// está leyendo...

Análisis de interés

¿Cúal es la acción que resulta verdaderamente responsable para el pueblo sirio?

El Consejo de Seguridad de la ONU celebró el sábado una votación sobre el proyecto de resolución acerca del problema sirio. China, que persiste en su posición de principios de resolver el problema de manera pacífica y política y mediante diálogo, vetó junto con Rusia el proyecto.

La situación siria se desarrolla de mal en peor y sigue en ascenso el número de civiles muertos. El que China haya votado en contra del proyecto del Consejo de Seguridad no significa tolerar el continuo empeoramiento de la preocupante situación, sino demuestra la actitud responsable por los intereses fundamentales del pueblo sirio. Actualmente la situación siria es muy complicada. Aparentemente, el apoyar a uno de ambos rivales y presionar al otro ayudaría a presentar oportunidades para resolver el problema. Pero en realidad esto va a formar otra desgracia oculta.

El acontecimiento de Libia constituye un ejemplo negativo que puede servir de lección. Los países miembros de la OTAN abusaban de la resolución del Consejo de Seguridad sobre la zona de exclusión aérea en Libia para prestar apoyo de fuego a uno de los rivales en el país. ¿Ha hecho realidad la idea inicial de proteger a los civiles? Como consecuencia, los coflictos causaban daños a los civiles y se hacía más desastrosa la sanguienta guerra civil. Todos los que tienen un tanto de conocimientos militares no dudan de este hecho trágico.

La promoción de la resolución pacífica de los conflictos en el seno de un país constituye una medida efectiva para impedir la extensión de la violencia y también contribuye a sentar cimientos sólidos para mantener la estabilidad perdurable en el país referido. El apaciguar la violencia con otra semejante no logrará una paz duradera.

Para la más poderosa alianza militar del mundo, no es nada difícil cambiar el régimen de un pequeño país recurriendo a la guerra. El caso es que el gigante foráneo se retirará tan pronto como se acabe la guerra. No puede cumplir la misión de primordial importancia como la de proteger la seguridad de la vida de los civiles aún cuando permanezca algún tiempo en el referido país. El desástre ocurrido en Irak y Afganistán es suficiente para aguzar la vista de la gente. Al parecer, la recurrencia a la fuerza para impedir la catástrofe humana tendría una justificación altisonante incluso bajo el disfraz de justicia y responsabilidad. Acaso ¿no constituye una catástrofe los incesantes ataques y explosiones que han continuado más de una década tras el cambio del régimen? Los países miembros del Consejo de Seguridad deben tomar en cuenta las posibles consecuencias y abrigar más respeto y cautela para resolver las revueltas de cualquier país.

Actualmente hay personas que sostienen que han obligado a Siria a cambiar su gobierno basándose sobre el respeto a la aspiración del pueblo sirio a la democracia. La opción de su gobierno constituye un derecho democrático del pueblo sirio. Sin embargo, el odio y escisión siempre sirven de yugo inevitable para todos los gobernantes. No importa quiénes formen el gobierno, éste tiene la obligación de salvaguardar la estabilidad estatal y proteger la seguridad de su pueblo. Es indispensable la reconciliación nacional para alcanzar este propósito. ¿Porqué no lo hacen cuanto antes, ya que todos volverán finalmente a la concordia nacional? ¿Acaso, sería más fácil lograr la reconciliación mediante la concruenta masacre?

Hay que hacer el cien por ciento de los esfuerzos para la resolución del problema, aún cuando exista solo un resquicio de esperanza. Es necesario que la comunidad internacional conceda más oportunidades para la paz, lo que demostrará una actitud auténticamente resposable ante el pueblo sirio.

El principio de la Carta de la ONU consiste en la salvagurdia de la paz y seguridad internacionales. La organización es capaz de impedir la agresión pero no obligar a un país a cambiar su régimen. En la primavera de 2003, cuando Estados Unidos aconsejaba que el Consejo de Seguridad le autorizara para lanzar ataques militares contra Irak, el enconces secretario de la ONU, Kofi Annan, dijo que él conocía que había personas en el Capitolio de Washington que abrigaban diferentes opiniones sobre el problema iraquí, lo que no le interesaba. La ONU no está competente para cambiar el presidente de un país y esto es ilegal para esta organización, según afirmó Annan.

El impulsar la resolución pacífica del problema sirio y promover el desarrollo de la situación del Oriente Medio hacia la estabilidad constituye la consecuente posición de China. Esto corresponde a los intereses fundamentales del pueblo sirio y también muestra el alto sentido de responsabilidad por la paz mundial que abriga China como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU.


http://spanish.peopledaily.com.cn/3…

Ver en línea : ¿Cúal es la acción que resulta verdaderamente responsable para el pueblo sirio?