesidad de superarlas, el capitalismo de la Época decadente, el Imperialismo, tendencialmente es todo o es nada.

Sino, en cambio, “villanos” que más bien habrían de serlo por “genocidas que masacran a su pueblo e ignoran la voluntad de las masas, sometidas en sus deseos de millonaria amplitud por una camarilla de armas y de vigilantes”. Imagen ésta última que goza de mucho mayor impacto, credulidad y espanto que la anterior entre las propias masas –éstas sí, de mente constante y sofisticadamente patrullada–, por casar mejor con las ideas hoy vulgarmente dominantes de “desarrollo territorial relativo” y de democracia entendida por “libertades que dan oportunidad de decir cada uno la suya en un sistema de decisiones radialmente difuso a través el espectro poblacional”. Así como por casar mejor también con el hondo analfabetismo masivo sociológico y geopolítico en torno a la supuesta esfera nebulosa de un “Otro” más o menos “alejado” e imprecisamente desgraciado por “abandono a su suerte”, negligencia demócrata de libération.

Por esas vías suyas, antes de arrojar sus bombas sónicas, caloríficas, de fósforo blanco, de carga atómica…, los amos del Planeta-Bolsa han lanzado ya su Moraleja educativa: a gobernantes pasivos y fríos, insensibles al sufrimiento y de espaldas a sus compromisos, habría que presionar “desde abajo” para que cerraran la puerta de la política a “mezquinos arreglos” y la abrieran a la “Justicia Internacional”: es la antigua escena del César fingiendo distracción mientras deja a la plebe creer que, vociferante, está recordándole a éste ocuparse de bajar el pulgar. Pueblos vividores de otros, de su sangre, sudor y lágrimas, clamando, indignados y sin saberlo, por pisarles la cabeza que tímidamente osan levantar y por sajarles desde garganta hasta vientre: “en solidaridad, por humanidad, para defenderles”.

Comentar este artículo

Comentarios

1 Mensaje

  1. Siria ya ha sido invadida

    Buenos días Sr.
    Me llamo Jorge Filatov. Soy productor de la cadena rusa internacional RT departamento español. A nosotros nos gustaron y interesaron mucho sus artículos en diferentes sitio. Nosotros quisiéremos hacer una entrevista con Usted. Podría Ud escribir para mi correo gafilatov@rttv.ru , georgefilatov@gmail.com

    por Jorge Filatov | 10 de febrero de 2012, 07:28

    Responder este mensaje